Actualidad Nacional

Entre cohetes y bombas lacrimógenas comenzó la campaña electoral

El inicio del período de campaña electoral para las Elecciones Parlamentarias del próximo 26 de septiembre, tuvo dos caras: la represión y la libertad. Y es que mientras el sector oficial celebraba y tomaba las calles con total permisividad por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, la oposición venezolana se enfrentó a una lluvia de bombas lacrimógenas durante el acto que inauguró su campaña.

El sector oficial dio inicio a su campaña la madrugada de este miércoles, con una actividad denominada como «el cohetazo», la cual se llevó a cabo en varios puntos de la ciudad capital y, según portavoces del Partido Socialista Unido (Psuv), en poblaciones y ciudades del interior del país. Pero el oficialismo no se conformó con esta actividad, pues en el día de hoy (miércoles) «tomaron» las calles de diversas entidades del territorio nacional para hacer discursos y exponer sus proyectos de cara al venidero proceso electoral.

En tanto, la oposición, aperturó su campaña con un conjunto de visitas, tomas masivas y ruedas de prensa, encabezadas por los principales candidatos a la Asamblea Nacional por parte de la Mesa de la Unidad, María Corina Machado, Enrique Mendoza y Ricardo Sánchez.

Mientras que sectores afines al Gobierno del presidente de la República, Hugo Chávez, celebraban y ejecutaban sus actividades en total libertad, la oposición intentó culminar el acto de inicio de campaña simbólico en el centro de Caracas, pero no fue posible debido a que fueron dispersados por la Guardia Nacional y grupos no identificados.

Sin embargo, los personeros de la Mesa de la Unidad anunciaron que iniciarán formalmente su campaña el próximo sábado con una «marcha por la paz y la vida», convocada por la organización opositora en el área metropolitana de Caracas.

Llamados azules y rojo «rojitos»

Pero en este inicio de campaña no todo fueron cohetes y bombas lacrimógenas. Representantes de ambos bandos políticos también lanzaron consignas y directrices a sus seguidores de cara al proceso electoral del 26 de septiembre.

Rafael Ramírez, ministro de Energía y Petróleo, se trasladó al estado Zulia, específicamente a Ciudad Ojeda, para encabezar «la ofensiva» del chavismo en esa entidad. Desde esta entidad, aseguró que la presencia opositora en el seno de la Asamblea Nacional (AN) «echaría para atrás» las misiones implementadas por el Gobierno actual.

Instó a sus seguidores a no permitir que la Asamblea Nacional caiga en manos de la oposición y los conminó a «garantizar la victoria». «No vamos a permitir una Asamblea en manos de la oligarquía (…) Esos escuálidos no volverán. Aquí se trata del apoyo al presidente Chávez», señaló.

En tanto, la diputada Iris Varela, llamó a los colombianos nacionalizados a acudir masivamente a las urnas el 26-S.

Del otro lado, la Mesa de la Unidad indicó que quieren «una Asamblea que trabaje para todos» y aseveran que «esa es la decisión de los venezolanos y será la orientación de nuestra campaña». El dirigente de esta tolda política, Enrique Mendoza, reveló que nunca antes habían estado «tan altas» las ganas de participar en unos comicios por parte del electorado, por lo que instó a los venezolanos a no caer en «las provocaciones de los violentos».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba