Actualidad Internacional

Un fuerte terremoto al norte de Sumatra obliga a disparar una alerta de tsunami

Un fuerte terremoto de al menos 8,2 grados en la escala abierta de Richter afectó desde el noroeste de la isla indonesia de Sumatra a zonas ya devastadas por el «tsunami» que provocó un seísmo mayor el 26 de diciembre. El nuevo movimiento telúrico ha oligado a alertar a las poblaciones de la posibilidad de que se produzcan tsunamis.

El terremoto, del que aún se desconoce las víctimas que puede haber causado, se registró a las 23.09 hora local (14.09 GMT) a 30 kilómetros de profundidad, según el Centro de Meteorología y Geofísica Nacional de Indonesia.

De momento, decenas de personas pueden haber muerto en las islas indonesias de Nias, en la costa occidental de Sumatra, según el vicegobernador, Agus Mendrofa. Mendrofa confirmó la existencia de dos víctimas mortales en estas islas, pero expresó su temor de que la cifra final sea de decenas.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) precisó que su epicentro se situó a dos grados de latitud norte y a 97 de longitud este, a unos 535 kilómetros al oeste de Kuala Lumpur en Malasia y 1.400 kilómetros al noroeste de Yakarta.

Según datos de la Red Sísmica Nacional en España, que registró el epicentro del seísmo a 70 kilómetros de la costa, casi media hora después del terremoto se produjo un movimiento de réplica de 6 grados en la escala Richter con epicentro en la propia isla de Sumatra.

Poco después de conocerse la intensidad del seísmo el Gobierno de la India ordenó activar el Centro de Control de Emergencias ante la posibilidad de que se produzca un nuevo «tsunami» (ola gigante) y una alerta similar se lanzó en Sri Lanka.

Desde Nueva Delhi se pidió a la población de algunas zonas afectadas por el maremoto del 26 de diciembre pasado que abandonen las zonas costeras, aunque en las Islas Andamán y Nicobar, muy afectadas en diciembre, aún no se ha informado de daños.

Por su parte, el Servicio Meteorológico de Japón dio la voz de alarma ante la posibilidad de «tsunamis» en el sudeste asiático como consecuencia del terremoto, cuya intensidad elevó el instituto nipón a 8,5 grados de la escala de Richter.

En Tailandia, cerca de 4.000 turistas y lugareños han sido evacuados de los balnearios de Patong y Kamala, en la isla de Phuket, al suroeste del país, donde miles de turistas extranjeros desaparecieron en diciembre. Asimismo, las autoridades locales informaron de que en las provincias de Phuket, Krabi y Phang Nga, se ha registrado una bajada de la marea similar a la que se observó en diciembre poco antes de que tuviera lugar el devastador «tsunami».

El movimiento telúrico pudo ser sentido, además de en territorio indonesio, en las capitales de Tailandia, Singapur y Malasia, según testigos presenciales.

Ocurre casi a los tres meses justos de terremoto de 9,3 grados que levantó en diciembre enormes olas en el océano Indico que causaron más de 300.000 muertos y desaparecidos en once países del sur de Asia y del este de Africa, y dejaron 1,5 millones de damnificados.

Residentes en la isla de Sumatra informaron de que algunos edificios resultaron dañados y de que en algunas zonas se cortó la electricidad como consecuencia del fuerte seísmo, según informó el canal indonesio Metro TV.

Numerosos habitantes de Sumatra -la región más afectada por el fuerte seísmo y posterior «tsunami» del 26 de diciembre- llamaron a la televisión presas de pánico, desde ciudades de la isla como Pekan Baru, Lhoksemawe y Padang. De algunos lugares se supo que habían caído los postes eléctricos, lo que causó la interrupción del suministro.

En la capital de la provincia de Aceh, en el norte de Sumatra, Banda Aceh, uno de los lugares más golpeados por el terremoto de diciembre, la gente salió a las calles y no se atreven a volver a sus casas. Incluso algunos habitantes de Banda Aceh enviaron mensajes de texto desde teléfonos móviles a EFE en Yakarta asegurando que estaban muy asustados.

El Servicio Geológico de EE.UU. indicó que aunque no hay amenaza de «tsunamis» en las costas del océano Pacífico, sí la hay en las costas del Indico, por lo cual aconsejó que «las autoridades deben tomar acción inmediata». «Esta acción debe incluir la evacuación de las costas en un radio de unos mil kilómetros desde el epicentro y una vigilancia atenta que determine la necesidad de evacuaciones más lejos», señaló el servicio conocido por su sigla en inglés USGS. El USGS agregó que no tiene equipos de medición de los niveles del océano en el Indico y por ello no podrá detectar o medir si se ha generado un maremoto.

Ante la eventualidad de que se produzcan los temidos maremotos las autoridades de Tailandia han pedido a los habitantes de las poblaciones de la costa del suroeste de país que se concentren en los lugares altos, informó la radio nacional. «Por favor evacúen ahora a los lugares altos. Existen grandes posibilidades de que suceda otro ‘tsunami», dijo Samith Dhammasaroj, miembro del equipo tailandés que está montando el centro nacional de alerta de «tsunami» en ese país.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba