Actualidad Internacional

Una misión de Petrobras se reúne hoy con el gobierno de Morales

Tras dos días de fuerte tensión entre Brasil y Bolivia, por la nacionalización de las dos refinerías de Petrobras, ambas partes acordaron reunirse el miércoles para concluir con las negociaciones y la crisis que amenaza con afectar las relaciones bilaterales.

Autoridades del Gobierno y ejecutivos de Petrobras, volverán a verse las caras este miércoles para tratar el conflictivo tema de la venta de las refinerías, lo cual mantiene en una aguda crisis las relaciones petrolera-Estado.

Las negociaciones se mantienen en total reserva, sin embargo se filtró que el precio fijado por Petrobras, como “última oferta”, para las dos refinerías sería de 112 millones de dólares.

Según informes del Ministerio de Hidrocarburos, el diálogo se instalará en Palacio Quemado este miércoles, luego de la llegada de altos ejecutivos de Petrobras a La Paz.

Gran expectativa

A pedido del Gobierno boliviano, los ejecutivos de Petrobras se reunirán el miércoles 9 de mayo durante la mañana con el ministro boliviano de Hidrocarburos, Carlos Villegas, para explicar la oferta final hecha el lunes para la venta total de las dos refinerías en Bolivia.

La información la dio a conocer desde Brasil el ministro de Minas y Energía, Silas Rondeau, quien dijo que hay mucha expectativa sobre el resultado de la conversación que tendrán funcionarios de Petrobras en La Paz.

Durante la reunión, el presidente de Petrobras en Bolivia, José Fernando de Freitas y los representantes del área jurídica de la empresa (Petrobras) deberán dar formalmente al ministro Villegas explicaciones sobre la propuesta de venta del 100% de la participación de Petrobras en las refinarías hecha el lunes por la estatal brasilera.

Crisis por las refinerías

La nacionalización de las dos refinerías de Bolivia, Gualberto Villarroel de Cochabamba y Guillermo Elder de Santa Cruz, provocó una fuerte tensión entre los gobiernos de Bolivia y Brasil.

Las negociaciones entre Petrobras y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) ingresaron en una fase decisiva tras la aprobación, el domingo, del decreto que transfiere al monopolio de la estatal petrolera boliviana toda la producción del crudo reconstituido y gasolinas blancas.

La compra por parte de YPFB de las acciones de las refinerías ubicadas en Valle Hermoso y Palmasola, de Cochabamba y Santa Cruz, respectivamente, encontraron el precio a su principal obstáculo, pese a la predisposición expresada por Petrobras y Yacimientos.

Petrobras exigió inicialmente 200 millones de dólares por las dos refinerías, mientras que el Gobierno ofreció pagar sólo 60 millones. Sin embargo, la última oferta de la compañía brasileña rondaría los 112 millones de dólares, precio que podría ser aceptado por el gobierno de Morales, para recuperar para el Estado, las dos plantas.

Notas relacionadas:
Bolivia se apura para responder a la propuesta de Petrobrás

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba