Actualidad Nacional

Gobernación de Miranda excluyó de los CLAP a jubilados porque «no hay caja pa’tanta gente»

Magaly le dedicó más de 30 años de su vida productiva a la Gobernación de Miranda. Fue jubilada hace un par de años y pese al gran esfuerzo y dedicación que durante años le dedicó a su trabajo, hoy día se siente “burlada y excluida” por quienes se encuentran en el poder, “me sacaron del beneficio de los CLAP sin darme razón”, reseña.

La sexagenaria no es la única trabajadora que, durante la actual gestión de Héctor Rodríguez, fue excluida de recibir las referidas cajas, ayuda que ideó el Gobierno nacional para contrarrestar la grave crisis que en materia alimentaria atraviesa el país, otros cientos de jubilados dejaron de recibirla al igual que funcionarios de institutos autónomos.

«Nuestros compañeros de salud y bibliotecas fueron excluidos porque según voceros del Ejecutivo regional no les alcanza la comida», reiteró Germán Urbina, director de contratación colectiva y conflicto de Fetramiranda, lo que calificó como un atropello que viola sus derechos y le complica aún más la vida.

«El salario que recibimos es de menos de 3,2 dólares mensuales, cómo podemos sobrevivir con ese dinero sin recibir la ayuda de los CLAP, nos están sentenciando a pasar hambre», reclamó visiblemente molesta una de las ex trabajadoras de la red de bibliotecas mirandinas.

Pero las quejas no son solo de quienes fueron sacados de la lista, los propios empleados de la gobernación denuncian que la gran mayoría no pudo recibir la caja CLAP del mes de julio. «La gobernación envió un mensaje al personal para que las retirarán martes y miércoles, pero ese lunes ocurrió el gran apagón, por lo que el martes no fue laborable y el miércoles fue día feriado, sin embargo el jueves nos informan que quien no retiró la caja ni martes ni miércoles la perdió», denunció otro trabajador.

Aunque le descontaron el dinero de la nómina quedaron fuera del beneficio del referido mes. «No importa que alegues que estés de reposo e incluso presentes un informe médico, igual no te escuchan y lo que dicen es que una vez terminada la jornada la gente de CASA se lleva las cajas, es realmente increíble como juegan con el hambre del pueblo».

Solo les queda esperar que la dirección de recursos humanos reintegre el dinero que les descontó por nómina y esperar el operativo de agosto, “nos tocará aguantar hambre un mes, porque las tres lochas que pagan no alcanzan ni para un refresco”, puntualizó visiblemente molesto otro funcionario mirandino.

No hay caja pa tanta gente

Pero no sólo la gobernación estaría “rindiendo” las cajas ante la aparente escasez de los productos que la integran. En el municipio Carrizal los vecinos de la popular comunidad José Manuel Álvarez denunciaron esta semana que no reciben la ayuda desde hace cuatro meses.

Glendys Díaz, residente de la barriada, asegura que la comunidad dejó de recibir los CLAP en abril, «el alcalde dice que para nosotros no hay cajas porque se nos realizó un mercado a cielo abierto, cuando él bien sabe que así se hagan mercados de esos no se puede dejar de expender la ayuda ya que es un derecho adquirido», reclamó.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Un llamado al Gobernador del Estado Bolivariano de Miranda, HECTOR RODRIGUEZ . Nuestros abuelos y abuelas merecen todo el amor y dedicación en virtud de los años de enseñanza y trabajo que nos han regalado para construir la Patria que disfrutamos hoy.
    No estoy de acuerdo que a los jubilados se le haya quitado el beneficio de las cajas clap si la percibían siendo activos , ya que a ellos también son victimas de la guerra económica que nos ha impuesto la derecha criolla y los EEUU y se la merecen en compensación por los años de servicios en dicho ente del estado. Mas bien deberían de incluir a los sobrevivientes en el mencionado programa siendo que son los viudas y viudos que también necesitan alimentarse .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar