Actualidad NacionalEspecial País

Gobierno crea 9 universidades ¿Pero atiende a las que están en crisis?

Los sistemas progresistas socialistas, se caracterizan por mantener la equidad de oportunidades y condiciones para todos los sectores que conforman la sociedad, porque es éste, el garante de todas las instituciones del país, aún cuando ejerzan su derecho a disentir. Sin embargo, en Venezuela, el tan predicado «socialismo», parece no tener un discurso lógico y coherente.

Muchos son los sectores del ámbito nacional que son excluidos por el Gobierno, luego de pronunciarse en desacuerdo con las políticas públicas que se llevan a cabo desde hace unos veinte años en el país.

Esto nos lleva a pensar en ideas de corte populista, autoritarista, militarista, por las que se acusa a estos «gobiernos rojos rojitos», de burocráticos y corruptos. La última gran paradoja que llevará a cabo el Ejecutivo Nacional, la observamos en la conformación de «9 Universidades Politécnicas Territoriales para alcanzar la histórica cifra de 55 Universidades creadas en Revolución», lo cual nos lleva a preguntarnos ¿qué pasa con las que ya están construidas y que en estos momentos, están en las peores condiciones de funcionamiento?

Los medios de comunicación reseñaron la noticia luego de la cadena presidencial del 21 de noviembre: «En el marco del Día del Estudiante Universitario, el mandatario nacional, Nicolás Maduro, anunció la creación de nueve universidades politécnicas territoriales, y ofreció 20.000 becas universitarias para los jóvenes colombianos que deseen estudiar en casas de estudio venezolanas ante la “precaria” situación de los centros educativos en Colombia». El primer mandatario añadió además un dato concreto:

  • En Colombia las universidades están paradas por falta de presupuesto. Los estudiantes hacen paros y son reprimidos por las autoridades.

Pero, mucho antes de la cadena presidencial, en el marco de la celebración del día del estudiante, alumnos de la Universidad Central de Venezuela UCV – la más antigua del país, fundada en 1721 – fueron reprimidos por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana PNB, tras las protestas en las que se solicitaba al gobierno nacional, un presupuesto justo y recursos para que esta casa de estudio – nombrada Patrimonio de la humanidad por la UNESCO en el año 2000 – pudiera continuar su funcionamiento. 61 años después la historia se repite: Estudiantes de la UCV fueron atacados por la PNB

En el reciente evento de celebración del día del estudiante, Maduro juramentó a los nuevos directivos de la Federación de Estudiantes de Educación Media y la Federación de Estudiantes Universitarios. Posteriormente, hizo un llamado a un grupo de universitarios a “defender la patria con las armas”:

  • Tenemos que estar dispuestos a salir a la calle, a defender la patria, con las armas, si es necesario.

Un absurdo, una burla

El Ejecutivo Nacional maneja registros que sólo ellos conocen, pues las fuentes nunca son citadas ni especificadas. Estos fueron los datos estadísticos que dio el primer mandatario en cadena presidencial del 21/11718 «(…) en Colombia solo 8 de cada 100 jóvenes en edad de estudiar, ingresan a casas de estudio superior. Mientras tanto, en Venezuela, 90 de cada 100 están registrados en una universidad», y agregó:

(…) actualmente 2,8 millones de venezolanos están inscritos en alguna universidad, tan solo este año se registraron 513.527 nuevos ingresos. Tenemos un nivel de escolaridad por encima del 90%. Estos números son asombrosos.

Según cifras de la Universidad Central de Venezuela UCV, «(…) para el año 2018, se evidencia una disminución del 32% en las inscripciones, (…) se ha producido un aumento importante de peticiones de certificaciones en secretaría, por parte de estudiantes y egresados que desean emigrar».

Lo mismo ocurre con la Universidad Simón Bolívar, que presenta una deserción estudiantil de 55%, de acuerdo con un trabajo publicado en junio por Tal Cual del 02/03/18:“Más o menos se reciben 80 certificaciones por día. Es bastante elevado. Si se multiplica por cinco, son 400; si lo multiplicas por cuatro semanas son 1.600 y si lo multiplicas por nueve meses, bueno, da un cálculo bastante importante casi 9.000 solicitudes. El 60% corresponde a egresados y el otro 40% a los alumnos”.

Universidades por el suelo

Instituto de medicina tropical UCV/foto: UCV

Después de la juramentación del equipo que conformará las nuevas universidades creadas por el gobierno nacional, Maduro ha pedido que se cree un «Gobierno Estudiantil» para recibir propuestas relacionadas con la producción y la economía. Además se comprometió a impulsar las “rutas estudiantiles», «el turismo estudiantil», «(…) y todo lo que tenga que ver con el fortalecimiento de la vida y la educación del estudiante”. El primer mandatario anunció además que «(…) asignará 100 autobuses nuevos para las rutas estudiantiles, con una inversión de 167 millones de bolívares con el fin de garantizar el acceso de los estudiantes a las casas de estudio.

Este sistema de transporte funcionaría según el primer mandatario, en los estados Aragua, Carabobo, Miranda, Mérida, Trujillo, Carabobo y Caracas. En esas regiones, Maduro pidió que se realizaran mantenimientos preventivos diarios para no “tener un cementerio de autobuses” en unos meses, como sucede con numerosas unidades de transporte público que el mismo gobierno no ha podido recuperar y que mantiene como un museo de transporte.

Mientras tanto, universidades autónomas en Venezuela de reconocimiento en el exterior como la Universidad Central de Venezuela UCV, la Universidad Simón Bolívar USM, la Universidad de Carabobo UC, la Universidad de Oriente UDO, Universidad del Zulia LUZ y la Universidad de los Andes ULA, entre muchas otras, se mantienen con un presupuesto que no cubre ni siquiera el 20% de los gastos de funcionamiento de los recintos.

Para el semestre que comenzó en septiembre de 2018, muchos de los salones, sanitarios y áreas comunes se mantenían y aún hoy se mantienen en mal estado de salubridad. Sin servicio de agua ni luz, por no poder cancelar a empleados que hagan la limpieza y no poder cancelar los servicios públicos en las universidades que también son de todos los venezolanos, así, las universidades están siendo abandonadas.

Muchas como la UCV, se vieron obligadas a cerrar en varias ocasiones sus bibliotecas, mientras sobreviven con un comedor que apenas nutre con pocos alimentos a los alumnos, si acaso un pálido almuerzo. Los proyectos de investigación, insumos y materiales esenciales para las prácticas de Escuelas como Farmacia, Medicina y Odontología han sido cerrados por falta de recursos.

En Escuelas de Facultades como Humanidades y Ciencias de la UCV, los alumnos deben ver clases sin servicios para atender sus necesidades básicas. En Escuelas como Medicina, Odontología, Farmacia, e Idiomas Modernos de la misma casa de estudios, la crisis de falta de agua ha provocado la suspensión de clases aunado a la renuncia de una gran cantidad de docentes que se van del país o simplemente dejan la universidad para trabajar en empleos que los doten de mejores salarios.

Los robos, atracos y la constante inseguridad que se vive en estos espacios, también han sido motivo de una gran deserción de la población universitaria en Venezuela. En universidades como la Simón Bolívar, la crisis de servicios públicos también ha provocado la deserción en las aulas.

Un trabajo realizado por Tal Cual digital, Sin agua y sin luz: así comenzó período académico en universidades publicado el 02/03/18, se reseña la decadente situación en la que se encuentra la Universidad del Zulia LUZ, «La ironía persigue a los estudiantes de la Universidad del Zulia LUZ,  quienes desde julio se quedaron sin luz».

En la Facultad Experimental de Ciencias, a una semana de culminar el semestre pasado, el edificio se quedó a oscuras porque además del robo de un cable subterráneo que le suministra electricidad a la facultad, en agosto los agarró la crisis general que dejó a Maracaibo sin servicio eléctrico por cuatro días continuos.

Pablo Ortega, un estudiante del octavo semestre en la Escuela de Computación, explicó la grave situación por la que atraviesa la universidad que carece de servicio eléctrico, «La respuesta que nos dieron en CORPOELEC es que cuando terminen los trabajos en el puente de Maracaibo van a venir a la universidad. Iremos a empezar el semestre el año que viene».

Ni hablar de sueldos y salarios

El problema de los sueldos y salarios de empleados, obreros y profesores en el sector de educación básica y superior,  son simplemente desoladores. Luego de las nuevas medidas económicas dictadas por el Ejecutivo Nacional y el ajuste de salario mínimo en agosto de este año, todo el gremio universitario se vio obligado a salir en protesta debido a la anulación de las escalas salariales en donde además no se reconocieron beneficios de la contratación colectiva otorgados en decretos y leyes que se habían peleado durante años.

El gobierno nacional, por medio del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, aprobó de forma unilateral un ajuste salarial que está muy por debajo de los anteriores e hizo caso omiso a  los recientes convenios salariales establecidos en las negociaciones entre el magisterio y el gobierno venezolano. A partir de allí, La Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela FAPUV, también se ha venido pronunciando al no estar de acuerdo con la “modificación de las tablas salariales. “(…) el 50% de ajuste, vía decreto presidencial, viola principios constitucionales”.

La Federación explicó además que “la Convención vigente el salario del Instructor, primer nivel del escalafón académico a tiempo completo, es similar al del profesional 404 de la tabla del personal administrativo, (…) el salario mínimo es superior a la mayoría de los cargos de la tabla de la ICCU. Profesores con títulos de tercer nivel, de cuarto nivel y concurso de oposición, quedaron por debajo del cargo 306 de la tabla del personal administrativo”.

En relación a las becas que piensa ofrecer el gobierno nacional a «estudiantes colombianos que van a estudiar en Venezuela», el presidente Maduro señaló que serían 20 mil becas para los estudiantes colombianos que quieran venir a Venezuela. «Que vengan a estudiar medicina o ingeniería (…) nosotros tenemos como”. Las becas universitarias no son sino  FCU-UCV tachó de “absurda” la oferta de Maduro de dar becas a estudiantes colombianos.   otro absurdo más entre tantos que crea el gobierno nacional, en el que los estudiantes, profesores y todo el gremio universitario se ve inmerso.

La creación de estas 9 universidades es una idea que todo el sector académico ha catalogado como una gran burla, aquella que no puede ni podrá engañar al país, ese que verdaderamente se educa y se forma bajo la pluralidad de ideas y el pensamiento crítico siempre por delante.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar