ActualidadActualidad NacionalEspecial País

Arzobispo de Calabozo condenó saqueos en Guárico

El Arzobispo de la ciudad de Calabozo, en el estado Guárico, Monseñor Manuel Díaz condenó los saqueos y disturbios que se registraron este sábado en esa entidad, donde fueron afectados alrededor de 40 comercios y dejó como resultado más de 249 detenidos.

Monseñor Díaz, quien se encuentra en la ciudad de Barquisimeto acompañando la peregrinación de la Divina Pastora, publico una carta, en donde expresó su rotundo rechazo a estos actos violentos e hizo un llamado al gobierno del Presidente Nicolás Maduro a que no siga escondiendo la realidad del país, que es la escasez de alimentos y el hambre que pase el pueblo.

Aquí dejamos la carta íntegra del Arzobispo de Calabozo:

Durante la asamblea de la Conferencia Episcopal fui informado de las situaciones irregulares que se presentaron en San Juan de los Morros. Hoy al mediodía me sorprendió la noticia de los saqueos perpetrados en Calabozo, que revistieron especial gravedad.
Como Pastor de la Arquidiócesis, lamento profundamente la pérdida de vidas humanas, así como el saldo de heridos que dejan estas acciones. De modo semejante, no puedo menos que deplorar las pérdidas de muchos comerciantes honestos, algunos de los cuales seguramente tendrán muchas dificultades en continuar con sus actividades, lo cual significa un grave daño a la misma posibilidad de encontrar alimentos y otros bienes en nuestras ciudades y poblaciones.
No es posible aprobar la conducta de quienes saquean bienes públicos o privados, sobre todo teniendo en cuenta las graves consecuencias que ello acarreará a toda la población, principalmente a los sectores más deprimidos.
Y sin embargo, todos sabemos que la causa de lo sucedido en nuestro Estado, así como en otros lugares del país, no es otra que la situación de escasez y continuo encarecimiento de lo más necesario para la vida, lo cual ha llevado a situaciones de verdadera hambre y necesidad, que han desembocado incluso en la enfermedad y la muerte, sobre todo de niños y ancianos. No es posible que esta situación de extrema emergencia siga siendo negada por el Estado, o que éste se exonere de toda culpa atribuyéndola a factores exógenos o endógenos. El primer deber de las autoridades es garantizar lo necesario para la vida, y eso es un derecho humano fundamental que está siendo negado a la vista de todos.
La Iglesia, aun con gran escasez de medios, a través de muchas parroquias y otras instituciones, ha hecho y seguirá haciendo cuanto pueda para paliar estas necesidades. Pero no está en sus manos solucionarlas, como es evidente.
Desde Barquisimeto, donde me encuentro para asistir a la procesión de la Divina Pastora, encomiendo nuestra Arquidiócesis a la protección de la Virgen Madre, para que ella interceda ante el Todopoderoso y podamos superar este capítulo aciago de nuestra historia sin mas pérdidas humanas, y sin que nuestros jóvenes tengan que buscar su futuro en otros horizontes.
Ruego a los sacerdotes y demás responsables de las comunidades parroquiales y cuasiparroquiales incluir en las preces y oraciones de este domingo una oración especial por la paz y la tranquilidad de nuestra Arquidiócesis.

Barquisimeto, 13 de enero de 2018

Mons. Manuel Díaz S.
Arzobispo de Calabozo

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba