Actualidad NacionalEspecial País

A los enchufados, ¿también les llegará su hora? caso Alejandro Andrade

Son muchos los nombres que salen a la luz en relación a hechos de lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y malversación de fondos que tienen como marco los gobiernos revolucionarios del ex presidente Hugo Chávez y que de alguna manera, involucran también al gobierno del actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Ministros, dirigentes y presidentes de compañías estatales en servicios públicos, y otros muchos funcionarios adscritos a las distintas redes de producción y distribución de alimentos, minería e hidrocarburos; son quienes están en la mira de organismos de inteligencia policial en Los Estados Unidos y en Europa por denuncias y acusaciones graves sobre hechos de corrupción.

Nervis Villalobos y Javier Alvarado, fueron acusados recientemente por el caso de lavado de dinero desde PDVSA y las bancas privadas de Andorra por 2 millones de euros durante la presidencia de Hugo Chávez. Claudia Díaz, tesorera y enfermera militar de 44 años, quien fue arrestada el pasado 9 de abril junto a su esposo, el ex edecán de Chávez, Adrián Velásquez; fueron acusados por el Ministerio Público venezolano tras el desfalco a la Nación en el conocido caso de los Panamá Papers. Hasta ahora, la enfermera procura convencer a los jueces de la Audiencia Nacional de España donde reside, para que no se ejecute su extradición a Venezuela por ser según su defensa «objeto de una persecución política en su país natal». Díaz es acusada por blanqueo de capitales.

Otro caso famoso por corrupción es el de Alejandro «El tuerto» Andrade y Gabriel  Jiménez Aray, ambos están a la orden del FBI tras acusaciones de malversación de fondos, corrupción y lavado de dinero por mil millones de dólares. Alejandro Andrade, ex jefe de la Tesorería Nacional del 2007 al 2011, se mantuvo al frente mientras se desempeñaba como presidente del Banco de Desarrollo Económico y Social BANDES y como viceministro de Gestión Financiera en el entonces Ministerio de Planificación y Finanzas.

https://youtu.be/s7kmswjeV0w

El pasado 20 de noviembre, la corte federal del Distrito Sur de Florida en Estados Unidos ordenó «(…) el hacer público el expediente CASE NO. 18-cr-80054-ROSENBERG a petición de la Fiscalía de Estados Unidos, donde se acusa formalmente por lavado de dinero a Alejandro Andrade, ex-tesorero nacional de Hugo Chávez». Andrade enfrenta cargos de conspiración para lavado de dinero con pena máxima de cárcel de 10 años de prisión.

Del mutismo al descubierto

El ex tesorero de Hugo Chávez de 54 años, se declaró culpable ante una corte del Distrito Sur de Florida por el cargo de «Conspiración para lavado de dinero» en diciembre de 2017. Alejandro Andrade, tenía varios años viviendo en Wellington -Florida, en medio de una gran fortuna y muchos bienes que se comparan con el de las estrellas de Hollywood. Su caso que estaba bajo reserva hasta ahora, acaba de sacarse a la luz tras el levante de la reserva judicial a la declaración de culpabilidad que hizo en marzo pasado, junto al también venezolano Gabriel Arturo Jiménez de 50 años. La sentencia de Andrade está fijada para el 27 de noviembre y la de Jiménez para el próximo 29 de noviembre.

Jiménez, quien estaba radicado en Chicago, aceptó el cargo de conspiración para lavar dinero en el mismo plan junto a Raúl Gorrín, propietario del canal de televisión venezolano Globovisión y de la aseguradora Seguros La Vitalicia. Éste es acusado en agosto del 2017 en la corte del Distrito Sur de Florida por violar las leyes anticorrupción de Estados Unidos. Gorrín también es señalado por conspiración y blanqueo de capitales, en el mismo esquema de Andrade y Jiménez, según informó el departamento de Justicia de Los Estados Unidos. Gorrín, de 50 años y cuyo paradero no quedó claro de inmediato, fue declarado fugitivo en septiembre y los cargos fueron revelados apenas en estos días.

Mientras tanto, el presidente Nicolás Maduro ha dicho en varias oportunidades que éstos procedimientos penales contra ex funcionarios venezolanos, son producto de la injerencia de los Estados Unidos para tratar de socavar a su gobierno «(…) por medio de sanciones que afectan a Venezuela y a todos los venezolanos». Hasta ahora, el Ministerio de Información de Venezuela no ha respondido a las numerosas solicitudes de comentarios y respuestas sobre estos casos.

Lo cierto es que el FBI y la Corte Federal del Distrito Sur de Florida, aseguran que los hechos de corrupción fueron producto de la implementación en Venezuela en el año 2003, de un estricto control cambiario que se llevó a cabo bajo el mandato del ex presidente Chávez. Los medios y la corte federal señalan que la regulación, «(…) permitió a privados tener acceso a divisas mediante operaciones con bonos emitidos por la República en moneda extranjera que se ofrecían en subastas y adjudicaciones directas y estrictamente controladas por las autoridades».

Analistas y opositores han argumentado que esas subastas permitieron a miembros de «la élite empresarial con conexiones con el gobierno socialista», obtener dólares a una pequeña fracción de la tasa vigente en el mercado paralelo. En medio de estas acusaciones, se afirma que Gorrín pagó 150 millones de dólares en sobornos a dos funcionarios venezolanos de alto nivel, incluido Andrade, para garantizar su acceso a las subastas.

FBI le incauta sus propiedades

Tras los cargos y el hecho público de corrupción de Alejandro Andrade, los agentes del FBI allanaron e incautaron sus propiedades a través de un operativo realizado el pasado 16 de noviembre en Wellington – Florida, en los que se confiscaron algunos caballos que estarían vinculados al lavado de activos. Andrade se encuentra en libertad, pero algunos allegados aseguran que usa «un grillete eléctrico», por lo que se presume no ha sido privado de libertad. Su situación actual es de «cooperación con las autoridades norteamericanas», para esclarecer los hechos. El FBI también envió órdenes de captura a los organismos españoles contra otros venezolanos que son socios de “El Tuerto”, éstos residen actualmente en el país europeo.

Propiedades incautadas 

  • Cinco (5) propiedades de bienes raíces 

Sunnyland Lane, svellington, Florida 33414
46th Lane S, Wellington, Florida 33414
Ocepn Boulevard, Palm Beach, Florida 33480
Crown Bridge Drive, Del Ray Beachy Florida 33446
Sunnyland Lane, Wellingtom Florida 33414

  • Vehículos 

Mercedes Benz GLS 550
Mercedes Benz AM G G-63
Cadillac Escalade
Porsche Cayerme, Vm W
Chevy Tahoe
Mercedes Benz
Bentley Continental Convertible
Chevrolet Silverado 2500
Dodge Rnm 3500
Toyota 4 Runner
Cimarron Horse Trailer
Lawnmower/tractor
Golf cart

  • Caballos

Anastasia Du Park
Bonjovi
Boy lV
Clouwni
Cortina 186
Dipssy
Hardrock Z
Jenni’s Chance
Joly Jumper
Leonardo RGS
Nokia de Brekka
Quilina VD Laarseheide Z
Reus de la Nutria
Ricore Courcelle
Tupac Van de Vrombautshoeve 2
U y Tinker Bell

Otros de los activos incautados por el FBI fueron 35 Relojes : Rolex Daytona Cosmograph, Rolex Yacht-Master, Rolex Sky-Dweller, Hublot Big Bang King, Hublot Big Bang King Black Magic y Almiversary of Ferrari watch, entre otros.

 

«La vida oculta de Alejandro Andrade»

Alejandro Andrade/foto:cortesía El Pitazo

Según reseñas publicadas en el Semanario 6to Poder, «La vida oculta de Alejandro Andrade: El “boliburgues” más grande del chavismo»; la vida de Alejandro “El Tuerto” Andrade , esconde los hechos que lo implican «(…) bajo la sombra de la corrupción y el lavado de dólares».

Andrade participó en el intento de golpe de Estado de 1992, que como bien recordamos, fue liderado por el ex presidente Hugo Chávez. A partir de la llegada al poder de Chávez, Andrade se desempeñó como su escolta y asistente durante la campaña para las elecciones presidenciales de 1998. Comenzó como subsecretario de la Asamblea Nacional Constituyente en 1999, y en el 2002, asumió la presidencia del Fondo Único Social. Cinco años más tarde fue juramentado como Tesorero de la Nación.

Según reseña 6to Poder, «(…) luego de una serie de denuncias por presuntas irregularidades financieras dejó la Tesorería Nacional en enero de 2011, (…) gracias a la protección del propio presidente Chávez, no fue investigado. A los cuatro meses, una de sus fichas, Claudia Díaz, ocupó su cargo». Andrade fue apodado como «El hijo del Supremo galáctico.”

Andrade y Chávez estaban un día jugando “chapita” -similar al béisbol, y que se practica con un palo de escoba y tapas de botella- cuando el ex presidente, sin intención, lanzó una “chapita” que golpeó a Andrade en uno de sus ojos, ocasionándole así la pérdida del globo ocular. Producto de lo ocurrido, el militar tiene un ojo de vidrio.

Fue así como, «(…) el llamado “Comandante Supremo” habría desarrollado cierta estima con Andrade, al punto de considerarlo como un hijo consentido, en el sentido de brindarle protección, incluso sobreprotegerlo de cualquier investigación», asegura el medio.

Quienes conocen a Alejandro Andrade, dicen que tiene alrededor de 150 caballos de salto ecuestre valorados entre 150 mil y 500 mil dólares. «De vivir alquilado en las residencias militares de Fuerte Tiuna pasó a vivir en una de las zonas más exclusivas en Estados Unidos, donde hace poco hizo una donación al condado. Tras ser revocada su visa a los Estados Unidos, sigue viviendo en un modesto apartamento, que le sirve de fachada, cerca de la avenida Victoria en Caracas».

Andrade era muy poco visto en lugares públicos, se dice que siempre andaba armado y se trasladaba en una Tahoe Gris a pruebas de balas. Gozaba de la protección de «(…) un anillo de seguridad integrado por seis funcionarios de alto nivel, distribuidos en tres motocicletas V-Trom y una camioneta 4 Runner. El potentado boliburgues, que prefiere realizar sus actividades deportivas en Fuerte Tiuna, tiene también a su disposición una Grand Cherokee Land Rover verde para cualquier traslado de sus hijos o familiar cercano».

“El Tuerto” es amante de la comida del mar, todo bocadillo que se le antoja debe ser hecho al momento, ya que le causa repugnancia comer algo recalentado.

Negocios riesgosos

Banco de Desarrollo Económico y Social, BANDES/foto: archivo

Alejandro Andrade comenzó a conformar su fortuna cuando en el 2007, fue juramentado Tesorero Nacional y Viceministro de Gestión Financiera del Ministerio de Participación y Desarrollo Social. Con la Tesorería en sus manos y luego con el Banco de Desarrollo Económico y Social, BANDES, del cual fue designado presidente a mediados de 2008, «(…)consolidó una estructura con la complicidad de seudo banqueros y seudo corredores de Bolsa, que le permitió la manipulación financiera de las notas estructuradas y de las colocaciones oficiales, convirtiéndose así en una de las personas más acaudaladas», del gobierno de Hugo Chávez.

Los negocios riesgosos, comenzaron a descubrirse, luego que las autoridades de Estados Unidos  revisaran un esquema fraudulento en donde se vislumbraban pagos por sobornos a una casa de bolsa ubicada en Nueva York, «Direct Access Partners DAP», con la que el BANDES estableció negociaciones de compra – venta mil millonarias.

«DAP compraba bonos que luego vendía a la tesorería de Bandes con un elevado incremento de precio. También, cuando BANDES necesitaba vender parte de sus bonos se los ofrecía a DAP a precios muy inferiores a los del mercado».

Según las investigaciones, «(…) las operaciones fraudulentas en BANDES se llevaron a cabo entre enero de 2009 y junio de 2010, lapso en el que la entidad financiera produjo tres balances semestrales. Los dos correspondientes a 2009 están firmados por el Teniente Alejandro Andrade, presidente de la institución para esa época, y el del primer semestre de 2010 está firmado por Edmée Betancourt».

 

Fuentes: El Nuevo Herald/6to Poder/Actualidad y Gente

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba