Actualidad NacionalEspecial País

Desde Julio hasta octubre se han contabilizado 5.458 protestas

Desde que el gremio de enfermeras inició en el mes de julio del presente año las manifestaciones en Venezuela debido a la escasez de medicinas, falta de dotación de insumos médicos, mejoras laborales y salariales; poco a poco los demás sectores del país se fueron sumando para denunciar las diferentes irregularidades que se viven en el país, entre ellos el mal funcionamiento de los servicios públicos, la hiperinflación y las desmejoras salariales.

Desde el mes de Julio hasta el mes de Octubre el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró un total de 5.458 protestas a nivel nacional:

-2.163 protestas en julio de 2018, lo que significó un promedio de 72 protestas diarias.

-894 protestas en agosto de 2018, lo que significó un promedio de 30 protestas diarias.

-983 protestas en septiembre de 2018, lo que significó un promedio de 33 protestas diarias.

-1.418 protestas en octubre de 2018, lo que significó un promedio de 47 protestas diarias.

 

Mientras que lo que va del mes de noviembre se han registrado alrededor de más de 180 protestas.

Las protestas registradas entre Julio-Octubre fueron por:

-Exigencias de los servicios públicos y colapso de gas doméstico, electricidad, transporte y agua potable.

-Exigencias en el acceso a alimentos y medicinas.

-Respeto a las contrataciones colectivas de diversos sectores productivos del país.

-Movilizaciones de profesores y personal mal remunerado, rechazo a insuficiencias en providencias estudiantiles y deserción.

-Denuncias de incremento de precios de los alimentos y demoras en la venta de bolsas de productos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

-Denuncias de tortura y tratos crueles, inhumanos o degradantes contra dirigentes políticos opositores.

-Solicitud de garantía de las contrataciones colectivas y rechazo al tabulador único salarial.

-Exigencias laborales en los sectores salud, universitario, eléctrico, telecomunicaciones, transporte y siderúrgico.

-Protestas de adultos mayores por derecho a la seguridad social.

-Rechazo a las medidas económicas anunciadas por el Ejecutivo.

¿Quiénes se han sumado?

El gremio médico y enfermero de todos los hospitales públicos del país, trabajadores de la Alcaldía de Caracas, Corpoelec, Cancillería, Cantv, Hidrocapital, sector transporte, profesores universitarios, maestros de educación inicial y básica, estudiantes, jubilados, comunidades indígenas, productores agropecuarios, dirigentes políticos, y demás sectores gremiales y sociedad civil del país, han protagonizado más de 70 protestas diarias en todo el territorio nacional.

El secretario ejecutivo de Fetrasalud, Pablo Zambrano, resaltó la lucha que han realizado en los últimos dos años en defensa de los derechos de los pacientes y de la clase trabajadora. “Volveremos a protestar y a demostrar el descontento por la irresponsabilidad del gobierno, que ha abandonado el sector salud”, indicó.

“No podemos permitir que en los hospitales mueran los venezolanos por falta de cualquier medicamento”, dijo.

En ese sentido, en el mes de noviembre se han llevado a cabo varias concentraciones en todo el territorio nacional como parte de una agenda de calle para ejercer presión al Ejecutivo Nacional.

Básicamente los manifestantes han exigido al Ejecutivo Nacional a que deje de ser “tan indolente” y se aboque al pliego de exigencias, puesto que han pedido respeto a sus derechos civiles, laborales y políticos en reiteradas ocasiones.

Sin embargo, las jornadas de calles convocadas han sido reprimidas por parte de los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) quienes por “una orden de arriba” no permiten que los manifestantes prosigan con sus protestas.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Federación Petrolera, Francisco Luna, manifestó que a pesar de los ataques que han recibidos los trabajadores durante las protestas en la calle por parte de los funcionarios del Estado y colectivos, no dejaran de marchar hasta lograra la construcción del país.

“Con represión hacia los trabajadores, así no se construye un país. Nosotros le hacemos un llamado a al Gobierno Nacional que todos los trabajadores unidos no nos vamos a dejar de amedrentar. A los funcionarios les decimos que se pongan a trabajar por el país y se unan a nosotros porque los que estamos protestando, y lo que estamos defendiendo no es solo de nosotros también es de ellos”, apuntó.

La presidenta del Colegio de Enfermeras del Distrito Capital, Ana Rosario Contreras, insistió en que tanto los ciudadanos como los sectores del país se deben mantener en la calle para defender lo que es del país.“Hacemos un llamado a la unidad de la fuerza laboral en Venezuela, a entender que en este momento el país nos necesita y no es el momento de intereses propios”, afirmó.

Contreras también denunció la persecución que sufren los trabajadores que se han unido a la lucha para defender los derechos laborales de los trabajadores. “Hacemos responsables a las autoridades gubernamentales de los manifestantes. No aceptamos las amenazas de muerte”.

 

Discrepancias en las protestas: La lucha de la clase trabajadora no puede ser politizada

A pesar de que en las protestas se han sumado un gran número de personas de la sociedad civil, los representantes de la oposición venezolana se han querido unir para apoyar las manifestaciones y complementar fuerzas en una sola voz, sin embargo los sectores gremiales han rechazado su ayuda porque no quieren que “la lucha de la clase trabajadora sea politizada”.

Los sindicalistas y voceros aseguran que los dirigentes buscan colocar sus banderas en estas jornadas de calles para así darle más peso al rostro político a las luchas conquistadas por la sociedad civil y la clase trabajadora.

Juan Velliz, trabajador sindical de Cantv, expresó que la protesta no tiene intención política sino defender los derechos laborales que le han sido vulnerados de todos los trabajadores del sector público.

“A la clase trabajadora le corresponde continuar con la lucha gremial y los partidos políticos deben continuar con su lucha social. No tiene nada que ver nuestra lucha reivindicativa con la lucha que ellos están defendiendo”, sentenció.

Rumbo al colapso del país

Los resultados de estos cuatro meses ratifican que las protestas de carácter social han tomado la lucha de los venezolanos este año, ante la deteriorada calidad de vida, lo que significa que se acelera el colapso del país.

La mal funcionamiento de los servicios públicos por falta de mantenimiento e inversión, la pérdida de la calidad del empleo y la escasez de los alimentos, la falta e dotación de insumos médicos entre otros, son la consecuencia de una agenda gubernamental que ha estado anclada al interés político y no a los interese de los ciudadanos.

Las protestas de todos los sectores del país se han convertido en una situación que tiende agravarse y los mecanismos de respuestas siguen ausentes, ante este escenario los trabajadores aseguran que seguirán en la calle hasta lograr conquistar la lucha gremial.

Por otra parte, el incremento de la migración de personal calificado hacia otros países repercute en la mayoría de los sectores productivos de la nación.

Ante esto, el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, alertó la ausencia de políticas publicas. «Venezuela avanza hacia un empobrecimiento masivo de la población y en la salida desesperada de familias del país en busca de atención humanitaria».

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar