Actualidad Nacional

Desinversión en electricidad asciende a $20 millardos

«El responsable de la crisis energética que vive el país hoy en día no es el fenómeno de El Niño, es quien no hizo a tiempo las inversiones necesarias», afirmó el doctor en ingeniería eléctrica y profesor de la Universidad Simón Bolívar, José Manuel Aller.

Aseguró que en los últimos 10 años el sistema energético nacional acumula una desinversión de 20 millardos de dólares aproximadamente y 20.000 megavatios. «De cada 100 dólares que se destinan al sector eléctrico, sólo 25 son empleados correctamente», indicó.

Señaló que en 2003 Venezuela padeció una sequía más intensa que la actual, que ocasionó que la cota del Guri (embalse generador de 70% de la electricidad que consume el país) bajara a 245 metros sobre el nivel del mar. «En ese momento a nadie le suspendieron el servicio eléctrico. Pero hay que recordar que Planta Centro estaba funcionando y Tacoa estaba a su máxima capacidad, lo cual no ocurre ahora», precisó.

Recientemente el ministro de Energía Eléctrica Nacional, Ángel Rodríguez, aseguró que el Ejecutivo había invertido alrededor de 16 millardos de dólares en el sector en los últimos años. «Ésa es una cantidad monstruosa. Si eso es cierto, ¿dónde están los resultados?, ¿cuáles son las plantas nuevas que se levantaron en los últimos años? Tocoma, que se comenzó a construir en 2002, debería estar lista y no proyectada para 2014. ¿Dónde está ese dinero?», se preguntó Aller, asesor externo de Cadafe, de Edelca y de la Electricidad de Caracas, entre otras instituciones.

El profesor de la USB dijo que las empresas prestadoras de servicio eléctrico facturan al año alrededor de 7 millardos de bolívares y que si se invirtiera por lo menos la mitad, Venezuela no estaría sumergida en esta crisis eléctrica. «Si esa cifra se convierte a dólares al cambio anterior (Bs. 2,15), estaríamos hablando entre 3,2 millardos o 3,5 millardos de dólares más de la necesidad anual del sector, que se ubica en 2 millardos», indicó.

Sin efecto

Aller y Miguel Lara, ex director de la Oficina de Planificación de Sistemas Interconectados, afirmaron que las medidas de reducción del horario de operaciones de los centros comerciales y de la jornada laboral de los empleados públicos no son efectivas para alcanzar la meta gubernamental de disminuir 20% el consumo eléctrico.

«Apagar y encender los aires acondicionados, como lo ordenó el Gobierno, provoca un mayor consumo eléctrico.

Y los trabajadores, fuera de sus oficinas, continuarán demandando energía», explicó el profesor.

Indicaron que la resolución de detener las operaciones de las empresas básicas y el racionamiento de cuatro horas diarias que anunció el ministro, sí podrían contribuir con el logro del objetivo; sin embargo, advirtieron que ocasionarán graves consecuencias en el desarrollo del país.

En lo que se refiere a las empresas básicas, Aller dijo que se verían afectados alrededor de 40.000 empleados y cerca de 400 compañías prestadoras de servicios. Sobre la suspensión diaria señaló que implicará un severo golpe a la productividad nacional. «Y en nuestras casas se dañarán los alimentos en la nevera».

«Estas medidas son improvisadas sin medir el impacto.

De no mejorarse el Sistema Eléctrico Nacional, la crisis se agravará en 2011», aseguró Lara.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba