Actualidad Nacional

Gobierno de Maduro ¿A un paso de entrar en la lista de terrorista de EEUU?

La lista de Organizaciones Terroristas Extrajeras (FTO, por su sigla en inglés) está basada en un ley del Congreso de EE. UU. de 1996 en la que le da poderes al Secretario de Estado para conformarla y decretar una serie de sanciones contra grupos que se dedican a estas actividades y ponen en riesgo con ellas la seguridad nacional de ese país.

Ello circunscribe, además, poner en riesgo los intereses económicos y en relaciones exteriores del país y no se limita solo a actos terroristas como tal sino a «poseer la capacidad de realizar actos terroristas».

Las consecuencias para un país o el grupo como tal y para los miembros que lo integran son en dos categorías: financieras y migratorias.

En las financieras, la designación del grupo como una Organización Terrorista Extranjera dispara sanciones que son elevadas por el Departamento del Tesoro que incluye exigir a las instituciones bancarias del país que congelen cualquier bien o cuenta asociado con el grupo. Así mismo, se prohíbe la utilización del sistema financiero de EE UU.

Reuters

Las migratorias

Las migratorias prevén la cancelación de visas existentes que puedan tener los miembros del grupo, la prohibición de entregar nuevas y la deportación de cualquier persona asociada con la organización.

Según la ley, cada dos años el Secretario de Estado debe renovar la designación. El proceso para salir de la lista es muy similar a su ingreso y consiste en una revisión interagencial entre el Departamento de Estado, el del Tesoro y el de Justicia.

El gobierno de los Estados Unidos cree que las designaciones en esa lista juegan un importante rol en su lucha contra el terrorismo y es un medio efectivo para descubrir y cortar el apoyo a actividades terroristas y otros grupos de presión.

A inicios del 2006, la mayoría (27%) de las organizaciones de la lista eran grupos Islámicos en el Medio Oriente, seguida por los grupos comunistas. La mayoría de los demás son organizaciones nacionalistas o separatistas. Las excepciones a ello incluyen al grupo Israelí Kahane Chai, el japonés Aum Shinrikyo, y el grupo derechista colombiano Autodefensas Unidas de Colombia.

Identificación

La Oficina del Coordinador para Contraterrorismo en el Departamento de Estado continuamente monitorea las actividades de grupos activos alrededor del mundo que son considerados potencialmente terroristas para identificar posibles candidatos a la designación.

Al revisar a los posibles candidatos, la Oficina no sólo toma en cuenta los actuales ataques terroristas que un grupo ha llevado a cabo sino también si este grupo está inmerso en planeamientos o preparativos para posibles actos de terrorismo o adquiere la capacidad y la intención de llevar a cabo dichos actos.

La actividad terrorista o terrorismo de la organización debe amenazar la seguridad de nacionales estadounidenses o la seguridad nacional (defensa nacional, relaciones exteriores, o intereses económicos) de los Estados Unidos.

EFE

Ramificaciones legales de la designación

Es ilegal para una persona en los Estados Unidos o sujeta a la jurisdicción de los Estados Unidos proveer a sabiendas «soporte material o recursos» a una FTO debidamente designada.El término «soporte material o recursos» se define como «dinero o instrumentos financieros monetarios o garantías, servicios financieros, entrenamiento, asesoría profesional o asistencia, cajas fuertes, documentación slata, equipo de comunicaciones, armas, sustancias letales, explosivos, personal, transporte y otros usos físicos con excepción de medicinas o materiales religiosos.

El caso de Venezuela

Esta semana se conoció que la administración de Donald Trump evalúa incluir al gobierno de Nicolás Maduro en la lista de patrocinadores del terrorismo internacional por sus presuntos nexos con organizaciones como Hizbulá o las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según publicó este lunes The Washington Post.Esta lista, integrada por ahora por Irán, Corea del Norte, Siria y Sudán, está reservada a los países que han «apoyado actos de terrorismo internacional en reiteradas ocasiones» y acarrea sanciones severas.

Cuba también formó parte de esta lista -por sus presuntos nexos con las FARC y con la también desaparecida ETA- entre 1982 y 2015, año en el que el Gobierno de Barack Obama la retiró en el marco del proceso de deshielo entre los dos países.

Según The Washington Post, que cita a funcionarios bajo condición de anonimato y correos electrónicos internos gubernamentales, el Departamento de Estado, responsable de la lista, ha preguntado ya a otras agencias del Gobierno su opinión sobre la inclusión de Caracas.

Las fuentes citadas por el rotativo capitalino no revelaron si Trump ha tomado ya la decisión, que entre otras cosas podría implicar un embargo al petróleo venezolano. Algunos republicanos, como el influyente senador Marco Rubio, han acusado al Gobierno de Nicolás Maduro de tener nexos con el terrorismo internacional y han abogado por la inclusión de Venezuela en la lista.

Las consecuencias que esta decisión tendría para el sector petrolero han hecho que otros republicanos de estados con refinerías como Texas o Luisiana rechacen la medida.

Foto: Archivo

Además, expertos cuestionan los presuntos nexos de Venezuela con organizaciones terroristas internacionales.»Sospecho que esto (la inclusión en la lista) se basará en rumores y fuentes de integridad cuestionable«, afirmó al The Washington Post David Smilde, del centro de estudios Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA).

La designación de Venezuela como país patrocinador del terrorismo podría debilitar la legitimidad internacional de la lista, apuntaron estos expertos consultados por el rotativo.

Desde su llegada a la Casa Blanca hace casi dos años, Trump ha endurecido la estrategia estadounidense contra Caracas, incluyendo sanciones económicas al propio Maduro, su esposa, Cilia Flores, o su vicepresidenta, Delcy Rodríguez, entre muchos otros funcionarios cercanos al mandatario.

El presidente estadounidense también ha dejado abierta la puerta a una intervención militar en Venezuela y según The Washington Post funcionarios de su Gobierno se han reunido en varias ocasiones con militares venezolanos interesados en promover un golpe contra Maduro.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba