Actualidad Internacional

Nicaragua necesita a su Juan Guaidó, asegura líder opositora

Para poner fin al régimen de Daniel Ortega, la oposición de Nicaragua está buscando a su Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, afirmó este lunes la presidenta del Partido nicaragüense Ciudadanos por la Libertad, Kitty Monterrey.

En declaraciones a EFE, después de participar en un evento en la Casa América en Madrid, Monterrey señaló que la oposición nicaragüense debe mantenerse unida, buscar liderazgos ciudadanos y evitar a los «caudillos» de los partidos tradicionales para vencer al actual gobierno en las urnas.

«Sí es posible (hallar a un Guaidó). Esta insurrección cívica del 18 de abril (del 2018), así le llamamos nosotros, ha producido una enorme cantidad de líderes jóvenes emergentes que han estado en la cárcel, que han sufrido lo indecible y que han sido un ejemplo para el pueblo de Nicaragua», aseguró.

Monterrey, una de las principales figuras de la oposición nicaragüense, reconoció que no hay alternativa legal más allá de las elecciones, pues si Ortega renunciara, el poder recaería en la vicepresidenta Rosario Murillo, esposa del mandatario.

Aun así, consideró que sí es factible vencer al régimen en una votación si se involucra a la comunidad internacional, en concreto a la Organización de Estados Americanos (OEA), que realizará su asamblea general en Colombia de este miércoles al viernes.

«Existe un acuerdo vigente con la OEA de una reforma electoral, si la presión se mantiene y esa reforma se da y tenemos elecciones observadas, se puede ir a un proceso libre y transparente. Lo que tenemos que presionar es que sean anticipadas porque esperar hasta el 2021 es mucho tiempo para un país tan pequeño y con una economía tan frágil», dijo.

La opositora aplaudió las nuevas sanciones que Estados Unidos y Canadá impusieron el viernes pasado a más de una decena de funcionarios nicaragüenses, incluyendo a Murillo y a familiares de la pareja presidencial, a quienes congelaron las cuentas y prohibieron realizar transacciones comerciales.

Admitió que estas medidas no «son suficientes, pero son importantes» porque presionan al círculo cercano del presidente Ortega para que convoque a elecciones anticipadas y evite mayor represión en las calles.

Expresó que ella acepta la intervención internacional a través de «presión moral» y sanciones porque los «ojos del mundo son algo sumamente importante» para que la crisis nicaragüense no escale al nivel de la venezolana.

«A veces nos vemos un poquito disminuidos con relación al caso de Venezuela, que es mucho más dramático, pero no por eso deja de ser igual de urgente el de Nicaragua. Somos un país pequeño, pero que con mucha rapidez podemos alcanzar la misma situación de Venezuela», explicó.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba