ActualidadActualidad Nacional

Conozca el último informe del OVCS: Hubo 4.414 protestas durante el primer semestre de 2020

A pesar de que en Venezuela todos los años se registran múltiples protestas, el 2020 ha sido un período atípico por la pandemia del covid-19, esta situación empeoró la economía del país en un contexto donde además los servicios básicos no funcionan y son esenciales para combatir el virus.

Este cúmulo de acontecimientos ha generado protestas en todo el territorio nacional exigiendo el restablecimiento de servicios básicos y combustible que ha escaseado.

OVCS: 4.414 protestas en Venezuela entre enero y junio del 2020 | Analítica.com
Infografía: Alexander Núñez (@alexaandern)

En este sentido, el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) documentó 4.414 protestas durante el primer semestre de 2020, equivalente a un promedio de 25 diarias.

Protestas por servicios básicos

Más de la mitad de las protestas fue para exigir el derecho a los servicios básicos. En promedio se registraron 14 protestas diarias, para un total de 2.505 en seis meses. Las fallas eléctricas ocuparon el primer lugar de los reclamos, seguidas por las demandas de agua y gas.

La precariedad del servicio de energía eléctrica fue el principal motivo de las protestas en el país. Se registraron 1.014 de enero a junio, en promedio seis diarias.

El mayor repunte de las protestas ocurrió en mayo, cuando se documentaron 501 acciones de calle por inexistencia del servicio, afectación de electrodomésticos e imposibilidad operativa de comercios, bancos y servicios que dependen de la electricidad, como es el caso de las telecomunicaciones.

En cuanto a la escasez del servicio de agua, ha generado el aumento de enfermedades, paralización de actividades y servicios médicos, uso de ríos contaminados, quebradas y alcantarillas para satisfacer las necesidades, ya que no todos los ciudadanos tienen el suficiente poder adquisitivo para contratar camiones cisternas. Hasta junio, se documentaron 980 protestas en rechazo a las fallas del servicio para uso doméstico y personal, en promedio 5 protestas diarias.

Por otra parte, las constantes fallas en la distribución y venta de gas doméstico generaron 511 protestas, sobre todo en el interior del país. Esto se tradujo en promedio en tres protestas diarias.

Esta situación, que hace más vulnerable a la población frente al covid-19, demuestra una vez más el colapso de los servicios a los que está sometida la familia venezolana, siendo el acceso al agua, electricidad y gas uno de los principales derechos que debería garantizar el Estado a todos sus ciudadanos, aún más cuando desde el poder se controlan estos servicios.

Protestas por escasez de combustible

En el primer semestre de 2020 empeoró la escasez de combustible. Largas colas, que incluían varios días para poder surtirse y racionamiento de la venta según el terminal de la placa del vehículo, formaron parte del panorama en todo el territorio nacional. La agudización de la situación y la reducida actividad de la industria petrolera llevó a la importación de gasolina proveniente de Irán para abastecer el mercado y, a su vez, aplicar un aumento del precio, establecido en bolívares y dólares.

Se ajustó a Bs 5.000 por litro para el sector transporte y particulares, limitado a una cantidad de 120 litros por un mes, según el terminal de número de placa, registro del vehículo en el sistema Patria y pago a través de las plataformas de bancos del Estado en bolívares; y en $ 0.50 dólares por litro para cualquier consumidor, sin límites de compra.

Pese a ello, el malestar por la falta de acceso a la gasolina no se ha detenido. Se documentaron 688 protestas en rechazo a las largas colas, extorsiones y denuncias de abuso de poder por parte de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que custodia las estaciones de servicio en todo el territorio

Protestas por reclamos laborales

Los reclamos laborales se ubicaron en el segundo lugar del índice de conflictividad, al representar 21% del total de las protestas registradas hasta junio. En seis meses, se reportaron 943 protestas, equivalentes a cinco diarias.

A pesar de los dos ajustes salariales que entraron en vigencia en enero y mayo, equivalentes a Bs 250.000 ($3,71) y Bs 400.000 ($2) respectivamente, la fuerza laboral del país ha visto perder sus luchas y beneficios frente a la devaluación de la moneda, incumplimiento de contratos colectivos, falta de oportunidades y calidad de empleo.

En menor medida respecto al año pasado, que estuvo marcado por una agenda política de calle, este 2020 las manifestaciones por derechos políticos se han visto reducidas y durante el primer semestre ocuparon el tercer lugar de protestas con 648 acciones ciudadanas, de forma individual o combinada con otros derechos.

Conflictividad y represión

La región andina lidera los índices de conflictividad. Por entidad, Táchira ocupó el primer lugar con 488 protestas, seguido de Mérida con 454.  Miranda (355), Distrito Capital (349) y Anzoátegui (304), siguieron el conteo de las principales entidades con mayor conflictividad.

Durante el primer semestre de 2020 fueron reprimidas 221 protestas por cuerpos de seguridad del Estado y Colectivos Paramilitares, 129 personas fueron detenidas, otras 62 heridas y dos asesinadas.

En el contexto de las protestas por electricidad, el 04 de mayo de 2020, fue asesinado Rafael Hernández (21), estudiante de Ingeniería de la Universidad de Los Andes (ULA), en el sector El Campito, del municipio Libertador del estado Mérida. Testigos afirman que civiles armados realizaron disparos hacia la manifestación en la que asistía junto a varios vecinos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba