Actualidad NacionalLa Salud

Carabobo: En la maternidad María Ibarra no garantizan la vida de los neonatos

Las parturientas rechazan ser llevadas al centro de salud

El índice de parturientas que acuden a la maternidad María Ibarra de Tocuyito, en Carabobo, es muy bajo. De hecho, ni siquiera existen estadísticas de cuántos partos se atienden en ese centro especializado en atención neonatal. La razón es una: las embarazadas saben que en ese lugar no pueden garantizar la vida del bebé porque los equipos, en su mayoría, están inoperativos.

Las pocas veces que llega una emergencia a la María Ibarra, se trata de un expulsivo. Solo así atienden el alumbramiento. Sin embargo, los médicos corren el riesgo de perder al recién nacido porque el aspirador y la servocuna están inoperativas, no hay manómetro, sonda de aspirar ni siquiera tensiometro. De acuerdo al relato del personal de la maternidad, en días pasados recibieron a una mujer con parto expulsivo y el niño nació prematuro, los médicos debían aspirarlo para salvar su vida y, luego de maniobras bajo un apagón, lograron estabilizar al neonato y enviarlo a otro centro de salud.

La inoperatividad en esa maternidad no es tema nuevo, desde hace unos tres años solo atienden emergencias porque los aires acondicionados no funcionan. Tampoco la planta eléctrica. El quirófano está clausurado, pues para operar el aire debe estar en óptimas condiciones para evitar que se proliferen bacterias. La sala de parto es un área improvisada por los doctores que están lejos de brindar atención de calidad a las pacientes.

Otras de las áreas que están fuera de servicio es el retén. La bomba que surte el agua se descompuso hace dos meses y según habrían indicado las autoridades municipales al personal, no hay presupuesto para la reparación. Otra de las irregularidades que denunciaron es que el equipo de anestesia fue sacado del recinto, supuestamente para mantenimiento, y no lo han regresado.

«Tras un recorrido por la maternidad pude constatar algunas áreas, sobre todo las que no están aptas para recibir a las parturientas y dar vida en el municipio Libertador. No hay ambulancias, no funcionan los equipos que son muy importantes para preservar la vida de los niños, por lo que hago un llamado al presidente de Insalud, Juan Carlos Yánez, para que le de un cariño a esta maternidad», dijo el diputado de la Asamblea Nacional, Leandro Domínguez, luego de una visita por el centro hospitalario.

La María Ibarra tiene 10 años de fundada y una parte de ese tiempo ha permanecido, prácticamente, bajo un cierre técnico por falta de equipos que garanticen la vida de la madre y su hijo. Sin embargo, según dijo el diputado, hay déficit de personal médico, sobre todo en la crisis humanitaria y de salud en la que está sumergido el país.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar