ActualidadJudicial

14 muertos y 15 detenidos tras incursión en peligrosa barriada de Carabobo

Heberlizeth González
@heberlizeth

La orden estaba dada: a las 4:30 a.m iniciaba un operativo para dar con bandas delictivas en el municipio Diego Ibarra. Como era de esperarse, el jefe del Eje de Homicidios Puerto Cabello, inspector agregado José Cassiany, fue uno de los primeros en cumplir el mandato y media hora más tarde ya estaba en La Guaricha, junto a unos subalternos, buscando a un sujeto implicado en varios crímenes.

Una fuerte balacera despertó a los vecinos. La protagonizaban, nuevamente, sujetos que mantienen el control de esa zona, pero esta vez era contra funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Llegaron a la casa donde se hallaba uno de los maleantes. Allí se produjo un primer enfrentamiento.

Poco después, desde otra casa cercana, se escucharon varias detonaciones y los funcionarios se trasladaron al lugar. Cassiany, Luis Querales y otro detective entraron de primeros. Fueron emboscados por unos sujetos que se encontraban en una de la habitaciones de la vivienda: un disparo en el rostro, casi a quemarropa, desplomó al jefe de Homicidios Puerto Cabello. Allí también cayó Querales.

El antisocial le arrebató el arma a uno de los funcionarios caídos y continuaba enfrentándose a disparos con otros Cicpc que trataban de ingresar a la vivienda para rescatar a sus compañeros. A uno los «Ptj» le rosó una bala en la mano cuando intentaba sacar a Cassiany, provenía del asesino del inspector que, junto entonces, perdió la batalla.


Ya eran pasadas las 8:30 a.m y en algunas calles de esa peligrosa barriada yacían tendidos varios cadáveres. Todos miembros de la banda de La Guaricha. Mientras tanto, el zumbido de las balas de fusiles, que disparaban desde el cerro, daban cuanta que el procedimiento aún no culminaba. «Como siete malandros subieron con armas largas», contó una vecina.

En la comunidad casi nadie salió a trabajar. El Simoncito no abrió sus puertas y los cubanos del CDI fueron evacuados. La zona estaba completamente tomada por más de 500 funcionarios que llegaron de apoyo entre el Comando Antiextorsión y Secuestro, Guardia Nacional, Policía de Carabobo, Bae y Faes, comandados por el comisario general y secretario de seguridad ciudadana, José Gregorio Domínguez.

Cassiany y Querales murieron dando la batalla al hampa. Del otro lado, 12 delincuentes fueron abatidos tras la incursión de cuerpos de seguridad de Carabobo, Aragua y Caracas.

En una rueda de prensa a puerta cerrada, a la que no fueron citados los medios, en la delegación Carabobo habrían confirmado que 12 antisociales resultarin muertos. 10 pistolas y dos fusiles recuperados. Además de granadas.

«Robert Guaricha»

En las noches se ven caminando por La Guaricha los gariteros de la banda. Llevan las armas en mano, como si nada. Se escucha el sonido de las motos que bajan y suben. Los vecinos solo se resguardan por temor, aunque -supuestamente- ellos no se meten con nadie en la comunidad.

Cuando llega un vehículo desconocido los sujetos disparan al aire para ahuyentarlos. Nadie se mete en esa zona sin consentimiento de los líderes negativos. Anoche entró un carro e hicieron lo propio.

Juan (nombre ficticio) vio crecer a muchos de ellos. Aunque la mayoría cayó en enfrentamientos o con bandas rivales. Unos vienen de otras zonas y sirven como campaneros. Los grandes, como «Robert Guaricha» que son los que están metidos en más problemas, no se les ve la cara por aquí. Ellos solo ordenan y los demás cumplen, cuenta el vecino.

En enero dos integrantes de esa organización delictiva fueron abatidos. Dos meses después otros tres sujetos luego una intensa balacera con el Cicpc Mariara. En esa oportunidad también los recibieron con disparos de fusiles y pistolas 9mm.

En esta oportunidad, fuentes extraoficiales identificaron a unos de los abatidos como: Moisés Gabriel Paredes Rivas, Jhoan José Sánchez Sánchez, Yodelis Manuel Hernández Sequera y Yeison Nicolás Valderrama Álvarez, un miembro de esta misma familia también fue ultimado por el Cicpc en marzo.

Hoy, el Cicpc perdió a Cassiany, uno de sus mejores hombres, y a Querales. Por tanto, 12 delincuentes fueron ingresados a la morgue de Valencia luego de la refriega.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba