ActualidadActualidad InternacionalEspecial País

Fiscal Ortega reprochó que en proceso de diálogo no estén quienes representen a la mayoría

Este miércoles la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, criticó que en la agenda planteada sobre la cual girarán las conversaciones entre el Gobierno y los representantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no se encuentren los actores, que a su juicio, representan el sentir de la mayoría de los venezolanos y también que no se trate, como un punto urgente, la reestructuración del Poder Judicial «fundamental para reconstruir el país».

También hizo énfasis en quiénes, del Gobierno nacional y la oposición, actualmente llevan el proceso de conversaciones. «Debe constituir motivo de reflexión la ausencia en el diálogo de los amplios sectores que representen el sentir y las inquietudes de la gran mayoría de los venezolanos».

Considera que en esa mesa, donde se decide el rumbo de Venezuela a través de un pacto de convivencia, deben estar presentes las víctimas de violación de derechos humanos; familiares de los fallecidos por falta de medicamentos o atención médica deficiente y las víctimas de la OLP, así como los maestros, sindicalistas, obreros, universitarios, campesinos y las comunidades desplazadas y afectadas por los crímenes ambientales de los «megaproyectos extractivistas» petroleros y mineros. «¿Quién hablará por ellos?», se preguntó la fiscal destituida por la actual Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

«De tal manera, se impone abrir el abanico de la participación de actores políticos que trasciendan la polarización, así como de actores sociales que aporten a ese proceso y, de esta forma, se procure dar una mayor legitimidad y transparencia al diálogo», acotó a través del comunicado que publicó la noche de este miércoles en su cuenta de Twitter.

Para Ortega Díaz los venezolanos no se reducen solo en los dos polos que están en conflicto, «sino a una multiplicidad de actores que tienen mucho que aportar y que día a día, pese a las dificultades, perseveran para construir un mejor país».

También pidió que las negociaciones sean del conocimiento público, con la finalidad de generar confianza entre los venezolanos y así «evitar acuerdos desde cenáculos apartados de la gente».

Punto de honor

La reestructuración del Poder Judicial es un punto de honor para Ortega Díaz. «Constituye una importante preocupación para la población, defensores de derechos humanos, sectores académicos, y mía propia, que no se observa hasta ahora en la agenda de temas propuestos, la atención de un asunto de tanta relevancia como la reconstrucción de un Sistema de Justicia que sea verdaderamente independiente, transparente y eficaz, para que el Poder Judicial y demás instancias del sistema penal, estén al servicio de toda la nación».

Recordó que durante los acontecimientos relacionados con la agudización de la crisis venezolana, «se ha utilizado la persecución penal como arma para callar todo pensamiento divergente», lo cual considera debe acabar para dar paso a la reconstrucción del país.

«Cualquier proceso de diálogo que procure una paz duradera en Venezuela, debe descansar sobre la aplicación legítima y transparente de la Justicia, que contribuya a sanar las heridas de quienes han sido afectados por estos crímenes», insistió.

Pide no legitimar la ANC

A Ortega Díaz, quien se encuentra en el exilio por razones políticas, le preocupa que los representantes del diálogo por parte del Gobierno nacional pretendan «legitimar la Asamblea Nacional Constituyente», la cual se ha ejecutado sin seguir los lineamientos que dicta la Constitución de 1999 y que fue ampliamente criticada por los opositores que hoy están sentados en la mesa de negociación.

«Pretender, por ejemplo, legitimar la actual Asamblea Nacional Constituyente, cuya ilegitimidad es de origen, deja intacto el quebrantamiento del orden constitucional y republicano que nos dimos en 1999 con la Constitución Bolivariana», dijo.

Sin embargo, esa sigue siendo la propuesta del jefe de la delegación del Gobierno en el diálogo, Jorge Rodríguez, quien aseguró que entre los puntos de la agenda para las negociaciones «se encuentran las garantías electorales y el reconocimiento a la ANC», reseñó EFE.

Por su parte, el diputado de la Asamblea Nacional y también representante del diálogo por el sector opositor, Luis Florido, destacó a Efe que no aceptarán reconocer la Constituyente, a la que califican de fraudulenta.

Luis Ortega Díaz también recalcó que como un punto urgente se debe «recuperar el normal desenvolvimiento de las instituciones democráticas apegadas a los principios universales de la ética pública y la moral administrativa para el ejercicio de las más altas investiduras en el país», de allí que no se debe reconocer como legítima la ANC ni «exculpar» a los responsables de la crisis que se vive en Venezuela.

Este es el comunicado:

 

 

 

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar