Actualidad Internacional

Un edificio enterrado en una tumba

Un grupo de arqueólogos chinos descubrió un misterioso edificio subterráneo en la tumba del primer emperador de China, custodiada por los guerreros de terracota.

Los registros históricos describen la tumba de Qin Shihuang, quien forjó con la fuerza un Estado chino hace más de 2.000 años, pero no mencionan la estructura.

Según Duan Qingbo, del Instituto Shaanxi de Arqueología, el edificio enterrado tiene 30 metros de altura, y muros escalonados y plataformas, y pudo haber sido construido para albergar el alma del monarca.

Los investigadores tardaron cinco años en determinar su estructura usando sensores remotos, porque las autoridades no han permitido que se excave el lugar.

El mausoleo de Qin Shihuang es un edificio piramidal de 51 metros de alto en las afueras de Xi’an, capital de la provincia de Shaanxi, en el noroeste de China.

En 1974, los arqueólogos descubrieron alrededor de 1.500 guerreros y caballos de terracota enterrados en los fosos que rodean al mausoleo, sin duda para proteger al emperador más allá de la muerte.

Su hallazgo está considerado como uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del siglo XX.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba