Actualidad Nacional

Adquirir una central eléctrica cuesta más de $ 2 millones

Adquirir una central eléctrica para abastecer de energía a un centro comercial requiere de una inversión que supera los dos millones de dólares, dependiendo de las características de equipo. Este monto no incluye mantenimiento ni adecuación del espacio para el sistema eléctrico.

Octavio Casado, ingeniero y gerente general de la empresa Comelecinca Power Systems C.A., cuya sede principal está en Barcelona, Anzoátegui, explicó que para tener una central eléctrica lo primero que debe hacerse es un proyecto para evaluar los índices de consumo de energía; además, debe realizarse una inspección en el lugar donde será instalada.

Añadió que el proceso de elaboración del proyecto e instalación puede durar de seis meses a un año, según la disponibilidad del espacio que albergará el equipo. «En los centros comerciales habría que sacrificar puestos de estacionamientos, que producen mucho dinero, para colocar la maquinaria. Preparar el lugar toma tiempo: debe ser adecuado, pues es un equipo delicado y costoso», señaló Casado.

Tener un sistema eléctrico que dure mayor tiempo encendido dependerá del tamaño de su tanque de combustible; sin embargo, en Venezuela se debe cumplir con una norma obligatoria establecida por la organización National Fire Protection Association, que impide a las empresas almacenar reservorios de carburantes mayores a 2.500 litros cerca de zonas habitadas. «Si se construye un depósito de mayor capacidad, tendría que fabricarse interno y el trabajo tardaría más tiempo», agregó el ingeniero.

Altos costos. A los centros comerciales que consumen menos 8.000 kVA les costaría aproximadamente dos millones de dólares instalar una central eléctrica. Al monto habría que agregarle mantenimiento, adecuación del lugar y el personal que la opere, lo cual incrementaría la inversión. El precio del equipo se calcula por cada Kva y cuesta 250 dólares si es eléctrico y 450 dólares si funciona con diesel.

«El sistema de energía que tiene el Sambil Caracas requirió de una inversión de más de tres millones de dólares porque es un equipo grande», indicó Casado. Añadió que lo importante no es sólo que se adquiera el equipo, sino que se le haga mantenimiento continuo; de lo contrario, podría fallar y la inversión se perdería o se dañarían piezas difíciles de conseguir.

Afirmó que es importante acondicionar el espacio donde se ubicaría el sistema eléctrico, ya que producen mucha contaminación sónica. Por ello es que debe hacerse una inversión adicional en las paredes y estructura de la zona, con un material que impida que el sonido se libere y afecte el ambiente externo.

Ventas estables. A pesar que las restricciones de consumo de energía en el país cada vez son mayores, las empresas que comercializan estos sistemas eléctricos no han notado mayor incremento en su demanda. «Prestamos servicio a empresas fijas, tenemos bastante trabajo, pero son proyectos que se convinieron con mucho tiempo de antelación, pues se desarrollan a largo plazo», aseguró el gerente de Comelecinca Power Systems C.A.

Señaló, además, que han recibido a dueños de restaurantes y de hoteles del interior del país que están previniendo las fallas eléctricas que podrían afectar los equipos de estos establecimientos comerciales.

Comelecinca Power Systems comercializa centrales eléctricas importadas desde Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Brasil, China y algunas piezas de producción nacional.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba