ActualidadActualidad NacionalEspecial PaísPulso Regional

Con baja de temporadistas y nuevos precios en servicios playeros inicia asueto en Vargas

Marighzell Lucenab- Vargas.-

@mlucena15

Este fin de semana las principales playas y balnearios del estado Vargas lucieron despejadas y con baja afluencia de temporadistas, mientras que los comerciantes aprovechan el asueto para incrementar los precios en diferentes servicios, hasta en más de un 300% de con relación a la temporada de Carnaval pasada. Servicios como los toldos que costaban 80 mil bolívares pasaron a 250 mil bolívares.

Con la expectativa de poder levantar un poco las ventas, la mayoría de los comerciantes lograron proveerse a través de créditos, con la intención de ofrecer variedad y alternativas a los temporadistas. “Mi negocio esta surtido pero porque todo lo que tengo es fíao, con la esperanza de recuperar y mantener una ganancia mínima. Seguimos laborando porque es lo que hacemos desde toda la vida y hemos podido sortear los obstáculos”, dijo Carmen Caraballo.

Por su parte, Iraida Castillo, vendedora de artículos playeros, refiere que en su caso, viene laborando con mercancía de reserva, pues a diferencia de años anteriores, ya no puedo surtirse con los productos de moda como ocurría en cada asueto. “La crisis nos ha llevado a invertir sólo en los productos necesarios, tanto así que hay días en que ni trabajamos. Por el camino que vamos ya a las tres de la tarde estoy en mi casa, cuando antes era la primera en llegar y la última en irme al caer el sol”, comenta la comerciantes con más de 20 años en el rubro.

Explican que con suerte esperan ofrecer la mayor cantidad de servicios posibles, al margen de la escasez de efectivo y el colapso de los puntos de venta, así como de algunas plataformas de entidades bancarias. Familias como la de Arnaldo Bracho, con 12 integrantes, provenientes de Caracas, llegaron a Camurí Chico con todos sus insumos. “Es la única manera de poder disfrutar de un día de playa y en familia, si es por nuestros ingresos sería imposible venir y consumir todo aquí. Gastamos sólo en toldo y duchas, y quizás un helado para los chamos”, dijo.

8 salarios mínimo para un día de playa

Una pareja proveniente de la capital que desee recrearse en un día de playa en el estado Vargas, lo menos que requiere son 8 salarios mínimos, para cubrir los gastos básicos de transporte, estadía y alimentación. Desde un servicio esencial como el toldo para protegerse del sol e inclusive el uso de las duchas, representan una inversión de consideración.

Una empanada en 60 mil bolívares resulta lo más económico en lo que respecta a la comida; mientras que los tostones playeros oscilan desde los 300 mil bolívares hasta 500 mil bolívares, dependiendo la cantidad. En el caso de quienes aspiren degustar un mejor plato playero a la orilla del mar, deben hacer un mayor esfuerzo económico, pues una popular sopa fosforera no baja de los 450 mil bolívares y un pescado roncador especial pasa el millón de bolívares, sin contar el porcentaje por el servicio.

En el caso de los vendedores ambulantes, los productos que ofrecen varían desde los 60 mil bolívares hasta los 200 mil bolívares. Ante la falta de efectivo algunos recurren a los puntos de venta con el apoyo de otros comerciantes, como una manera de poder garantizar ganancia mínima. Hasta quienes deseen ducharse antes de retirarse de la playa cancelan un boleto de 10 mil bolívares por persona, que hace unas cuantas semanas atrás no llegaba ni a 2 mil bolívares por temporadistas. En lo que respecta a las bebidas, una cavita playera no baja de los 800 mil bolívares y en algunos casos se venden a 60 mil por trago.

Temporadistas desasistidos

La señora Marta Ramírez denunció la falta de funcionarios en materia asistencial, a pesar de haberse dado inicio a un operativo por los días de asueto. De acuerdo a lo explicado por Ramírez, tras haber sido golpeada por un objeto contundente arrojado por un infante de manera irresponsable, al acudir al puesto del salvavidas, no encontró personal que la asistiera.

Aunque explicó que en su caso afortunadamente el daño no pasó a mayores, rechazo el hecho de que el menor estuviera actuando de manera irresponsable y que ninguna autoridad aplicará las medidas correctivas. Trascendió que por razones presupuestarias y de logística, el déficit de personal de asistencia prevalece en la entidad. ”La contusión fue fuerte, y hasta tuve una herida. Pedí en un comercio un poco de hielo para poder controlar la inflamación y el dolor. Sólo unos efectivos de Guardacostas me brindaron atención y hasta se disculparon por la ausencia del resto de los funcionarios, pues hasta ni el salvavidas se encontraba en su puesto de trabajo y tampoco cuenta con un kits mínimo de primeros auxilios”, dijo.

Cuestionó Ramírez el hecho de que al inicio del supuesto operativo de Semana Santa 2018, contaban hasta con ambulancias y personal suficiente, y cuando ocurre un incidente en las playas no hay asistencia. “Imaginen que se presente un tiroteo o un ahogado, algo de mayor gravedad, la persona fallece en el lugar esperando atención”, sentenció.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba