Actualidad NacionalEspecial País

Empresas privadas al borde del quiebre, ¿qué nos dice Fedecámaras?

Los aumentos de salario y las medidas económicas implementadas por el gobierno nacional en 2018,  llevaron a muchas pequeñas y medianas empresas al borde del cierre. Sin embargo, el Ejecutivo Nacional tomó la decisión de subsidiarlas durante unos 3 meses para que pudieran seguir funcionando. Pero estas medidas populistas que se han venido manejando a través de los denominados «planes sociales y económicos de protección» no han logrado subsanar la grave situación de las empresas que siguen funcionando en menos de un 50% de su capacidad. 

Estos subsidios que el gobierno nacional otorga a las empresas privadas adscritas, son únicamente administrados y manejados a través de la Plataforma Patria y las entidades bancarias adscritas al gobierno nacional. Bajo este método, se estableció el Petro como la unidad de valor de mayor rango, por lo que para enero de 2019, su valor es el equivalente a 36 mil bolívares soberanos Bs.S.

Por medio de la la plataforma Patria, quienes reciben los subsidios deben manejar sus cuentas a través de esta modalidad digital, metodología que según muchos especialistas de la economía, no es más que «una forma de ejercer la propaganda política en beneficio del Ejecutivo Nacional que tanta popularidad ha perdido durante los últimos años», además de «tener el control de muchos otros capitales que no pertenecen específicamente al gobierno revolucionario».

Hasta ahora el monto máximo que recibirán los trabajadores del sector privado como parte de la nómina complementaria en la plataforma Patria será de Bs.S 6.750. que será cancelado a partir de la segunda quincena de enero de 2019 los días 30 y 31 del mismo mes. La primera quincena de 2019, el subsidio apenas fue de Bs.s 1.350, un monto que no cubre el gasto de un desayuno, en un país donde la hiperinflación crece de manera abrumadora, estimándose para 2019 en más de 10.000.000% según el FMI, AN y Ecoanalítica. 

Aumentos salariales el equivalente a crisis empresarial

Ya desde el pasado 14 de enero de 2019, nuevamente el Ejecutivo Nacional anuncia un nuevo aumento del salario a 18.000,00 Bs.S. y a pesar del suministro otorgado a las empresas privadas, los llamados «subsidios» no cubre ni el 1% de los gastos.  Según María Carolina Uzcátegui, presidenta de Consecomercio, más del 50% de las empresas privadas registran para enero de 2019, una caída del 60%. 

Carlos Larrazábal, presidente de Fedecámaras/Foto: Fedecámaras
Carlos Larrazábal, presidente de Fedecámaras/Foto: Fedecámaras

Según Carlos Larrazábal, presidente de Fedecámaras, «(…) el salario mínimo debería establecerse de una forma consensuada entre trabajadores empresarios y el Estado, porque cuando se establece ese aumento desproporcionado, lo que se hace es ahorcar a las empresas privadas del país».

Fedecámaras ha establecido convenios con La Organización Internacional del Trabajo OIT, en los que fueron registrados acuerdos en relación a los aumentos salariales para el sector privado venezolano. Según Larrazábal «(…) mediante el convenio número 26 el salario mínimo, «es un convenio violado constantemente por el Ejecutivo Nacional» cuando se establece ese aumento desproporcionado, que lo que hace es «ahorcar a las empresas».

Los progresivos aumentos salariales, son producto de la poca capacidad de compra que tienen los venezolanos en el que el gobierno ejecuta medidas para tratar de mejorar esa capacidad de compra del ciudadano, pero según Larrazábal «(…) no es que tú tengas más dinero en el bolsillo, si no que con ese dinero puedas comprar más cosas».

El gobierno pone más dinero en circulación pero no produce más bienes, se trata de una medida populista. Hay empresas que quizás puedan pagar esos sueldos y harán grandes sacrificios pero hay otras que no pueden hacerlo. Lo vemos en los centros comerciales, vemos los locales vacíos porque se requiere un flujo de caja para poder cubrir la actividad económica.

Para Fedecámaras también se violan los convenios número 87 y número 104 de la OIT, que «(…) prohíbe que el gobierno acose, ataque y persiga a los gremios; a los líderes sindicales y a los líderes empresariales». Según los empresarios, eso se repite de forma cotidiana por el canal del Estado en donde sólo se proyectan cortinas de humo para solapar la crisis económica y empresarial que afecta tanto a empleadores como a trabajadores del país.

Fórmulas erráticas

Las políticas económicas ejecutadas por el gobierno nacional implementan medidas aisladas que no solventan la profundidad de la crisis económica. Tras las nuevas medidas anunciadas en enero de 2109, los economistas preveen una mayor recesión que a su vez creará una mayor inflación por la emisión de dinero inorgánico de la forma descontrolada como se hace por medio del Banco Central de Venezuela BCV. «Si no se aplican sino políticas populistas que no tocan la realidad que se vive en el país, la inflación seguirá desbordada», asegura Carlos Larrazábal, presidente de Fedecámaras.

Las empresas privadas según Larrazábal, «no son como el gobierno que emite dinero inorgánico que llama al Banco Central y le transfiere dinero. Aquí tu tienes que pagar y producir para poder cumplir con tus compromisos, pero el gobierno no entiende ni podrá entender la realidad económica del país».

El anclaje de la moneda

Muchos de los anuncios que realizó el gobierno nacional desde 2018 no se cumplieron y no han producido sino más inflación. Las fórmulas erráticas basadas en el anclaje de la moneda nacional en una criptomoneda como lo es el Petro, hasta ahora, no ha dado los resultados esperados. «(…) El Petro es algo virtual, que no existe, la idea es buscar anclaje en moneda dura, no en cosas ficticias, sin basamentos técnicos necesarios».

Según Larrazábal, «(…) el gobierno ancla la moneda a algo que no existe, no busca anclaje sobre monedas duras como el dólar sino en algo que es virtual, que no existe como el Petro. Tampoco existe la «Confianza» necesaria para que se desarrolle la economía en el país puesto que se trata de un gobierno que no es legítimo».

Según el presidente de Fedecámaras para que la economía venezolana mejore hace falta «un cambio político, económico y social» (…) y mientras que no se quiera cambiar la política para crear la confianza necesaria para atraer la inversión».

Consecomercio: 40% del cierre de las empresas se produjeron en 2018

Consecomercio registró este año 2018 el cierre de un 40% de comercios en relación al año 2017. Según María Carolina Uzcátegui, presidenta de Consecomercio «(…) El sector en general ha venido una caída sostenida porque la economía ha caído en más de un 60% en referencia a otros años. En el sector de alimentos la caída ha sido cerca de un 60%, en el sector ropa y calzado la caída supera el 80%, las importaciones para el sector privado para esta temporada dismuyeron en un 90%.»

Las restricciones en cuanto a la venta de divisas, el control cambiario, y una economía hiperinflacionaria ha provocado el cierre de muchas empresas que han emigrado del país, otras apenas sobreviven. Según Consecomercio, «(…) en el sector juguetes la prohibición de la venta de materia prima como lo es el plástico ha caído enormemente. Venezuela abastecía su mercado y tenía capacidad exportadora, hoy en día estamos importando plástico porque la industria PEQUIVEN tiene un nivel de deterioro terrible».

María Carolina Uzcategui nos describe un panorama empresarial y comercial complicado. Sin embargo, no pierde las esperanzas en una recuperación económica. «Estamos dando el mejor esfuerzo para que Venezuela salga adelante, todos los venezolanos somos necesarios en esta lucha para mejorar al país».

Fedecámaras respalda a la AN y al presidente Juan Guaidó

Foto.archivo

El presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, respalda a la Asamblea Nacional como «(…) el único único poder electo democráticamente por todos los venezolanos».

Larrazábal destacó que, para que la economía venezolana mejore hace falta “un cambio político, económico y social”. 

Luego de los acontecimientos que se vienen registrando en el país a partir del nombramiento del diputado Juan Guaidó como presidente de la Asamblea nacional AN, y como presidente interino de Venezuela por la Constitución Nacional, Fedecámaras publicó documento donde respalda a la Asamblea como poder democrático en Venezuela.

Fedecámaras espera la visita de la OIT el próximo 9 de febrero, visita que el gobierno aceptó. Larrazábal espera que la OIT tenga «(…) la oportunidad de constatar todos los ataques que hay en contra el sector privado y con Fedecámaras».

La Organización Internacional del Trabajo OIT, realizará una investigación que se propone ampliar las versiones oficiales de lo que sucede en el país en relación al funcionamiento de las empresas privadas y la situación de los trabajadores. «(…) van a poner su atención en el sector sindical donde existen incluso sindicalistas presos», dice el presidente de Fedecámaras y concluye » verán que aquí no hay fuentes de financiamiento local ni extranjeros».

Para Fedecámaras «Si no hay confianza ni financiamiento internacional las medidas del gobierno son medidas aisladas que no tienen ningún basamento claro ni coherentes para el país.»

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba