Actualidad Internacional

Cristina Fernández seguirá apostando a la política argentina

La exmandataria argentina, Cristina Fernández (2007-2015) despejó este sábado las incógnitas sobre su futuro político al anunciar su candidatura a la Vicepresidencia del país, con quien fuera su jefe de Gabinete, Alberto Fernández como candidato a presidente, de cara a la elecciones de octubre próximo.

En un video de 12 minutos difundido por Twitter, en el que se escucha su voz acompañada de diversas imágenes históricas, la actual senadora reconoce que los dirigentes deben dejar de lado «las ambiciones y las vanidades personales» y por eso se mostró dispuesta a aportar «desde el lugar que pueda ser más útil».

«Se va a tratar de tener que gobernar una Argentina otra vez en ruinas, con un pueblo otra vez empobrecido (…) está claro entonces que la coalición que gobierne deberá ser mucho más amplia que la que haya ganado las elecciones. Estoy convencida que este es el mejor aporte que puedo hacerle en mi país», remarca Fernández.

Con esta sorpresiva decisión de ser la segunda en la candidatura culmina un período en el que su figura ha sido crucial en los debates de estrategia política para los comicios, no solo dentro del peronismo que ella integra -por el rechazo que genera entre varios de sus referentes, aunque también del otro lado tiene adeptos que esperaban su candidatura residencial- sino también en el Gobierno de Mauricio Macri, que, según analistas, ve en la confrontación con ‘Cristina’ una ventaja electoral.

El candidato

Alberto Fernández, cuya compañera de fórmula como vicepresidenta será la expresidenta, dijo que su objetivo es «sacar a Argentina de la postración».

El antiguo jefe de Gabinete durante las presidencias de Néstor Kirchner y Cristina Fernández entre 2003 y 2008 destacó que en el Gobierno van a «devolverle el trabajo a los que han perdido» y van a evitar que se deteriore «la calidad del empleo».

«Es una enorme alegría de poder trabajar juntos para devolverle la dignidad a los millones de argentinos y argentinas que este Gobierno ha sumido en la marginalidad y la pobreza», insistió Alberto Fernández al responder un mensaje de felicitación en Twitter.

Primero, la candidatura de Fernández y Fernández deberá superar las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) el próximo 11 de agosto, en las que los ciudadanos deberán definir con su voto cuál de las listas con aspirantes a un mismo cargo que presenta cada partido o coalición será la que participe en los comicios generales de octubre.

La respuesta

«Volver al pasado sería autodestruirnos», aseveró Mauricio Macri, presidente de Argentina, en un encuentro con simpatizantes del oficialismo en Buenos Aires, donde estuvo junto al jefe de Gobierno de la capital, Horacio Rodríguez Larreta. Esta declaración corresponde al anuncio de Cristina Fernández.

El discurso de Macri  fue similar a los que realizó en los últimos meses marcados por la crisis económica que vive Argentina, con alta inflación y su moneda devaluada, y las referencias a la candidatura opositora recién presentada fueron indirectas.

Macri, quien en el pasado focalizó su discurso en la corrupción de los gobiernos kirchneristas, insistió en la «necesidad de cambiar» y enumeró una serie de enemigos.

«Los mafiosos, los matones, los mentirosos, los corruptos, los perezosos, los burócratas (…). Son todos enemigos del cambio porque quieren conservar sus privilegios, quieren agitar para que nada cambie, quieren la oscuridad para ellos poder esconderse», aseguró.

El presidente indicó que el país está «en el rumbo correcto» y afirmó que «la oportunidad de cambio» no la deben desaprovechar los argentinos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba