Actualidad Internacional

Un juez argentino rechazó el habeas corpus en favor de los iraníes que volaban “en secreto”

Un misterioso avión de venezolanos e iraníes volaba “en secreto” y fue retenido en Ezeiza

El juez federal Federico Villena rechazó este domingo el hábeas corpus presentado por Rafael Resnick Brenner, el abogado de los cinco tripulantes iraníes que ingresaron a Argentina en una avión carguero de bandera venezolana.

El magistrado consideró que no existían restricciones amenazas ni restricciones a la libertad de los iraníes y ordenó que se abra una nueva investigación judicial sobre el caso. No obstante, los cinco tripulantes están habilitados para salir del país.

En la resolución, según lo informado por Clarín, Villena sostuvo que, en base a lo que informó Migraciones, “si los tripulantes de nacionalidad iraní se presentaran ante la Dirección Nacional de Migraciones haciendo saber que se irán del país, los pasaportes les serán entregados en forma inmediata y concomitante al egreso del territorio nacional”.

En los hechos no tienen impedimentos para salir de la Argentina y por esta razón el juez rechazó el hábeas corpus presentado por Rafael Resnick Brenner, un ex funcionario de la AFIP condenado por el caso Ciccone.

“La Justicia Federal de Lomas de Zamora pidió informes a Migraciones, Policía Aeroportuaria, Administración de Aviación Civil y Aduanas a fin de resolver la liberación del avión venezolano, inmovilizado en Ezeiza y la devolución de pasaportes a la tripulación iraní, en el marco de un hábeas corpus interpuesto por el abogado Rafael Resnick Brenner”, apuntaron fuentes oficiales.

A su vez, las autoridades migratorias explicaron en un comunicado: “Cuando existiera sospecha fundada que la real intención que motiva el ingreso difiere de la manifestada al momento de obtener la visa o presentarse ante el control migratorio y hasta tanto se corrobore la misma, no se autorizará su ingreso al territorio argentino y deberá permanecer en las instalaciones del punto de ingreso”.

Este domingo, los cinco tripulantes iraníes tienen un permiso provisorio para moverse dentro del territorio nacional y están alojados en el Hotel Plaza Canning Design, según agregó el mismo medio.

En seste sentido, fuentes oficiales y judiciales confirmaron al medio que si los involucrados se presentan en Ezeiza y piden sus pasaportes se los deben entregar. “Pueden sacar un ticket en cualquier vuelo y salir del país”, apuntaron.

Según publicó Infobae, los cinco iraníes que viajaban en el avión son Mohammad Khosraviaragh; Gholamreza Ghasemi; Mahdi Mouseli; Saeid Vali Zadeh; y, Abdolbaset Mohammadi. Algunos de ellos, según la información de inteligencia enviada a la Argentina que publicó el mismo medio, tendrían vínculos con la Fuerzas Quds, una división de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica especializada en operaciones de inteligencia militar.

Lo que se sabe del avión

El caso encierra aristas sospechosas porque aparentemente el Boeing 747 voló desde Córdoba a Buenos Aires con el transponder apagado, como si quisiera no ser localizado, mientras atravesaba territorio argentino.

Según publicó el diario Clarín, el Ministerio de Seguridad, a través de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, controló a la tripulación y la carga para ver si transportaban armas u artículos prohibidos, pero comprobaron que llevaban “repuestos para autos”.

El caso salió a la luz luego de que diputados de la oposición preguntaran por las maniobras de un avión venezolano, de origen iraní, que voló entre Buenos Aires y Córdoba con el transponder apagado. Por su parte, el Gobierno nacional informó que lo había detenido en Ezeiza para controlarlo.

Del pedido de informes presentado en la Cámara baja con destino al Poder Ejecutivo se desprende que la aeronave habría sido propiedad de la empresa iraní sancionada por Estados Unidos, Mahan Air, que luego lo habría transferido a la empresa estatal venezolana Conviasa, en su versión “cargo”, es decir, Emtrasur. Firma esta última también sancionada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro del país del norte.

El 6 de junio pasado, el avión Boeing 747, en configuración cargo, matrícula YV3531, proveniente de México y con destino el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, no pudo aterrizar allí y se tuvo que dirigir a la ciudad de Córdoba. Ese mismo día, por la tarde, la aeronave volvió a despegar para entonces sí llegar a Ezeiza.

Después, el miércoles 8 de junio, despegó del Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini y tras sobrevolar el Río de la Plata durante 20 minutos, aterrizó nuevamente en Ezeiza “por motivos desconocidos”.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba