ActualidadActualidad Internacional

Venezolanos en condición de mendicidad enciende las alarmas en Brasil

En los últimos meses, cerca de 30.000 venezolanos han recorrido un trayecto superior a las ocho horas hasta llegar a Santa Elena de Uairén, en el municipio Gran Sabana en el sur de Bolívar, para comprar alimentos y otros articulos de primera necesidad. Ante la situación de escasez, esto se ha convertido en una dinámica acostumbrada hacia las distintas zonas fronterizas del país, sin embargo, ahora entra en escena otro problema: la migración masiva de personas en busca de mejores condiciones de vida.

La migración ha encendido las alarmas de varios países. En esta ocasión le tocó a Brasil, principalmente en la población de Pacaraima, a 15 kilómetros de Santa Elena de Uairén – a solo un par de horas de Boa Vista-, donde las autoridades han constatado la presencia de venezolanos deambulando y viviendo a la intemperie en calles y aceras, como se habría registrado en Curazao en Septiembre de 2015.

Muchos de los migrantes tienen éxito en adaptarse al nuevo territorio y conseguir un empleo digno. Por otro lado, otros se dedican a oficios informales, algunos llegan a pedir limosnas y varios se han visto involucrados en hechos ilegales o delictivos.

De Santa Elena de Uairén a Brasil en busca de comida/ Foto: Correo del Caroní
De Santa Elena de Uairén a Brasil en busca de comida/ Foto: Correo del Caroní

El cónsul adjunto de Venezuela en Boa Vista, José Martí, explicó en julio al diario Correo del Caroni que habían solicitado los datos de ingreso de venezolanos al órgano migratorio de Brasil, para hacer un estudio e informar a la Cancillería de este “flujo anormal”.

Pese a que las autoridades han evaluado la posibilidad de decretar un estado de emergencia en la población fronteriza, el gobierno de Pacaraima informó a finales de septiembre que no podría declarar un estado de excepción o de emergencia debido a que la situación “es muy específica… no es un desastre”.

Sin embargo ahora en el mes de octubre la gobernación de Roraima se manifestó formalmente para expresar su preocupación y solicitar al Gobierno federal ayuda para atender la creciente llegada de venezolanos a ese estado del norte de Brasil, ya que, aseguran, la situación de los venezolanos refugiados en Roraima se convirtió en un problema se seguridad pública por el aumento de las denuncias de participación de los inmigrantes en crímenes como tráfico de drogas y contrabando.

Se agrava el problema

A mediados de septiembre, representantes de la Fuerza Nacional del Sistema Único de Salud (SUS-FN) de Brasil visitaron Pacaraima para hacer un estudio sobre las condiciones de vida de los venezolanos que están emigrando a Brasil debido a la crisis financiera. Según la versión web del diario Folha de Boa Vista, el congresista Hiran Gonçalves (PP) solicitó medidas federales de emergencia del Gobierno de Brasil con respecto a la situación de los refugiados venezolanos.

«Es un problema que considero muy grave, ya que debido a la crisis política y económica muchas de estas personas están llegando al estado en busca de mejores condiciones de vida. Pero muchos viven en condiciones precarias en lonas improvisadas. En Boa Vista, la mayoría de ellos buscan maneras de sobrevivir, vagando por las calles vendiendo objetos, lavando parabrisas de los automóviles. Necesitamos una acción de emergencia «, señaló el diputado.

«He pedido al Ministerio de Integración Nacional y al Ministerio de Justicia tomar conciencia de esta realidad en Boa Vista y Pacaraima y ahora hacemos un documento para mostrar esta realidad y sensibilizar a estos ministerios a tomar medidas más eficaces y urgente (…) es una cuestión humanitaria”, señaló al mismo diario, por su parte, la senadora Angela Portela (PT), quien se mostró preocupada particularmente por la situación de los niños y madres en lugares de tránsito peatonal, además de las mujeres que se prostituyen.

En números

Folha señaló que los venezolanos convirtieron a Pacaraima en una favela, como se le conoce a las zonas más pobres del país vecino, y hacen todo para conseguir comida “Venezolanos duermen en lugares públicos, bajo los árboles y patios. La comida la hacen sobre ladrillos en las aceras y en las calles (…) Los niños venezolanos están trabajando para ayudar a los padres a comprar alimentos. La mayoría trabaja como vendedor ambulante, pero muchos se encuentran en las aceras, cunetas y bancos, esperando a que los padres retornen”.

Venezolanos viven y trabajan en las aceras de Pacaraima/ Foto: Folha de Boa Vista

La parlamentaria Portela destacó, en entrevista con el diario brasileño, que la migración de venezolanos a Roraima se puede considerar la mayor migración internacional que haya registrado el estado desde su creación, ya que las solicitudes de refugio de venezolanos alcanzaron un récord histórico: en los últimos dos años, las solicitudes crecieron cerca de 7.000%. “Solo los primeros ocho meses de 2016, más de 600 venezolanos habían pedido quedarse en el estado como refugiados”, precisó.

Según el Ministerio de Justicia, 1.805 venezolanos han solicitado refugio en lo que va de este año en Roraima, cifra que supera a los pedidos similares registrados en los últimos cinco años y que septuplica la de 2015.

Además, decenas de venezolanos viven en las calles de la ciudad fronteriza de Pacaraima, la principal puerta de entrada a Brasil desde el país vecino, y ahora también en Boa Vista, la capital regional.

Ayuda del Gobierno Federal

La gobernadora de Roraima, Suely Campos, afirmó que la gobernación ha elevado significativamente sus gastos para ofrecerles servicios de salud y educación a los inmigrantes venezolanos y necesita compartir esos gastos con el Gobierno federal de Brasil.

Explicó que el número de venezolanos atendidos en el principal hospital público de Pacaraima aumentó en un 400% este año, hasta el punto que de cada diez llamadas, ocho son venezolanos «y si no hay medidas urgentes, se convertirá en un caos». Asimismo, el número de venezolanos matriculados en las escuelas públicas de Roraima saltó desde 248 el año pasado hasta 999 en 2016.

El ministro de Justicia, Alexandre de Moraes, recibió en Brasilia a la gobernadora de Roraima, y desde allí ratificó que tiene previsto enviar una comisión que visitará la región la semana próxima y evaluará la situación, para luego decidir qué tipo de asistencia será prestada tanto a los venezolanos como a las propias autoridades de la entidad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba