Actualidad NacionalEspecial País

Búsqueda de agua sustituta enciende las alarmas por alto riesgo sanitario

Los efectos de las fallas en el servicio eléctrico sobre el suministro de agua, no han sido menos que devastadores. Desde el primer apagón del pasado 7 de marzo, el servicio de agua potable se ha visto interrumpido casi en su totalidad, alcanzando a restablecerse solo en algunas zonas de la capital y cercanas a la misma.

La falta de agua, un problema que se ha hecho cada vez más frecuente en los últimos cinco años, y que se agudizó desde el reciente colapso del sistema eléctrico, ha sometido a la población a una rutina moralmente degradante y riesgosa para su salud.

Hacer largas colas en búsqueda del fluido se ha convertido en el día a día de los venezolanos para tratar de paliar la falta de un servicio que no tiene sustituto.

Lea también: “No quiero cisterna, quiero agua de chorro”, el clamor venezolano por falta de agua

«Los servicios públicos no tienen sustituto, cuando el Estado los presta mal, los ciudadanos tiene poco que hacer y las soluciones que buscan por su cuenta son muy negativas. Los daños que esta situación ha tenido son de características catastróficas», expresó el ingeniero José María De Viana.

Vecinos hacen fila para recibir agua de un camión cisterna, en Caracas (Venezuela). EFE/ Rayner Peña

Una catástrofe en puertas

Para quien entre 1992 y 1999 fuera presidente de Hidrocapital, la empresa hidrológica de Caracas, advierte que las fuentes de agua que los ciudadanos buscan como sustitutas, son riesgosas para el consumo humano. Filtraciones en los túneles de carreteras e, inclusive, el agua suministrada por las cisternas son, en su mayoría, de procedencia desconocida.

«En el caso de los manantiales, la sanidad del agua es objetable, porque provienen del retorno del sistema de aguas negras de los barrios de la ciudad, por lo que a pesar de su apariencia limpia, tienen un potencial patógeno considerable», alertó el ingeniero.

«Más que la falta de electricidad, la limitación al acceso del agua es lo que puede convertir esto en una catástrofe sanitaria en breve», en ello coincide la nutricionista Susana Raffalli, consultora de la Fundación Cáritas Venezuela.

Lea también: Claves para el uso correcto del agua y evitar enfermedades

De acuerdo con la especialista, las condiciones que están padeciendo los venezolanos por la falla de los servicios públicos suscita a una emergencia de salubridad. “Existen reportes de hospitales y unidades pediátricas donde están cerrados los baños. Médicos que no pueden lavarse las manos para hacer los procedimientos, no hay agua en las cocinas para hacer los alimentos de los pacientes”, comenta.

Es por ello que, dada la magnitud de la emergencia, expertos sostienen que la falta de agua potable es incluso más grave que la falta de servicio eléctrico.

Proyecto «autoritario»

José María De Viana enfatizó en que la crisis de los servicios públicos que se vive actualmente es totalmente inédita. «Nunca en el país ha habido una falla eléctrica que afectara a tantas personas durante tanto tiempo. Y no es un récord de Venezuela, pues en el mundo tampoco ha habido un apagón durante tanto tiempo que afectara a tantas personas, eso no existe», afirmó.

A su juicio, lo que ocasionó el colapso de los servicios de agua y electricidad fue, en primer lugar, una sucesión de errores en cuanto al mantenimiento de los equipos originales y, en segundo lugar, el bajo nivel de conocimiento y destreza de los operadores para atender la emergencia.

«El proceso de deterioro de los servicios públicos, que eran de altísima confiabilidad, es explicable por el proyecto autoritario del gobierno actual, que quiso reemplazar cuadros técnicos profesionales de las empresas por personal no competente, por razones de obediencia política», explicó el ingeniero.

Lea también: OVSP: La electricidad es transversal al resto de los servicios públicos

En este sentido, De Viana señaló que un incidente evidenció de manera terrible las consecuencias de que «un país como el nuestro haya despreciado esas empresas que son de altísimo nivel de complejidad tecnológica, que son ahora empresas que no tienen capacidad técnica ni de capital humano y  están quebradas como para enfrentar la situación».

Por ejemplo, las empresas como Edelca o el Metro de Caracas son las que actualmente se encuentran sin ninguna competencia técnica y completamente descapitalizadas.

No obstante, el gobierno ha asegurado que todos estos problemas son consecuencia de una «guerra eléctrica» y de actos de sabotaje destinadas a perjudicarlo y perturbar la paz entre los ciudadanos, pese a la carencia de pruebas que sustenten esta hipótesis.

Embalses secos

Caracas bombea 14.000 litros de agua por segundo desde hace 5 años. Hace 20 años, la ciudad recibía 20.000 litros de agua.  «¿Cómo es posible que estemos recibiendo menos agua que hace 20 años?», cuestionó el especialista.

«Los sistemas de agua deben tener respaldos, reservas, y el sistema de agua los tenía, pero con esta emergencia se evidenció la incapacidad operativa y la falta de mantenimiento en el sistema de distribución y transporte de agua potable», agregó De Viana.

La ciudad capital pudiera surtirse, en casos de emergencia, por una infraestructura por los embalses La Mariposa, La Pereza y Macarao. «Cuando se interrumpe el servicio en la ciudad estos embalses deberían, por simple gravedad, estar en capacidad de abastecer a toda Caracas, porque para eso fueron construidos», indicó el expresidente Hidrocapital.

Lea también: Caraqueños denuncian que Hidrocapital no ha restituido el suministro de agua

Sin embargo, hoy en día, pese a su gran capacidad, estos embalses se encuentran secos. De haber estado llenos, según el ingeniero, los caraqueños habrían gozado de hasta 15 días de servicio luego de generada la falla eléctrica en todo el país.

A juicio de De Viana, la solución al problema de los servicios públicos pasa por un reconocimiento de las cosas que no se han hecho de forma correcta. Aseveró que las compañías del Estado tienen mucho trabajo por hacer pero enfatiza en que el personal de las mismas, debe tener un nivel elevado de capacidad ética y gerencial, así como de estatura moral para poder manejar los recursos públicos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba