Actualidad NacionalEspecial País

28 protestas se han registrado en contra de las medidas económicas

Luego del aumento de sueldo decretado por el Ejecutivo Nacional el pasado viernes 17 de agosto y los anuncios en  material de recuperación de la economía, el equipo de Analítica.com ha reportado un  total de 28 protestas, las cuales fueron  convocadas  en contra de las nuevas medidas,  la regulación de precios en productos de la cesta básica y de artículos de higiene personal y limpieza, el desconocimiento de contratos colectivos y las desmejoras en los servicios básicos: luz, agua y gas.

Ante el paquetazo de medidas económicas anunciadas, distintos gremios del país se han pronunciado al manifestar que el sueldo fijado sigue siendo “poco” e insisten que lo incrementado no les alcanza para comprar alimentos.

Días después el Gobierno Nacional publicó en Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6.397 un listado de precios específicos de 25 productos cuyas tarifas oscilan entre Bs. S 13,00 y Bs. S 114,00. Los rubros incluidos fueron atún enlatado, carne de res, huevo de consumo, mortadela, sardina fresca, leche pasteurizada, pollo beneficiado, mantequilla, sardina en lata, arveja, lenteja, caraota, frijol, aceite comestible, arroz, azúcar, café molido, harina precocida de maíz, harina de trigo, mayonesa, pasta, salsa de tomate y sal de mesa.

Sin embargo, estos precios sobrepasan el sueldo establecido, por lo que los ciudadanos aseguran que no solo deberán comprar comida sino también medicinas, productos de higiene y de limpieza. Otro punto de interés, es  el regreso a clases,  los padres  tendrán que enfocarse en la lista de útiles escolares y uniformes para sus hijos, además del pago de la matrícula escolar, entre otros gastos extras como pasajes y pago de servicios los servicios públicos como luz, gas y agua.

Ante estos escenarios trabajadores de distintos entes públicos y sectores gremiales han realizado diferentes jornadas de protestas para exigirle al Gobierno Nacional mejoras salariales y laborales.

Todos los gremios protestan de que las medidas económicas no son suficientes

Trabajadores, jubilados y pensionados del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) protestaron el pasado 28 de agosto para denunciar la crisis que enfrenta la institución y exigir un salario que cubra sus todas necesidades.

Los trabajadores de unas de las empresas públicas más importantes del país como lo es la Corporación Eléctrica (Corpoelec) también se pronunciaron para manifestar lo propio además de obtener condiciones de trabajo y consolidar la firma del contrato colectivo.

El lunes 31 de agosto los ciudadanos protestaron en el sector de Gato Negro, Caracas, por el aumento del pasaje y la escasez del servicio de transporte en la ciudad capital. En tal sentido, el director del Comité de Usuarios de Transporte Público, Luis Alberto Salazar, rechazó el nuevo incremento de pasaje a 1 bolívar soberano, decretado por el Gobierno Nacional el pasado 23 de agosto.

El 10 de septiembre los trabajadores de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) manifestaron que se mantendrán en “resistencia y rebelión ante la intención de Maduro, control a través del hambre para dominarnos”.

«Hemos dejado de producir 33.750 toneladas de acero este año, nosotros como trabajadores de esta planta hemos estado denunciando los últimos cinco años acerca esta debacle de la producción», indicó Alejandro Álvarez, dirigente sindical del Complejo Siderúrgico Nacional.

La siderúrgica volvió a protestar este jueves 13 de septiembre para exigir se las autoridades de la estatal se aboquen a sus necesidades.

En el estado Aragua, los empleados de la compañía de suplementos agrícolas Agropatria, protestaron este miércoles 12 de septiembre para denunciar las nuevas medidas económicas que, aseguran, afectan su salario y los beneficios que reciben.

En la ciudad de Caracas, los trabajadores de Corpoelec volvieron a protestar exigiendo mejoras en las condiciones del salario y la aprobación de un contrato colectivo. Esta vez realizaron una marcha se dirigía hacia el Ministerio de Trabajo, pero los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) reprimió la congregación.

Mientras tanto, en la ciudad crepuscular estudiantes y profesores de la Universidad de Yambú (UNY) retomaron las calles en rechazo al aumento en la matricula anunciado por las autoridades de esa casa de estudios tras el incremento de los anuncios económicos.

 

La salud sigue protestando

El gremio de enfermeros y médicos no han dejado de protestar desde el mes de junio hasta la fecha. Los profesionales de la salud han venido exigiendo un pliego de peticiones entre ellos un salario que dignifique su labor, la dotación de insumos médicos, medicinas y mejoras en las infraestructuras de todos los hospitales públicos del país.

Ante esto la presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas, Ana Rosario Contreras, ha sostenido que el gremio de la salud se mantendrá en las calles para continuar exigiendo un aumento salarial, además de pedir por la atención médica de los venezolanos.

Por su parte Pedro Pablo Zambrano, dirigente sindical del sector salud anunció una jornada de protesta nacional el próximo 19 de septiembre y un encuentro nacional sindical el 22 de septiembre para trazar agenda unitaria de luchas.

La rebelión de los jubilados

Las pensiones también fueron ajustadas a 1.800 bolívares soberanos, para ser pagados en tres fracciones. La primera parte Bs.S 450, la segunda porción Bs. S 450 y la ultima fracción de Bs. S 900.

La primera porción debió ser pagada el sábado 1° de septiembre,  información suministrada por  el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, durante una rueda de prensa, pero esta no fue pagada ese día ya que todas las entidades bancarias no trabajaron, por lo que las personas de la tercera edad decidieron manifestar y trancar las calles para exigir el pago de pensión.

El lunes 3 de septiembre, los bancos amanecieron abarrotados de largas colas de abuelos que fueron a cobrar su porción correspondiente. Entre 5 y 9 bolívares soberanos fue la cantidad en efectivo que las entidades bancarias le asignaron a cada persona. Inmediatamente esto generó malestar en el gremio.

Por su parte, el Ejecutivo Nacional manifestó durante una cadena nacional, que a las personas de la tercera edad no se les pagaría sus pensiones correspondiente,  a juiciodel presidente Nicolás Maduro, estos vendían el dinero en efectivo a las mafias colombianas.

A partir de allí los abuelos se han concentrando junto a la Comisión de Jubilados y Pensionados para exigir sus derechos ante la sede del Banco Central de Venezuela (BCV), pero una vez más no han sido atendidos por las autoridades de este organismo.

El pasado viernes 7 de septiembre el gremio recibió el pago de la segunda fracción incompleta,  por lo que los abuelos  decidieron concentrase este jueves en la sede de la Defensoría del Pueblo en Caracas, para consignar un documento en el cual exigen el pago completo y en efectivo del monto correspondiente de su pensión, en medio del férreo control bancario y la pretensión del Gobierno Nacional de obligarlos a migrar a las transacciones electrónicas.

Para este viernes 14 de septiembre se tiene previsto que  las personas de la tercera edad recibirán la tercera parte del pago de sus pensiones. El gremio espera que en esta oportunidad el pago sea como lo han venido solicitando completo y en efectivo:  los 900 bolívares soberanos restantes de su pensión.

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba