Actualidad Nacional

Canciller Rangel lamenta superficialidad en editoriales de EE.UU. sobre Venezuela

«Estamos en el centro de la opinión pública. Pocos países se dan el lujo que The Washington Post y The New York Times publiquen editoriales casi simultáneamente. Eso revela que Venezuela tiene una posición internacional reconocida, que está en el
centro de la expectativa mundial y que hemos conquistado un espacio importante. Lo lamentable es que sean tan superficiales los comentarios», dijo el ministro de Relaciones Exteriores, José Vicente Rangel.

Así se expresó el Canciller ante un grupo de periodistas quienes
le solicitaron una respuesta respecto al editorial del diario The New
York Times, difundido este lunes, con el título «La ambición de Hugo
Chávez».

El Jefe de la Casa Amarilla reiteró la invitación a los diarios
estadounidenses, también extendida el viernes de la semana pasada al
periódico The Washington Post, para que envíen a sus redactores a
Venezuela a fin de entrevistar a representantes de los entes
gubernamentales y de otros sectores, de tal manera que puedan percatarse
«del grado de libertad, democracia, participación y de los esfuerzos que
se están haciendo para recuperar la economía del país».

-Como periodista, me siento defraudado, por ese tipo de
periodismo y como Canciller, simplemente digo que lo que está ocurriendo
es producto del espacio que hemos conquistado. Venezuela está en el
centro de la escena mundial y esas preocupaciones que muestran esos
editorialistas, no la comparte la opinión pública de Europa, Asia,
Africa, Centroamérica, El Gran Caribe y América del Sur.

Consultado sobre si cree que estos editoriales son producto de
una campaña coordinada por algunos sectores venezolanos, el ministro
Rangel reflexionó que «cuando es sólo un editorial, quizá no se pueda
hablar de campaña, pero cuando sale el segundo, ya uno empieza a pensar
que podría ser parte de una campaña. Lo que habría que ver es qué tipo
de intereses se están mezclando en esa acción. Creo que se mezcla, por
un lado, la ignorancia y la desinformación, y por otro, con la
información absolutamente tergiversada de sectores que se oponen al
Gobierno del presidente Chávez, y que han escogido ese escenario, sin
duda privilegiado, para dar una batalla que tienen perdida evidentemente
en Venezuela».

-Canciller, se afectan las relaciones entre Venezuela y Estados
Unidos, por esto?
-No, porque por contraste con lo que publican esos periódicos,
el más calificado vocero de la política exterior norteamericana, la
señora (Madeleine) Albrigth dijo todo lo contrario. Es decir, quien se
ha encargado de rebatir ese tipo de editorial, ese tipo de conceptos, es
precisamente la más alta autoridad diplomática de los Estados Unidos.

Ante una interrogante sobre si no eran previsibles este tipo de
editoriales o reacciones por parte de los medios estadounidenses o de la
opinión pública de EEUU, luego de la visita del Presidente Hugo Chávez
Frías a Saddan Hussein y la aproximación de Venezuela al mandatario
cubano, Fidel Castro, el Canciller contestó: «Es que no es la opinión
pública, son unos editorialistas de unos periódicos. Creo que la mayor
parte de la opinión pública norteamericana está interesada en el proceso
electoral, por ejemplo, y por otra parte, si juzgáramos la situación por
esos parámetros, quizá la opinión pública norteamericana tendría más que
preocuparse por el viaje de la señora Albrigth a Corea del Norte que por
el viaje del presidente Chávez a Irak.

-Canciller, cómo puede hablarse de campaña. Por ejemplo, el
Presidente habla de un editor, cómo puede estar incluyéndolo en esa
campaña, si incluso Venamcham manda una carta rechazando el editorial de
The Washington Post y este editor es firmante de esa carta?
-Sería interesante aclarar la situación. Yo creo que el propio
aludido hará su aclaratoria oportunamente.

El Ministro de Relaciones Exteriores destacó la importancia de
la carta enviada al The Washington Post por parte de la Cámara
Venezolano-Americana de Comercio (Venemacham). Sin embargo, ante la
pregunta de una reportera acerca de si no era demasiada imaginación
adosarle a un editor venezolano una capacidad de manipulación sobre dos
de los más importantes medios de EEUU, el Jefe de la Casa Amarilla
observó: «Muchas veces esos periódicos en el exterior se guían por
informaciones que van a través de ciertos canales, por ejemplo de la
SIP, o por otros canales por el estilo. Y allí hay una falta de
responsabilidad, porque creo que no procesan bien la información».

-Lo más lamentable, se los repito, es que hay una gran
desinformación -subrayó el Canciller, quien al comentarle una periodista
que en ello también contribuye el hecho de que existan fallas en los
canales de comunicación del Gobierno para difundir la obra gubernamental
del presidente Chávez en el escenario internacional, reconoció que ello
es posible.

Agregó que tanto el Presidente Chávez como el Gobierno admiten
que han habido fallas en los mecanismos de comunicación. Confesó su
aspiración de que se corrija con algunas medidas que ya se están tomando
en torno a la materia, pero no dejó de considerar, ya como profesional
de los medios de comunicación, «alguna aprehensión respecto a la
orientación de la información. Yo no creo que el Estado deba colocarse
en el plan de estar produciendo la información y regimentándola. Creo
mucho más en la opinión pública».

Recordó además que los «opinadores y los escribidores de oficio
en Venezuela, durante todos estos los proceso electorales, han estado
anunciando la derrota de Chávez o el deterioro absoluto del sistema
político que él encabeza. Y los resultados ha sido completamente
distintos».

Fuente: Prensa Cancillería

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba