Actualidad Nacional

38.587 casas por año hizo el Gobierno

Al Ejecutivo nacional le ha costado cumplir con los planes de vivienda, y aunque el primer mandatario asegura que una de sus prioridades es generar más soluciones habitacionales, la realidad es diferente.

Según un estudio de la Cámara Venezolana de la Construcción, en 10 años de administración de Hugo Chávez Frías se realizaron 385.869 viviendas, de manera que la producción de unidades por año fue 38.587.

Cuando se compara con otras décadas se tiene que la menor fabricación de soluciones habitacionales se ha registrado justamente en el período que va desde el año 1999 hasta 2008.

Los datos, que tienen como referencia los informes del BCV y el Conavi y las memorias y cuenta de los ministerios, señalan que en el lapso de 1989 a 1998, que incluye los gobiernos de Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera, se terminaron en total 655.699 unidades habitacionales, siendo el promedio anual 65.570.

Luego entre los años 1979 y 1988, gestiones de Luis Herrera Campins y Jaime Lusinchi, se efectuaron 759.632 soluciones, y en cada ejercicio se culminaron en promedio 75.964. En el período entre 1969 y 1978, administraciones de Rafael Caldera y Carlos Andrés Pérez, se hicieron 618.150 casas, siendo el promedio anual de unidades 61.815.

Ese bajo nivel de construcción en la última década no ha podido detener el crecimiento del déficit habitacional.

De acuerdo con la organización, el déficit de viviendas supera 1,8 millones de unidades y para evitar su aumento se tienen que producir cerca de 110.000 unidades al año, pero los saldos de cada ejercicio muestran que las construcciones no han sido suficientes.

Gestiones

En la fabricación de viviendas el Ejecutivo tiene dos etapas.

La primera fase abarca el período 1999 a 2003. En ese lapso las unidades efectuadas en cada año promediaron las 20.114. En esa etapa las inversiones se realizaron a través del presupuesto ordinario y los recursos asignados fueron tres millardos de dólares, pero de ese monto sólo se ejecutó una parte.

En ese período el Gobierno se centró en las mejoras en los barrios, promover la constituyente de la vivienda y frenar la participación del sector privado en la construcción de casas.

La segunda etapa se inició en 2004. En ese año se creó el Ministerio de la Vivienda (que fue eliminado en marzo de 2009) y en 2005 se reformó la Ley de Vivienda que estableció tasas sociales y subsidios y se creó un programa de fabricación de casas junto con los privados.

Esos cambios implicaron el incremento de las inversiones, no obstante, a pesar de las mayores fuentes de fondos el promedio de construcción en cada ejercicio fue de 57.060 unidades, no se alcanzó el objetivo 100.000 soluciones cada año.

Entre 2005 y 2007 los recursos contemplados para ese sector fueron más de 5 millardos de dólares, pero no todos esos fondos fueron desembolsados. En 2008 el gasto en vivienda se redujo, y de acuerdo a las cifras del Sistema de Indicadores Sociales en términos reales la inversión registró una caída de 20,9%.

El pasado año, el Gobierno realizó otra reforma de la Ley de Vivienda para permitir a las familias tener un mayor acceso a la compra de casas, por ello aumentaron los subsidios directos, se ajustaron las tasas y se establecieron financiamientos por 100% del valor de la vivienda.

Las modificaciones no se tradujeron en más construcciones, el pasado año los entes del sector público solamente realizaron 23.000 unidades.

Indicadores Los datos de la Cámara de la Construcción muestran que las dificultades en la fabricación de unidades también se reflejan en el índice promedio de producción por cada 1.000 habitantes.

En 10 años el gobierno de Hugo Chávez Frías efectuó 1,5 viviendas por 1.000 habitantes, mientras que en el período de 1989 a 1998 se generaron 3,33 viviendas por 1.000 habitantes y entre 1979 y 1988, 4,90 viviendas por cada 1.000 habitantes. El último reporte del Sisov muestra que ya en 2007 el gasto público por habitante comenzó a caer.

Ante esos resultados, la organización estima que se tienen que tomar más medidas en materia de política de viviendas.

Los cálculos de la Cámara de la Construcción indican que para cubrir el déficit habitacional se necesita realizar el equivalente a 7,5 unidades por cada 1.000 habitantes. Ese monto atendería el crecimiento vegetativo así como el déficit acumulado.

Según el reporte, además se requiere de un aumento de la inversión pública y por ello se considera que de los presupuestos ordinarios se tiene que asignar 5% al Fondo de Aportes del Sector Público (mecanismo que administra los recursos para el sector vivienda), de manera que una parte sea para mejorar las viviendas en los barrios y otra porción sea para el subsidio directo, que se emplea para completar la adquisición de una solución habitacional.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba