Actualidad NacionalEspecial País

AN inicia nueva directiva este 2019 para darle paso a una posible transición

En el 2018 la Asamblea Nacional (AN) fue señalada por no acompañar a la sociedad civil durante las jornadas de calle que se realizaron en todo el territorio nacional y en no guiar al país hacia una ruta política democrática para salir de la coyuntura. En este 2019 los ciudadanos han exigido que el órgano legislativo termine de concretar acciones y que no genere falsas expectativas con respecto al escenario del 10 de enero.

Este 2018 fue el tercer año de gestión que cerró el Parlamento Venezolano a cargo de la mayoría de los partidos de la oposición y diputados independientes, -112 de los 165 escaños de la AN- y el balance que no difiere mucho de los años anteriores.

Este ultimo año de gestión de la AN se resume:

De las 39 sesiones plenarias:

-26 fueron sesiones ordinarias.

-2 Extraordinarias.

-2 Especiales.

-1 Solemne.

-2 Comisiones Consultivas.

-5 Comisiones Delegadas.

-1 Sesión Suspendida.

Durante la instalación de las sesiones de trabajo el parlamento:

-Sancionó 6 leyes de las 9 que estaban previstas.

-Trató 83 acuerdos parlamentarios.

-Realizó una autorización para el enjuiciamiento del presidente de la República Nicolás Maduro.

-Aprobó 2 declaratorias de emergencia sectoriales y 2 declaratoria de responsabilidad política.

-Registró 42 agresiones contra los diputados.

Durante esta tercera gestión, la Asamblea Nacional aprobó un total de seis leyes en segunda discusión, cuatro en primera, y se inició la segunda discusión del proyecto de Ley de Recuperación de Activos Producto de la Corrupción; y en cuenta el de la Ley Orgánica de Transparencia y Acceso a la Información.

Así lo informó el presidente de la AN Omar Barboza mediante una nota de prensa publicada el 20 de diciembre en la cual explica que ademas fueron tratados, investigados y condenados por el ente legislativo lo que calificó como los  casos de corrupción más «escabrosos» en la historia de Venezuela, que en su mayoría están ligados a la complicidad de hechos vinculados al narcotráfico, situación que consideró ha generado la grave crisis que afecta la calidad de vida de los venezolanos y que ha motivado la diáspora de millones de connacionales.

Pese a las dificultades que ha enfrentado el país, Barboza destacó que los diputados cumplieron con el compromiso que tienen con sus electores y con la nación. Ademas, se continuó con la estrategia legislativa de constituir un banco de leyes sancionadas al aprobarse en segunda discusión. «Sin enviarlas para su promulgación al Ejecutivo Nacional hasta tanto se produzca en Venezuela el cambio político por el cual luchamos» para tener una así una base jurídica adelantada que sirva de fundamento legal para la reconstrucción del país. Destacó como logro fundamental el haber preservado la legitimidad del ente legislativo, que aseguró «va a ser el poder legitimador del cambio».

El presidente de la AN destacó que en este año el parlamento resaltó una serie de acuerdos aprobados con relación a la detención del diputado Juan Requesens, la muerte del concejal Fernando Albán cuando se encontraba bajo custodia por los funcionarios del Sebin, y el repudio al asesinato del ex inspector del CICPC Oscar Pérez y los integrantes de su grupo.

En ese sentido el órgano legislador condenó la judiciliazación de las manifestaciones laborales y la libertad sindical en el caso del secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera, Ruben González y nueve trabajadores por protestar y exigir las reivindicaciones de sus derechos laborales.

Ademas, se aprobaron acuerdos en defensa de la libertad de expresión debido a que en los ultimamos años se ha ido intensificando la censura en Venezuela.

Con respecto a la diáspora, la AN acordó dirigirse al Alto Comisionado para los Refugiados (Acnur) para que se tomaran medidas dirigidas a la atención de los venezolanos desplazados. Además, se manifestó a favor de un corredor humanitario en la frontera venezolana.

Agresiones al parlamento y sus diputados

De acuerdo con la constitucional actual, el Poder Legislativo tiene tres funciones fundamentales: Legislar, representar a sus electores y controlar el resto de los poderes públicos de la nación. sin embargo, el Gobierno de Nicolás Maduro desconoce a la AN política, jurídica y financieramente. Aunado a esto las persecuciones, hostigamientos y violaciones a los derechos humanos de los diputados por parte de las autoridades del Estado, por consecuencia el órgano legislativo ha logrado movilizar a la comunidad internacional a su favor.

En este año un total de 21 diputados fueron amenazados, agredidos, atacados, perseguidos e incluso detenidos en este 2018 por instrucciones directas del Estado o funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro.

No obstante a la cifra de agredidos del año 2017 que fueron 66 diputados es mayor que la de los dirigentes atacados en este año, cuando se registraron las protestas antigubernamentales que desencadenaron una ola de violencia que dejó mas de 100 muertes y un centenar de heridos por parte de la confrontación física con efectivos de policía y militares, y que muchos diputados se pusieron al frente de las protestas.

Ataques físicos, amenazas, persecuciones, intimidaciones, allanamientos de morada y detenciones fueron registradas durante este año en contra varios representantes de la oposición venezolanas entre ellos:

Adriana Pichardo (VP) allanamiento de morada; Tomás Guanipa (PJ) con 5 ataques hacia su persona; Williams Dávila (AD), Gilber Caro (VP), Juan Pablo Guanipa (PJ) Juan Manuel Olivares (PJ) y Américo de Grazia (Causa R) con 3 hechos en los que se han visto amedrentados o agredidos directamente, entre otros 15 parlamentarios fueron objeto de una o dos situaciones de agresión.

El caso del diputado Juan Requesens y Julio Borges son unos de los casos que resaltaron este año puesto que fueron acusados públicamente por el presidente Maduro de estar implicados en el presunto atentado  fallido en su contra el pasado 4 de agosto durante el acto de conmemoración del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Requesens fue detenido por los funcionarios del Estado infiriendo el articulo 200 de la Carta Magna, posteriormente fue desaparecido por varios días  y luego recluido en la sede del Sebin, en El Helicoide sin poder mantener comunicación son sus familiares y sus abogados luego de mas de 50 días aislado.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y la Asamblea Nacional Constituyente  (ANC) -órganos calificados como ilegítimos por parte de la comunidad internacional-  aplicaron los diputado Juan Requesens y Julio Borges procedimientos inexistentes para pretender quitarles su inmunidad parlamentaria.

A Borges le congelaron sus bienes y pidieron su extradición a Colombia, procedimiento que la nación neogranadina negó. Por otro lado Requesens fue violentado y objeto de graves hecho como ser mostrado mediante unos videos que fueron difundidos en las redes sociales donde aparece semidesnudo, usando ropa con manchas de excremento y mostrando signos de posible alteración en su conducta por presunto uso de drogas como «burundanga».

En el vídeo el joven parlamentario se auto-incrimina por el caso de atentado contra Maduro sin la presencia de su abogado. Días después Requesens logró hablar con sus abogados y este negó haber declarado para un vídeo.

A este escenario los diputados Jose Manuel Olivares (PJ), Gaby Arellano (VP), Rosmith Mantilla (VP) quienes se vieron obligados a exiliarse debido a las agresiones y amenazas que tocaron sus puertas.

Otros han tenido una suerte distinta, como Freddy Guevara, quien se encuentra en condición de refugiado en la embajada de Chile en Caracas; mientras que Gilbert Caro, Renzo Prieto, así como Gilberto Sojo, estuvieron detenidos pese a su condición de legisladores y la protección constitucional que les brinda la inmunidad parlamentaria.

Pese a esto, los diputado que aun permanecen en Venezuela han manifestado que seguirán trabajando por los venezolanos que confiaron su

 

Parlamento con la mirada en el 5-E  y 10-E

El Parlamento venezolano tiene previsto instalar este sábado 5 de enero la nueva directiva de la AN para iniciar el cuarto año legislativo en manos de la oposición venezolana que representa la mayoría absoluta de este órgano y que se supondrá grades retos para este 2019 a la nueva directiva parlamentaria.

El objetivo de esta directiva será reunir a todas las fuerzas sociales y políticas, reconectarse con la población venezolana para así construir y fortalecer la unidad frente a los sectores oficialistas, ademas de enfrentar una espiral de presiones, obstáculos y desafíos para remplazar a Nicolás Maduro, quien tomará posesión de la presidencia de Venezuela de manera ilegal e ilegitima su segunda gestión de mandato de seis años el próximo 10-E.

Al respecto, el diputado Winston Flores aseguró  que des el punto de vista político el 2019 traerá grandes momento políticos para Venezuela. «El 10 de enero va a marcar un hito para la lucha y la salida de esta dictadura, porque Maduro tomará posesión de un nuevo periodo presidencial el cual es espurio y por lo tanto se va a convertir en un usurpador, que además ha abandonado su cargo como lo dijo la Asamblea Nacional durante el año 2018”, manifestó.

Por su parte la parlamentaria Delsa Solórzano y directora del movimiento político Encuentro Ciudadano, Delsa Solórzano indicó que “lo que vayamos a hacer el 10 de enero tiene que tener dos características: Tiene que liderarlo la Asamblea Nacional, que sin duda alguna, va a ser el motor fundamental de cualquier cosa que vaya a ocurrir”, explica. “La segunda es que, cualquier cosa que vaya a ocurrir, tiene que ser en unidad”.

“Nos corresponde a los parlamentarios velar porque la Junta Directiva entrante cumpla con cada uno de los compromisos adquiridos por la AN frente al país y más aun en circunstancias tan difíciles como las que hoy atraviesa Venezuela. A la par, debemos seguir combatiendo en todos los espacios a esta narcotiranía, no convivir con ellos, consolidarlos o entregarnos, o peor aún, entregarles las banderas del cambio”, declaró la diputada Dignora Hernández, Sub Jefa de la Fracción Parlamentaria 16 de Julio.

De acuerdo con la rotación anual, la nueva junta directiva parlamentaria estará presidia por el diputado Juan Guaidó, de 35 años y militante de Voluntad Popular, el primer vicepresidente Edgar Zambrano, dirigente de Acción Democrática, y el segundo vicepresidente Stalin González, miembro de Un Nuevo Tiempo.

Por lo pronto, se estima que para este sábado 5-E la Asamblea Nacional, envié a la nación un claro y contundente mensaje al país para encaminar esa unidad que tanto ha clamado la población venezolana en los últimos años para restablecer así el orden constitucional y la democracia para el país a partir de este 2019.

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba