ActualidadActualidad NacionalEspecial País

Familiares despiden a Agostini y Díaz Pimentel en medio de denuncias y forcejeo

Abraham Agostini y José Díaz Pimentel son dos de las seis personas abatidas junto al exinspector Óscar Pérez que fueron enterrados este sábado, en medio de complicaciones, denuncias y forcejeo entre los familiares (que no autorizaron el sepelio) y las fuerzas de seguridad del Estado, que no les permitieron por largo rato ingresar al Cementerio del Este, en Caracas.

«En nombre de la familia quiero hacer de conocimiento público que en ningún momento (…) dimos autorización. La familia no dio autorización para el entierro arbitrario de los cadáveres de nuestros familiares caídos, ajusticiados y masacrados por el régimen de Nicolás Maduro y su comitiva», dijo un pariente de Díaz Pimentel, funcionario de la Contrainteligencia Militar.

Versiones de periodistas en lugar desde tempranas horas de este sábado indicaron que una de las hermanas de Abraham Agostini y la prima de José Alejandro Díaz Pimentel habrían sido trasladadas al Cementerio del Este para sepultar los cuerpos de los jóvenes. Posteriormente, estas personas denunciaron haber sido «prácticamente secuestradas» por los cuerpos de seguridad, luego de que les retuvieran sus telefonos celulares y les impidieran comunicarse o salir del lugar por al menos dos horas.

Este fue parte de la denuncia de la hermana de Agostini:

Nos trajeron a escondidas, nos dejaron incomunicadas porque ahorita (media mañana del sábado) nos entregaron los celulares y nos trajeron para acá para entrerrarlos apurados, ni siquiera bajo nuestras condiciones; no podemos usar la funeraria que queríamos, los huecos que queríamos, porque las condiciones que tenemos que aceptar son «política de Estado». Cerraron aquí (Cementerio) donde está la misma fiscal del Ministerio Público que estaba cuando hicimos el reconocimiento y dos representantes de la Defensoría del Pueblo que nos dicen :’vamos a cerrar aquí pero por medidas sanitarias no va a haber velatorio’, no va a haber nada, porque supuestamente no van a resistir. ¡Mentira! Cosas que dicen para convencer a uno, pero ¿cuál es el apuro? Yo quiero que venga el pastor, porque nosotros somos evangélicos. Yo quiero que vengan los familiares. El Estado esta haciendo todo esto bajo sus estrictas condiciones.

Más de 100 personas acompañaron en un Cementerio del Este de Caracas militarizado a los familiares de Agostini y Díaz Pimentel, que lloraron ante las tumbas de sus familiares entre oraciones, gritos contra el Gobierno y contra el diálogo que parte de la oposición mantiene con la Administración de Nicolás Maduro.

«No sabemos dónde está Óscar Pérez», dijo desde el cementerio la diputada Solórzano. «Lo último que supimos es que estaba en la morgue de Bello Monte (Caracas), y allí está su familia con él», agregó.

Esta información fue constatada y confirmada por la misma diputada en la tarde de este sábado, al finalizar los actos religiosos en el cementerio.

Jairo y Abraham Lugo eran miembros de la Guardia Nacional Bolivariana y oriundos del Zulia, al igual que el periodista Daniel Soto (30).

Por su parte, la enfermera Lisbeth Andreína Ramírez (30) y su novio Jairo Lugo provenían del estado Táchira.

La diputada Solórzano -que pertenece a la comisión creada por el Parlamento, de mayoría opositora, para esclarecer la operación en que murieron siete sublevados y dos policías- se comprometió a «seguir investigando» para «hacer justicia» y que los hechos no queden «impunes».

Al momento de publicación de esta nota, aún no entregaban el cuerpo de Oscar Pérez a sus familiares.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar