Actualidad NacionalLa Salud

Alumnos del preescolar del Hospital de San Cristóbal se enferman por gases que emanan del incinerador

60% de los estudiantes tienen problemas de salud

130 niños y 40 docentes del preescolar Andrés Eloy Blanco, ubicado en el hospital central de San Cristóbal se ven afectados diariamente por el humo que emana del incinerador de este centro de salud, por lo que representantes de esta institución educativa temen que se propague una contaminación en el lugar.

La profesora Raquel García, explicó que desde hace años vienen sufriendo por este problema y no les han dado solución, “Cuando se enciende el incinerador en horas laborales y los niños están en las aulas tenemos que salir corriendo y ubicarlos en otras aulas porque el olor es terrible”.

Indicó que han hecho oficios para pedir apoyo al hospital central de manera que se coordinen los horarios de cremación cuando los niños no están en el lugar, pero no les han dado respuesta. Aseguró que la mayoría de niños, cuyas edades oscilan entre dos y cinco años sufren de las vías respiratorias o de problemas estomacales y los docentes siempre están enfermos de la garganta.

García detalló, que una demostración de que los escolares se enferman permanentemente es que en cada aula hay entre 20 y 25 alumnos y solo asisten cinco o hasta menos. Estima que 60% de los estudiantes tienen problemas de salud por esta situación.

El problema del incinerador se suma que en la parte posterior del prescolar se ha formado una laguna que se convirtió en un criadero de zancudos, sapos y roedores.

El señor Eberth García, quien es padre de uno de los niños afectados precisó que el agua está estancada en el lugar por una alcantarilla deteriorada, pero han pedido apoyo a las autoridades del hospital central y de Corposalud y les han dicho que como no tienen una bomba de achique no pueden hacer nada.

Foto: Zulma López

Repararán el incinerador

Las autoridades de Corposalud anunciaron la reparación del incinerador del centro de salud, la cual se llevará a cabo en los próximos días y contará con varias fases, según explicó Ildemaro Pacheco, gerente general de la Corporación de Salud, quien explicó que el incinerador colapsó y la chimenea se cayó, lo que ha hecho que los gases que se generan durante la incineración salgan a la atmosfera de forma desordenada.

“Ante esta situación no podemos posponer la solución del problema del incinerador y con recursos que nos acaba de aprobar la Gobernadora vamos a comenzar esta reparación que cuesta varios miles de dólares”.

Pacheco, indicó que en la primera fase se acomodará la chimenea de descarga de gases, la cual tiene tres metros y se espera llevar a 12 metros, que es el estándar mínimo internacional bajo el cual debe funcionar un incinerador con estas características, también se va a reparar su base de concreto y además de ello se va a reconstruir la cámara de quemado de gases que está afectada, por lo que las comunidades cercanas al centro de salud se han visto afectadas por el humo que se deprende de la incineración.

La reparación –precisó- también incluye el sistema eléctrico, porque todos los tableros, sistemas y electrodos serán cambiados, incluso hasta el tema de seguridad será tomado en consideración, para proteger la integridad de los trabajadores.

«La primera fase son 150 millones de bolívares y ya tenemos el plan para los siguientes créditos adicionales y poder culminar la obra en el primer trimestre de 2020”, puntualizó.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar