Actualidad Internacional

Venezolanos en Bogota viven en campamentos improvisados a la espera de retornar al país

La migración venezolana en Latinoamérica urge soluciones a su difícil situación. Es el caso de unos 500 venezolanos que permanecen en un improvisado campamento levantado con plásticos al lado de una importante vía del norte de Bogotá, a la espera de una ayuda para continuar el viaje de regreso a nuestro país porque perdieron sus trabajos en Colombia, debido a la cuarentena decretada por la pandemia del coronavirus.

El panorama podría agravarse, ya que según informó Migración Colombia, el Gobierno de Nicolás Maduro reducirá a partir de este lunes el flujo de migrantes autorizados a retornar a Venezuela.

Los migrantes pidieron este sábado al Gobierno colombiano y a la Alcaldía de Bogotá que les conceda los permisos y suministre autobuses para llegar a cualquier punto la frontera con Venezuela.

Drama humanitario

El campamento, en el que hay niños, mujeres embarazadas y ancianos, está ubicado en un separador de la Autopista Norte de Bogotá, cerca a una canal de aguas lluvias que utilizan para bañarse y lavar la poco ropa que llevan en maletas y bultos.

«Completamos este sábado 15 días en este campamento», dijo Jesús Alberto Primera, quien junto con otros de sus paisanos trata de organizar a la gente de cara a lo que será el regreso a Venezuela.

Este grupo de personas está a la espera de que la Alcaldía de Bogotá autorice su salida de la ciudad para continuar el camino de regreso. «No es que estemos ansiosos de ir a Venezuela», dijo José González, quien explicó que la situación económica de las personas no les permite seguir en territorio neogranadino porque no tienen trabajo.

Aunque la situación de los migrantes es compleja, la de Teresa Carrasquero, de 54 años, es todavía peor. Junto a ella están su hermana, un yerno y cuatro nietos, entre ellos uno de apenas un año de nacido.

«Lo que queremos es irnos para Venezuela. Queremos que nos ayuden con los buses para poder salir de aquí», dice Carrasquero, quien recuerda que ha pasado frío porque su carpa armada con bolsas plásticas y anudadas con cinta adhesiva no los protege de la lluvia.

La directora del programa del Comité Internacional de Rescate para Colombia y Venezuela,  Marianne Menjivar, aseguró que la ONG ha llevado al campamento agua, refrigerios, elementos de aseo personal y almuerzos calientes.

«Es tal la situación de desesperación que están dispuestos a caminar de Bogotá a Venezuela», manifestó Menjivar al comentar la situación de los migrantes venezolanos

Según las autoridades migratorias de Colombia entre el 14 de marzo y el 28 de mayo de este año han retornado a su país 71.052 venezolanos. En Colombia hay radicados 1,8 millones de venezolanos.

Más restricciones

En un comunicado, Migración Colombia señaló que el Gobierno de Nicolás Maduro decidió disminuir la recepción diaria de los venezolanos por los corredores humanitarios. 

El tránsito de personas solo se podrá realizar «los días lunes, miércoles y viernes, en grupos que no superen las 300 personas para el puente Simón Bolívar en Norte de Santander y 100 para el puente José Antonio Páez en Arauca», indicó el organismo en la nota, que agrega que «en el caso de La Guajira, aún sigue sin que se logre establecer un corredor humanitario formal, lo que hace que el paso de personas sea esporádico».

Sobre esto, Tomás Guanipa, embajador de Venezuela en Colombia, desigando por el presidente (e) Juan Guaidó, denunció que esta medida demuestra que «a Nicolás Maduro no le interesa la vida de los venezolanos», ya que los obliga a estar en las calles en campamentos improvisados por «estas decisiones de la dictadura».

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar