ActualidadActualidad Nacional

Consulta Popular: un proceso de carácter vinculante y nacido de la sociedad civil

El seminario contó con la participación de los miembros del comité organizador para el nuevo proceso político pronto a iniciar

El integrante del comité organizador para la Consulta Popular, Horacio Medina, enfatizó que el nuevo proceso electoral está dentro del marco constitucional.

Además, señaló que se trata de un proceso con carácter vinculante, puesto que nace de la ciudadanía y ONG no partidistas.

En este sentido, aseveró que la idea de la Consulta Popular no salió del Gobierno interino bajo la Presidencia de Juan Guaidó, reconocido como el Presidente encargado de Venezuela por más de un centenar de países, y resaltó que dicho proceso tampoco busca garantizar su permanencia. 

“Esta es una iniciativa con la que se ha venido luchando desde hace algún tiempo, y la cual tiene integrada el compromiso del interinato de activar todos los mecanismos contemplados dentro de la Constitución para lograr el cese de la usurpación”, declaró durante el webinar  Consulta Popular de cara al 6-D: ¿último recurso constitucional?, una iniciativa de Analítica.com 

Medina recordó que está en los ciudadanos hacer cumplir lo emitido al final del proceso electoral, ya que “lo que salga de la Consulta Popular determina la voluntad de todo un pueblo, en torno al cese de la usurpación, gobierno de transición y las elecciones libres”. 

Reiteró que el proceso que iniciará el 5 de diciembre y se extenderá hasta el 12 de diciembre del presente año, estará constituido por dos modalidades: una digital y otra presencial; que se desarrollará dentro del territorio nacional y a nivel internacional. 

“Ya hemos hecho contacto con 70 países que conformarán equipos para la organización de la Consulta Popular. Además, evaluamos tener una presencial en, al menos, 600 ciudades”, destacó. 

Sobre ambas modalidades explicó que, en el caso de la modalidad presencial prevista únicamente para el 12 de diciembre, debido a la pandemia del coronavirus, será “una prueba de expresión ciudadana”.

Por su parte, señaló que la modalidad virtual se hará a través de una plataforma donde los venezolanos podrán acceder sin problema a través de sus teléfonos, tablets o computadoras. 

Asimismo, recordó que los únicos requisitos para participar en el evento electoral es ser mayor de edad y llevar cédula de identidad o pasaporte, esté vigente o no. 

Antes de finalizar, aclaró que, la Consulta Popular realizada el 16 de julio de 2017 derivó a muchos errores cometidos por parte de la administración de Nicolás Maduro, por ejemplo; la Asamblea Nacional Constituyente y las elecciones presidenciales del 2018, ambos procesos no reconocidos por la comunidad internacional. 

Perturbación política

Por otra parte, Luis “Balo” Farías señaló que en Venezuela existe una perturbación política dentro de los órganos del Estado, controlados todos por el oficialismo, y los cuales emanan de la soberanía popular.

Farias reiteró que la Consulta Popular nace de la ciudadanía y la sociedad civil, y que el objetivo del proceso electoral es buscar una manifestación popular por parte del pueblo. 

Además, recordó que dichas manifestaciones suelen hacerse a través del Poder Electoral pero que, al estar bajo el control oficialista, “tuvimos que buscar una rendija que nos permitiera que esa expresión de la soberanía se hiciera sin pasar por el Consejo Nacional”. 

El miembro del comité destacó que la Consulta Popular busca aglutinar el descontento social existente por aquellos problemas que afectan a todos los venezolanos, “y solo podemos hacerlo a través de un mecanismo que nos dé ese sentido de pertenencia”. 

La Consulta Popular, no es un fin

A su vez, Leomagno Flores, señaló que el proceso de la Consulta Popular puede ser catalogado como una votación ya que, los ciudadanos emitirán su opinión respecto a las preguntas que sean formuladas por parte del comité. 

Afirmó que en Venezuela el concepto de sociedad civil ha sido definido como apolítico o que no tiene nada que ver con ella. Y denunció que en el país caribeño existe un secuestro de las verdaderas características de la sociedad civil por parte de la administración de Nicolás Maduro. 

Flores enfatizó que se debe entender que la Consulta Popular no puede ser vista como un fin para lograr algo, sino que es una idea que va a permitir movilizar a la colectividad. Y que, a través de ella, la sociedad civil le está respondiendo al oficialismo en rechazo a las elecciones parlamentarias pautadas para el 6 de diciembre. 

En este sentido, señaló que es importante realizar una alianza entre políticos y la sociedad civil para lograr la liberación de Venezuela. Pues remarcó que es un problema que incumbe a todos, no solo a un pequeño número de la población. 

Con respecto a la confiabilidad del evento, expuso la Consulta Popular será auditada por organismos independientes a través de la plataforma creada, cuyos datos quedan almacenados en una nube pero bajo el anonimato. Esto, con el propósito de evitar la creación de una nueva lista Tascón. 

Asimismo, confirmó que en Venezuela se contará con la presencia de todos los Embajadores que reconocen y respaldan a Juan Guaidó y la Asamblea Nacional legítima. 

Un proceso de carácter vinculante

Durante su intervención, Blanca Mármol de León, resaltó que la Consulta Popular es vinculante porque así lo expresa el artículo 5 de la Constitución el cual sintetiza que, “la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo…”

Puntualizó que el nuevo proceso político nació de la solicitud de la comunidad internacional, quienes han resaltado que el problema de los venezolanos debe ser resuelto de manera interna pero, al mismo tiempo, a través de una vía pacífica, electoral y democrática. 

Siguiendo la misma línea de ideas, Mármol de León expresó que el “hacer nada no es una opción”, sobre todo teniendo en cuenta el actual contexto en el que se vive. 

Asimismo, sobre una posible intervención por parte del régimen durante el proceso electoral, expresó que, de presentarse el caso, “acudiremos a los organismos internacionales para denunciar la situación (…) Ahí veremos cómo actuarán”. 

Declaró que, la Consulta Popular es el proceso que coloca un jaque a Nicolás Maduro y a su administración, pues “no pueden impedirla y, en caso de hacerlo, ahí se evidenciará quienes son los verdaderos demócratas”. 

En cuanto a las preguntas que serán realizadas a los venezolanos, expuso que serán replanteadas para que, las mismas se puedan adaptar a los objetivos que se han planeado desde un inicio. 

Por último, el coordinador de la Consulta Popular, Enrique Colmenares Finol, confirmó que, se han planteado todos los escenarios posibles para la participación ciudadana. Por lo que, decidieron ampliarla durante una semana para lograr el mayor número de voces; sobre todo teniendo en consideración la pandemia y los fallos de servicios públicos a nivel nacional, por ejemplo; cortes de luz o problemas de internet. 

Rescató que, el voto emitido será completamente seguro y anónimo. Sobre el sistema, reiteró que la información quedará almacenada en una nube y, que después de terminado el proceso, se le entregará al ciudadano un código como símbolo y constancia de cooperación. 

“A través del voto las personas rechazan las elecciones parlamentarias convocadas por el régimen y le quedará claro al mundo, una vez más, que no nos dejaremos quitar la Libertad. No nos quedaremos tranquilos, incluso después de la Consulta”, finalizó.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba