ActualidadActualidad NacionalDestacado

Estado de excepción apunta a tumbar diputados opositores

El estado de excepción decretado hasta ahora en 23 municipios del país podría convertirse en el factor que defina cuál bloque político se queda con el control de la Asamblea Nacional.

Con los bajos índices de aprobación que tiene el Gobierno desde hace más de un año –ronda los 25 puntos, según distintas encuestadoras–, la estrategia es impulsar medidas extraordinarias que afecten los resultados de los comicios en algunos circuitos. Abusar del poder político parece ser la única posibilidad que tiene el oficialismo para mantener la mayoría parlamentaria.

Ante este escenario, la disputa con Colombia genera importantes dividendos. Además de cohesionar a la base chavista radical en torno a un enemigo común y alimentar el discurso de la guerra económica culpando a los bachaqueros.

Esas 23 alcaldías -con estado de excepción- se encuentran ubicadas en 9 de los 87 circunscripciones electorales que tiene el país, y otorgan 9 de los 167 parlamentarios en disputa. A simple vista, pareciera un número pequeño, pero la realidad es que son espacios trascendentales porque 6 de las 9 curules se disputan en circuitos reñidos y la oposición está obligada a vencer en todas las circunscripciones de ese tipo para tener oportunidad de conquistar la mayoría del Hemiciclo (84 diputados).

Rebanando votos

Tres de los circuitos fronterizos reñidos en estado de excepción se encuentran en Táchira y los otros tres en Zulia. Los tres restantes son de tendencia histórica muy chavista, pues el PSUV ha ganado allí con un promedio de más de 15 puntos porcentuales en los últimos cinco procesos. De esos tres, dos están en Apure y uno en Zulia.

En el caso del estado andino, el circuito 1 es el más afectado por el estado de excepción porque todos los municipios que lo integran son fronterizos. En las circunscripciones 2 y 3 hay dos alcaldías con régimen especial en cada una, las cuales contienen 40,3% de la población total en el circuito 2 y 42,6% en el 3, por lo que la situación tiene el potencial de influir directamente en el resultado final.

Por su parte, de las 3 circunscripciones reñidas en Zulia, la 1 y la 2 están afectadas en su totalidad, mientras que la otra, la 12, tiene dos de cuatro municipios en estado de excepción, lo que afecta al 63,7% de la población total del circuito.

Salamanca explica: “Están rebanando el jamón: una migración aquí, unos centros de votación inconcebibles por allá, agarran seis diputados por aquí. El plan es tumbar escaños por adelantado. Por lo menos seis pueden perderse si la oposición no hace un trabajo especial. No es un método lícito, porque esa medida es la figura más grave de la Constitución, que sólo puede decretarse en una emergencia nacional, pues es el equivalente a una dictadura constitucional”, expresó.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, coincidió en que la intención del estado de excepción es estrictamente electoral: restar votos a la oposición en esos espacios. Dijo que la manera de contrarrestar esa situación será con la organización de los comandos de campaña por circuitos, por centros de votación y familiares.

“Esa decisión no tiene nada que ver con la inseguridad o con la situación de la frontera. Es una estrategia de control político y saboteo al acto electoral. Busca, junto con la OLP, desmovilizar al país”, señaló.

Para leer más ingrese aquí

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba