Actualidad NacionalLa Salud
Tendencia

El «no hay» es lo que más se escucha en los hospitales, según Médicos por la Salud

"No hay agua, luz, medicamentos, insumos... no hay ascensor", denuncia la ONG

Pese a que los niveles de desabastecimiento de medicinas disminuyeron en un 6,6% entre noviembre de 2018 y julio de 2019, los principales hospitales del país sigue prestando un servicio deficiente según la Encuesta Nacional de Hospitales (ENH) presentado por la organización Médicos por la Salud y la Asamblea Nacional.

«Nuestros médicos y pacientes han tenido que adoptar el «no hay» como una normalidad, no hay agua, no hay luz, no hay ascensor, no hay aspirina o no hay sutura», reza el documento.

Para realizar el trabajo de investigación, se tomaron en cuenta los 40 hospitales más importantes del país y se tomó como base los 20 instrumentos básicos que se necesitan en una emergencia y 11 en los quirófanos.

El estudio dirigido por el infectólogo, Julio Castro, indicó que las salas de emergencia presentan el 43,3% de escasez de insumos básicos para la atención de los pacientes, lo que representa un riesgo para su vida.

En lo que respecta a los quirófanos, la situación es un poco mejor gracias a los kits de emergencia que ha entregado la Cruz Roja Venezuela y la Media Luna Roja como parte de la distribución de la Ayuda Humanitaria que se ha venido realizando desde el pasado mes de junio, el 34,1 de los medicamentos e insumos son insuficientes para atender los casos.

Los centros de salud más afectados por el desabastecimiento están ubicados en los estados Trujillo, Mérida, Amazonas, Cójedes, Barinas y Mónagas, con un 80%, situación contraria a la ciudad capital en la que la escasez oscila entre el 8% y el 36%.

Desabastecimiento en los centros hospitalarios más importantes del país. Foto: Médicos por la salud.

Servicios Públicos

Los «súper apagones» que se produjeron en el pasado mes de marzo, causaron que el suministro de los servicios públicos estén al borde del colapso y los institutos de salud pública no escapan de ello.

El servicio de agua potable es una de las principales pesadillas pues es esencial para el mantenimiento de los nosocomios y también para los pacientes.

Sin embargo, hasta el pasado mes de julio, el 70,8% de los hospitales tuvo un servicio intermitente de agua, solo al 26,21% se les garantizó el líquido a diario y el 2,91% denunció que no recibió el suministro ningún día por lo que recurren al pago de cisternas y almacenamiento de agua en envases.

La ENC señaló que los hospitales pasan un promedio de 6,8 horas sin energía eléctrica a la semana, hecho que empeora en el interior del país por los planes de racionamiento que se están implementando.

Esta investigación indicó que si el Estado garantiza el suministro de medicamentos, implementos y todos los servicios básicos, se podrían evitar unas 4 muertes al día.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba