Actualidad Nacional

Claves de la supuesta protección a la guerrilla colombiana en Venezuela

No cesan las denuncias sobre la libre circulación de guerrilleros en Venezuela, mientras aparecen videos donde integrantes del ELN juran lealtad a Maduro

La indulgencia que ha mostrado y reiterado el régimen venezolano frente a las guerrillas de Colombia terminó por convertirse en una férrea sospecha de complicidad con estos grupos irregulares, una hipótesis que tiene sustentos y fallos y que atiza la animosidad entre estos países hermanos.

Cuando, en 2008, las llamadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) eran vistas como una organización criminal en todo el mundo, el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013) fue el primero en decir que estos grupos no eran terroristas, sino insurgentes políticos que merecían reconocimiento.

En adelante, la simpatía entre el chavismo y los combatientes -también del Ejército de Liberación Nacional (ELN)– fue creciendo, al punto de que los sublevados encontraron en Venezuela un respaldo ideológico que les aportaba legitimidad y que los empujó a una pacificación que fue rubricada por las FARC, una extinta guerrilla.

El Gobierno colombiano denuncia que las disidencias de las FARC están bajo el cobijo de la llamada revolución bolivariana, en territorio venezolano.

La «prueba» más reciente la presentó Tomás Guanipa, quien publicó un video en el que se observa a un hombre aparentemente armado que se identifica como guerrillero y que es abordado por miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela.

Diosdado Cabello aseguró días más tarde, luego del revuelo causado, que este hecho era «viejo» y que el guerrillero había fallecido en un enfrentamiento con las FANB.

Mientras tanto, la oposición venezolana difundió el audiovisual en las redes sociales y en algunos medios de comunicación como una «prueba irrefutable de la protección y alianza de Maduro con grupos terroristas».

Video tomado del diario EL TIEMPO de Colombia

Cuando Maduro «diga: ‘La guerrilla que se vaya de Venezuela, nos vamos», dice el presunto guerrillero, luego de advertir, en tono calmado, que si los militares venezolanos quieren dispararle que lo hagan, pero que él no va a deponer las armas.

Maduro da la bienvenida

Maduro, que nunca ha pedido a la guerrilla que se vaya del país, dijo en julio de 2019 que las FARC «es bienvenida a Venezuela cuando quiera venir», una invitación que extendió a Jesús Santrich e Iván Márquez, dos «líderes de paz» que Colombia busca por narcotráfico y terrorismo.

El gesto del líder revolucionario se produjo en el segundo semestre de 2019, justo cuando Santrich, prófugo de la Justicia, y Márquez estaban por anunciar el rearme de la guerrilla, alegando que el Estado colombiano no había respetado los términos en que se firmó la paz.

Desde entonces, las autoridades colombianas han realizado varias investigaciones según las cuales es innegable la presencia de estos grupos irregulares en Venezuela y el Gobierno de Iván Duque asegura tener «información exacta de los movimientos y de los campamentos donde se ubican estos disidentes».

Esta aseveración es respaldada por Fundaredes, una ONG venezolana que este mes publicó un informe en el que denuncia la presencia de guerrilleros colombianos en al menos 12 de las 23 entidades federales del país, y pone como ejemplo al estado Apure, donde estos grupos tienen «control total de poblaciones rurales».

La negación de Padrino

A juicio de la cúpula militar de Venezuela, Colombia ha mostrado «una actitud agresiva, cuyas acciones bien podrían considerarse como actos de guerra», o al menos así lo expresa el comunicado de Defensa.

Fotografía que muestra un busto de Manuel Marulanda Vélez, fundador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el 18 de febrero de 2021, en Caracas / EFE

El texto, leído y firmado en la televisión pública por Padrino, tilda de «tendenciosamente falsos» todos los reportajes acerca de una supuesta protección gubernamental a la operación guerrillera en Venezuela.

Frente a estos señalamientos, el ministro remarcó que bajo ninguna circunstancia, «auspicia o tolera la presencia de grupos armados en el espacio geográfico venezolano, sea cual sea su naturaleza o nacionalidad».

Además, el texto asegura que si son «detectados» guerrilleros del ELN o disidentes de las FARC en suelo venezolano «serán neutralizados o expulsados».

A la par, no cesan las denuncias sobre la «libre circulación» de guerrilleros en Venezuela, mientras aparecen videos como el de alias Eduard, un hombre que se identifica como integrante del ELN y jura lealtad a Maduro «hasta la muerte».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba