ActualidadActualidad Nacional

Aliados del PSUV exigen gobernar y sacudir el Polo

Los primeros sorprendidos por el «sacudón» fueron los «coautores» de la revolución. Es decir, los miembros del Gran Polo Patriótico (GPP), los mismos que aportaron al presidente Nicolás Maduro los votos necesarios para entrar a Miraflores.

El lunes pasado, luego de que el Partido Comunista y Patria Para Todos se quejaran por la falta de debate interno y criticaran las medidas aplicadas por Maduro, el Partido Socialista Unido de Venezuela nombró a un grupo de sus directivos como «enlaces» con las organizaciones aliadas.

Aunque saludan el gesto del partido, voceros de la coalición chavista aclaran que este movimiento del PSUV no tiene nada de novedoso y es típico de los «momentos electorales». En su lugar, exigen ser tomados en cuenta para definir el rumbo del Gobierno y «sacudir» el Gran Polo Patriótico.

Muchas fallas

«Hemos tenido una relación accidentada, de carácter político-electoral, y aspiramos que esa relación dé un salto cualitativo y se construyan espacios comunes de consulta y conducción colectiva», expresa Juan Barreto, ex alcalde metropolitano y fundador de Redes.

Barreto recuerda que Maduro prometió reunirse con sus aliados «una vez al mes o cada dos meses». Sin embargo, no ha cumplido su palabra.

El vínculo del PSUV con Redes será su mismísimo primer vicepresidente, Diosdado Cabello. Barreto señala que «acogemos positivamente» esta designación, mas advierte: «ojalá que el Polo Patriótico como instancia de reunión permanente no se desvanezca ahora que cada uno de los partidos tendrá una relación bilateral con dirigentes del PSUV».

A su juicio, el GPP debe convertirse «en un espacio de contraloría para mejorar la eficiencia de la gestión y acorralar a la corrupción».

El secretario general del Movimiento Tupamaro, José Pinto, interpreta los «enlaces» del PSUV como parte «del proceso de conversaciones que lleven a unificar criterios» entre los factores de la coalición.

Pinto considera que «debe haber un mecanismo de comunicación permanente» en el seno de la alianza chavista y enfatiza que «la autonomía política organizativa de los movimientos sociales es fundamental para poder avanzar».

Esperar la llamada

«Siempre ha existido un enlace con el PSUV. Ahora lo que hicieron fue un reacomodo, una reasignación. Antes nos tocaba Tarek El Aissami y ahora nos atenderá Héctor Rodríguez, de quien no tenemos ni los teléfonos», reconoce Wilmer Nolasco, secretario general del Movimiento Electoral del Pueblo (MEP).

Nolasco admite que «el espacio del GPP ha perdido comunicación». «El Polo Patriótico debe convertirse en un escenario de conducción política. Si no masificamos la comunicación, no vamos a tener éxito. El sistema biométrico (para la compra de alimentos) es una excelente idea, pero no teníamos información de qué se buscaba y permitimos que la oposición le metiera terror al pueblo», observa el representante del MEP.

Los comunistas estiman que el nombramiento de los enlaces es «una iniciativa importante», aunque está lejos de responder a su planteamiento inicial. «Durante años, el PCV ha expresado la necesidad de generar mecanismos directos, cotidianos y permanentes de articulación y coordinación colectiva entre las distintas organizaciones», resume Carlos Aquino, secretario de propaganda.

Aquino sostiene que el «sacudón» de Maduro «no fue producto de un proceso amplio de consultas entre todos los factores que podían aportar ideas». Empero, opina que la reactivación del diálogo con el PSUV puede dar pie a la discusión y revisión de las directrices de Miraflores.

«No se hizo un proceso previo, pero se puede hacer uno posterior entendiendo que un conjunto de anuncios pueden ser mejorados y modificados», agregó el portavoz del PCV.

La gran amenaza

Al subrayar que ellos contribuyeron con el triunfo electoral de Maduro, PPT exige constituir el «Gobierno del GPP». El secretario nacional del partido, Rafael Uzcátegui, apunta que «el sacudón fue la ratificación del Gobierno del PSUV» y resalta que «no hemos tenido ninguna relación que haya permitido que se conozcan nuestras opiniones ni se ha convocado una reunión de la alianza».

Uzcátegui está dispuesto a fortalecer sus lazos con los rojos, pero indica que «eso no nos hace olvidar que es necesario el encuentro colectivo».

«El tránsito hacia el socialismo nos impone el camino de la diversidad, de muchas organizaciones y partidos. Si no es así, tenemos garantizada la derrota», alerta el líder de PPT.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba