Actualidad Nacional

Declaraciones bajo sospecha

El presidente (%=Link(«/bitblioteca/hchavez/»,»Chávez»)%) y el canciller Rangel reiteraron este lunes que Venezuela no permitirá la construcción de la base aeroespacial en el territorio en reclamación del Esequibo que ha autorizado el gobierno de Guyana, señalando que «se va a reclamar nuestros derechos históricos por la via pacífica y diplomática» y rechazando que se esté utilizando el tema como herramienta electoral. El gobierno venezolano, además, no sólo calificó la decisión de «inamistosa» y elevó su «enérgica protesta» al gobierno de ese país, sino que este martes solicitó a EEUU que aclare su presencia en el Esequibo. En efecto, el canciller José Vicente Rangel reveló que los términos del convenio entre la empresa norteamericana Beal Aerospace Technologies y el Gobierno de Guyana, establecen que la seguridad de la plataforma aeroespacial estará a cargo de funcionarios estadounidenses y aseguró: «Hemos encontrado que hay cierta incidencia de parte del gobierno norteamericano en la actividad de la base, de acuerdo con el contrato realizado». De tal forma, el Ejecutivo teme que se produzca una cesión parcial de soberanía del territorio Esequibo si se concreta la cuestionada instalación de la base.

Ahora bien, ¿por qué es ahora y no antes que el gobierno del presidente Chávez insiste en el tema, aun cuando la operación fue ratificada por Guayana desde el pasado mes de marzo?. Cabe recordar que Guyana vendió el año pasado 100.000 acres del territorio en reclamación del Esequibo a la empresa estadounidense Beal Aerospace Technologies Inc. para instalar una plataforma de lanzamiento de satélites y que la operación fue ratificada en marzo del 2000. En esa oportunidad el canciller Rangel manifestó su preocupación en torno a la negociación. Sin embargo, el caso no fue objeto de una denuncia pública tan vehemente como la que actualmente ha realidado el presidente Chávez y el canciller Rangel.

Causa pues curiosidad que sea precisamente ahora a dos semanas de las elecciones cuando el gobierno venezolano haga tal énfasis sobre el tema calificando la acción de Guyana como «un acto inamistoso» que » obstaculiza el alcanzar una solución práctica y satisfactoria la controversia territorial entre nuestros dos países», y que -de paso- decida reforzar la seguridad en todas las fronteras del país, incluyendo la región limítrofe con Guyana, como parte de un plan de «ratificación de soberanía».

De tal forma, aunque Chávez y el canciller Rangel han desestimado los señalamientos del candidato Francisco Arias Cárdenas, quien sostuvo que el gobierno estaba utilizando el diferendo limítrofe con Guyana con fines electorales, y a pesar del comunicado de la Cancillería venezolana que alerta sobre «la especulación en torno a un presunto propósito del gobierno de promover un conflicto armado» y acerca de la «inconveniencia de electorizar las relaciones internacionales», persisten dudas en el ambiente venezolano y guayanés. Países, por cierto, que tienen previsto reactivar este año en Nueva York las discusiones limítrofes sobre el territorio del Esequibo bajo el auspicio de la Organización de las Naciones Unidas.

Ver el editorial de El Nacional sobre el tema: (%=Link(«http://www.el-nacional.com/eln18072000/f-en.asp?pv=f-pa1.htm&st=f-primera-1.htm»,»Soberanía contratada»)%)
Más información en: (%=Link(«http://www.unionradio.com.ve/»,»Unión Radio»)%);(%=Link(«http://www.ciberentorno.com/»,»Ciberentorno»)%); (%=Link(«http://www.el-nacional.com/eln18072000/f-en.asp?pv=f-pa1.htm&st=f-primera-1.htm»,»El Nacional»)%)

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar