ActualidadActualidad Internacional

Tribunal de EEUU condena a 18 años de prisión a los sobrinos Flores

Efraín Antonio Campo Flores, de 31 años, y Francisco Flores de Freitas, de 32, sobrinos de la primera dama de Venezuela, la senadora Cilia Flores, fueron sentenciados este jueves a 18 años de prisión y una multa de 50 mil dolares.

Los sobrinos presidenciales fueron hallados culpables en noviembre del 2016 de conspirar para importar a EE.UU. 800 kilos de cocaína y serán sentenciados por Crotty el próximo jueves.

Los sobrinos de la primera dama, Cilia Flores, serán llevados al estado de La Florida para pagar su condena.

https://twitter.com/maibortpetit/status/941420329892794373

La sentencia de Campo y Flores fue pospuesta en varias ocasiones y la defensa intentó sin éxito anular el juicio en que fueron hallados culpables, restando credibilidad a los principales testigos, que colaboraban con la DEA y que ahora están presos, también por tráfico de drogas.

Estaba previsto que la sentencia fuera impuesta por separado pero a pedido de la defensa, los primos escucharon su condena juntos, en la misma audiencia.

La sentencia fue impuesta por el juez Paul Crotty en una abarrotada sala del tribunal federal para el distrito sur de Nueva York, donde los primos estuvieron acompañados de sus abogados.

La fiscalía federal había pedido al juez que impusiera una sentencia no menor a 30 años de prisión para los venezolanos y multas entre los 50.000 y los 10 millones de dólares.

Los dos venezolanos fueron detenidos en Haití el 10 de noviembre del 2015 por agentes de la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA) y traídos a Estados Unidos para enfrentarse a la justicia de este país.

Habían viajado a Haití en un avión privado y con pasaporte diplomático para ultimar detalles con su contacto para mandar la cocaína, que sería enviada desde Venezuela a Honduras y de allí a Estados Unidos.

Desde un primer momento la defensa cuestionó la forma en que ambos fueron entregados a las autoridades estadounidenses, alegando que se violaron los derechos de sus defendidos.

Estaban presos en una cárcel federal de Manhattan, cerca de la sede de los tribunales, la misma donde se encuentra el narcotraficante mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán.

Durante el juicio, la Fiscalía presentó fotos de las reuniones que los entonces acusados sostuvieron en Honduras y Venezuela con dos informantes de la DEA, padre e hijo.

Según las autoridades, los dos venezolanos habían conspirado para transportar cocaína a Estados Unidos desde agosto de 2015. Los primeros contactos con los informantes de la DEA se produjeron a comienzos de octubre de ese mismo año.

También presentó grabaciones de las conversaciones que estos tuvieron en sus encuentros con Campo Flores y Flores de Freitas, que revelaron que usarían el hangar presidencial en el aeropuerto Simón Bolívar de Venezuela para sacar la droga.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar