ActualidadActualidad NacionalPulso Regional

Alcalde de Mérida dijo no recibir amenazas de ninguna naturaleza

Nora Sánchez / Mérida

@norasan16

En respuesta al vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, quien en Mérida aconsejó al nuevo alcalde de la ciudad andina, Alcides Monsalve, mirarse en el espejo de su antecesor, Carlos García, quien fue destituido por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por permitir protestas ciudadanas contra el gobierno de Nicolás Maduro, el burgomaestre señaló que no recibe amenazas de ninguna naturaleza.

Monsalve, juramentado este viernes ante el Concejo Municipal de Libertador, resaltó que no recibe amenazas de ninguna naturaleza, por lo que aspira que el consejo de El Aissami haya sido generado con la mejor intención.

Durante su visita a Mérida para juramentar a los alcaldes electos ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), el vicepresidente Tareck El Aissami también advirtió que alcalde opositor que “se pase de la raya”, enfrentará a la justicia.

En ese sentido, el burgomaestre apuntó que “nosotros no somos factores políticos que recibimos amenazas de ninguna naturaleza, estamos acá es con la disposición de gobernar para los que nos eligieron, para los que no nos eligieron e incluso para los que no fueron capaces de salir a votar”, expresó.

Ante la interrogante de si permitirá o no las protestas, causa por las cuales el ex alcalde Carlos García fue destituido, Monsalve señaló que “estamos aquí para gobernar, no para prohibir o no prohibir, el orden publico no es competencia del alcalde, es competencia del gobernador y de los organismos nacionales, haremos todo lo que está a nuestro alcance para que la calidad de vida del ciudadano sea mejor”.

Dijo que “al tener calidad de vida los ciudadanos entrarán mucho más en conciencia a la hora de manifestar sus incomodidades en el nivel que sea, estamos para mejorar la calidad de vida, no para generar o evitar protestas, estamos para generar soluciones”.

Pagar solo mil bolívares

Alcides Monsalve asume el cargo con una ciudad convulsa y molesta por el aumento unilateral y arbitrario del precio del pasaje del transporte público de 600 a 2 mil bolívares.

Ante el reclamo de los ciudadanos, el alcalde señaló que evaluará la situación con los transportistas y dará soluciones y aportes, pero resaltó que la problemática no ocurre sólo en el municipio Libertador sino en todo el país.

El alcalde pidió al Sindicato de Transporte reconsiderar el aumento y cobrar por unos días sólo mil bolívares hasta tanto llegue a acuerdos que no perjudiquen a las partes involucradas.

En Mérida la tarifa vigente legal y estipulada en Gaceta Municipal es de 300 bolívares por pasaje corto y la misma ya fue aumentada unilateralmente a 600 bolívares el pasado primero de noviembre.

Desde este 15 de diciembre los conductores cobran 2 mil bolívares el pasaje corto y 3 mil bolívares la ruta larga y ante lo que consideran una anarquía, el alcalde Alcides Monsalve dejó claro que no permitirá que eso ocurra, “hay una autoridad municipal y vamos a ejercer nuestra autoridad, tenemos que entrar en conversaciones con el transporte, apenas estamos llegando y hay un conflicto que no generamos nosotros, esto se viene arrastrando y por supuesto debemos generarle una solución”, dijo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba