Actualidad NacionalEconomía

Denuncian trama de corrupción entre Venezuela y Ecuador con la moneda Sucre

La Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional (AN) anunció la apertura de una investigación en torno a una negociación fraudulenta entre los gobiernos de Ecuador y Venezuela, con la finalidad de convertir dinero ilícito en dólares a través del Sistema Unitario de Compensación Regional (Sucre).

La denuncia ante la instancia parlamentaria la realizó el diputado por el estado Zulia, William Barrientos, quien calificó la situación de «muy grave y delicada», dado que se trata de una operación para convertir dinero ilícito a bolívares en el mercado negro, para luego llevarlo a dólares a través del Sistema Sucre.

Barrientos informó que dicho proceso se constituyó mediante un proyecto desde Venezuela y los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba): Bolivia, Nicaragua, Cuba, Ecuador -bajo el mandato del expresidente Rafael Correa- y Uruguay, país que pidió su adhesión en el 2013.

El parlamentario denunció que el Sistema Sucre, una moneda virtual que sustituía a monedas duras como el dólar y el euro, se utilizó para blanqueo de capitales, para atravesar barreras financieras internacionales, cooperar con el narcotráfico y con el terrorismo «a través de transferencias turbias y oscuras, que comenzaron como transacciones menores hasta llegar a un saqueo a las arcas del país», reveló el diputado zuliano.

Explicó que Venezuela emitía los dólares preferenciales a empresas constituidas y registradas en Ecuador y luego la materia prima debía llegar a empresas venezolanas, pero no se importaba nada. «Se hicieron 157 transacciones, pero jamás se importó, ni se exportó ningún producto o mercancía», afirmó.

Indicó que, desde el año 2010 hasta el 2014, las transacciones comerciales que se hicieron entre Venezuela y Ecuador estuvieron por el orden de los 2,6 mil millones de dólares, sin licitación, y se enviaba el dinero antes de recibir la supuesta mercancía, es decir, se pagaba por adelantado.

Agregó que, por ejemplo, de pimienta negra se abrieron alrededor de 29 contenedores y dentro no había nada, estaban vacíos. Lo mismo ocurrió con equipos médico-quirúrgicos y medicinas. «Nada llegó al país y se pagaron altas sumas de dólares por estos conceptos», aseveró Barrientos.

“A la empresa Multiregi se le otorgaron 17 millones de dólares y nunca trajo nada para el país, esa empresa existe, se sabe cuáles son sus propietarios y se tiene su ubicación. A Salivam S.A, que se encargaba, supuestamente, de traer mascarillas para soldaduras y maquinaria pesada, se le otorgaron más de 300 millones de dólares, y nunca trajo nada», denunció el diputado.

Igualmente, Barrientos informó que se le otorgaron millones de dólares a las empresas Biofresh S.A, Ibicampus S.A, Escatell y Prospermundo y «nunca se vio la mercancía o equipos llegar al país».

La ruta

El diputado zuliano explicó que la ruta para lavar dinero partía desde Venezuela hacia Ecuador, luego se entregaban a la guerrilla FARC, el operador convertía el dinero ilícito en bolívares en el mercado negro, que era depositado en el Banco Central de Venezuela (BCV), y este convierte ese dinero en Sucres.

De esta forma, multiplicaban el valor original en dólares, y eran transferidos al Banco Central de Ecuador (BCE), sin supervisión internacional, para que finalmente el BCE los transformara en dólares.

“El Banco Central de Ecuador depositaba los dólares ya blanqueados en las cuentas de las empresas exportadoras fantasmas de maletín, acordadas con empresarios de Venezuela, que todavía están protegidos por el régimen usurpador, y las empresas ecuatorianas enviaban los contenedores a Venezuela vacíos”.

Finalmente, destacó que a través de la presidencia encargada de Juan Guaidó, se va a gestionar la paralización de esos activos, puesto que, en su mayoría, los dólares fueron depositados y desviados a las islas Caimán, Martinica, Canadá y Estados Unidos.

Otros contratos identificados

Según indica el Informe Corrupción 2018 de Transparencia Venezuela, en 2013 la Fiscalía ecuatoriana inició una investigación contra el Fondo Global de Construcción de Ecuador, proveedor de las viviendas prefabricadas enviadas a Venezuela a través del Sucre, e imputó a sus accionistas por presunto lavado de activos.

La investigación de Armando.info demostró el incumplimiento de un contrato de construcción de viviendas en un terreno de Cúa, estado Miranda, pero representantes de la empresa aseguraron después de que el gobierno venezolano había abortado el proyecto.

Mientras la empresa estaba siendo investigada en Ecuador, participaba en otros grandes proyectos de viviendas del Estado venezolano, como por ejemplo un complejo habitacional de 616 viviendas multifamiliares en Los Guayos, estado Carabobo.

Para el 2016, la Fiscalía de Ecuador falló a favor de la transnacional, y le devolvieron US$ 56.400.000 que fueron congelados por esas investigaciones pues no contaban con pruebas suficientes para enjuiciar a los implicados.

El Fondo Global de Construcción en Venezuela tenía a su cargo proyectos como Centro Comercial Comunitario Catia La Mar, Cancha El Valle, Hotel Aeropuerto de Maiquetía y el complejo habitacional Ciudad Caribia, apuntados en su expediente mercantil de la empresa. También la construcción del estadio Carlos “Café” Martínez, en Macuto, estado Vargas y la nueva sede del equipo Tiburones de La Guaira.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba