ActualidadActualidad Nacional

77% de venezolanos en contra de la educación socialista

Como un estudio alternativo a la Consulta Nacional por la Calidad Educativa, el grupo Cerpe adelantó la investigación «Exploración de valoraciones y creencias sobre la Educación Básica en Venezuela» para pulsar la opinión de los ciudadanos en cuanto a aplicación de las políticas oficiales cuyos propósitos «son los de ideologizar y politizar la educación, a fin de ajustarla a los objetivos del Plan de la Patria, proyecto político dirigido a imponer el modelo socialista en Venezuela».

El trabajo de campo permitió calibrar la opinión de los venezolanos sobre la utilidad de los estudios de primaria para la vida; qué aprenden los niños en la escuela; la calidad de la escuela; la suspensión de clases, preferencias entre planteles privados y públicos y posiciones sobre la educación socialista.

Sobre el último tema a los entrevistados se les propuso la frase, extraída de los discursos oficiales: «Hay que convertir la educación escolar en un sistema para transmitirle a los niños valores socialistas». «Los resultados revelan un desacuerdo mayoritario que llega al 77% (mucho o algo)  contra el 22% de acuerdo (mucho o algo).

De acuerdo a la investigación, «la población, en general y mayoritariamente, no quiere que sus niños y jóvenes sean objeto de ideologización por parte del Estado ni las escuelas campos de batalla donde se formen cuadros ni se diriman el futuro un proyecto político partidista».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Si voluntariamente existiesen escuelas interesadas en transmitir una educación basada en los valores socialistas, pues me parece muy bien ; al fin y al cabo, sería una expresión de la voluntad de sus representantes sobre sus representados. Y es que quizá, lo realmente importante es que no sea por una imposición del Estado y que al mismo tiempo no se le niegue el conocimiento de otros valores diferentes a los socialistas. Que a la larga, el estudiante tenga la posibilidad de comparar y escoger libremente si tales valores son compatibles con lo que él ve y espera en su constatación con la realidad.

    Lo que no es aceptable es el educar para ´´adoctrinar´´ y menos el que sea el punto de partida para que los alumnos interioricen cualquier forma de ´´pensamiento único´´. Siempre se debe facilitar aquel tipo de educación que le permita al individuo jugar con su ´´libre albedrío´´, el poder escoger libremente el camino que el considera como conveniente para alcanzar los objetivos mas ajustados a sus intereses. Y es que coartar su capacidad de libre elección y, o, en el tiempo, equivale a castrar el desarrollo de sus potencialidades innatas y generar comportamientos sociales hasta negativos al alienarlo de su propia realidad, Y es que con ello, lo que se hace es construir individuos ´´anomicos´´, al pensar que está conviviendo en un mundo equivocado y que solo la verdad está en el.

    Nuestra oposición para con el modelo educativo socialista es que es muy limitado, porque induce a ver la realidad bajo una perspectiva única que no se corresponde con la universalidad del conocimiento ; desvirtúa la formación religiosa por muy imperante que se de en su cultura, con lo que la moral y la ética son transmutados en valores materiales encubiertos bajo la etiqueta de lo ´´revolucionario´´. En suma, que sacrifica las potencialidades y valores individuales por algo masificado e impersonal ; es por ello y por muchas otras razones, que el ´´modelo socialista de educación´´ ha fracasado en donde se ha implementado de manera obligatoria y unilateral. Y es que ahí radica su decadencia, solo imperante en países de corte totalitario donde se se coartan las nociones de libertad y democracia en sentido Occidental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba