Actualidad Nacional

Advierten que diálogo en Barbados plantea elecciones sin Maduro

La máxima autoridad de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, reconocido como presidente interino del país por más de 50 países, anunció ayer domingo su participación en una reunión que se llevará a cabo en Barbados para la reanudación de «diálogo político» con el Gobierno de Nicolás Maduro al que considera una «dictadura».

«Se asistirá a una reunión con representantes del régimen usurpador en Barbados, para establecer una negociación de salida a la dictadura», dijo el líder opositor en un comunicado que él mismo difundió a través de Twitter.

La tragedia

El escrito recuerda que estos acercamientos políticos se deben a la mediación del Gobierno del Reino de Noruega «para poner fin a la tragedia» en Venezuela.

En efecto, el periodista Nelson Bocaranda develó mediante su cuenta en Twitter, que en la nueva ronda de mediación que se realizará en Barbados, el tema a abordar será lograr unas elecciones libres sin Maduro en nueve meses.

De acuerdo con lo publicado por Bocaranda, los oficialistas aseveran que Maduro no será candidato. «Esto estará en el tapete en Barbados: Elecciones libres y sin Maduro en nueve meses (Rojos aseguran que Maduro no será candidato)».

De hecho, recalcó que los posibles candidatos del PSUV serían Diosdado Cabello o Héctor Rodríguez, y existe una «fuerte presión militar para que se llegue a un acuerdo cuanto antes», remarcó.

Esperan seriedad

El cardenal Baltazar Porras, administrador de la Arquidiócesis de Caracas, instó a los venezolanos a dejar los “fanatismos” de lado, pues no conducen a nada y en cambio hay que centrarse a buscar una solución a la crisis a través de la negociación.

“Esa voluntad firme del venezolano de querer que haya una solución pacífica no es una cobardía, ni una dejadez, es una actitud”, recalcó el eclesiástico en entrevista con Unión Radio.

Respecto a una posible participación de la Iglesia en unas nuevas negociaciones, el purpurado recordó que la carta de monseñor Pietro Parolin de 2016 cobra más vigencia que nunca y por eso insistió en que el anunciado acercamiento, propiciado por Noruega y que esta semana continuará en Barbados “no se trata solo de decir ´vengan y hablamos´, se trata de una seriedad y ojalá en esta negociación los puntos que se van a tratar conduzcan hacia una salida pacífica, electoral y con condiciones”.

Remarcó que la Iglesia siempre ha estado dispuesta, no a participar en ese diálogo, sino a propiciar el entendimiento entre las partes y hacerles entender que deben dejar de lado las aspiraciones personales, para dedicarse a solucionar los problemas del conjunto de la sociedad. “Como Iglesia estamos dispuestos a ayudar, pero con seriedad”.

Un acuerdo internacional

El economista venezolano, José Toro Hardy, aseguró que en el ámbito internacional se estaría realizando un acuerdo en la que participan el Grupo de Lima, la Unión Europea, Estados Unidos, Rusia y China, para un posible salida de la crisis política, económica y social de Venezuela.

Toro Hardy enfatizó que este acuerdo podría tratarse de una salida no favorecida para la oposición venezolana ni para el régimen chavista.

Guaidó dijo ayer que reanudará diálogos en Barbados con el chavismo para “poner fin al sufrimiento de los venezolanos”.

La oposición y el oficialismo venezolanos anunciaron que acordaron iniciar la tercera ronda de negociaciones facilitada por Noruega, pero en esta oportunidad en la isla caribeña de Barbados, y no en Oslo, como en anteriores oportunidades.

En el comunicado, el gobierno en Noruega asegura que las partes se reunirán “para avanzar en la búsqueda de una solución acordada y constitucional para el país” y agrega que se las realizarán “de manera continua y expedita”.

Guaidó pide confianza

Gobierno y oposición iniciaron acercamientos bajo la mediación del gobierno de Noruega, pero un encuentro en mayo pasado en Oslo culminó sin acuerdo. Una nueva ronda quedó en suspenso luego de que el capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo muriera estando en custodia de las fuerzas de seguridad del Estado luego de ser  acusado de conspiración.

En el Día de la Independencia de Venezuela, el viernes 5 de julio, el presidente Nicolás Maduro encabezó una parada militar en el paseo Los Próceres, al sur de Caracas, donde dijo: “Llamo a la paz y a la unión nacional a todos los sectores (…) dentro de Venezuela cabemos todos”.

Por su parte, el presidente encargado, Juan Guaidó, dijo que: “No hay eufemismo que valga para caracterizar a este régimen más que dictadura: la sistemática violación de derechos humanos, la represión, la tortura, el utilizar la comida como elemento de chantaje a la ciudadanía, el perseguir”.

Presidente (E) Juan Guaidó Foto: Valentín Guimaraes

“¿Ustedes creen que vamos a ir a cualquier espacio a enfrentar la dictadura para que ganen tiempo? ¿Para que se burlen de nosotros? A cada espacio que vamos es para enfrentarlos (…) Ni a mi, ni a los diputados, ni a los venezolanos nos van a ver las caras de pendejos”, agregó al inicio de una marcha.

Pidió a sus seguidores “confianza” y dijo no temer a alternativas como los diálogos en Noruega. En anteriores ocasiones Guaidó había dicho que, por el momento, no tenía pensado volver a la mesa de negociación y que la misma estaba «congelada».

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba