Actualidad NacionalEspecial País

¿Hallacas de carne de soya? Venezolanos se inventan una para celebrar estas navidades

Si en el 2017 muchos venezolanos tuvieron que hacer grandes sacrificios para poder probar una hallaca, comerse una rodaja de pan de jamón o comprarse alguna prenda para estrenar el 24 o el 31 de diciembre, este año la cosa se ve más cuesta arriba.  En aquel entonces la inflación rondaba por  los 2.616% según índices de la Asamblea Nqacional,AN, pero para diciembre de 2018, muchos de los economistas vislumbran una hiperinflación que sobrepasará el 1.000.000.000%, lo que nos lleva a pensar que estas navidades realmente serán mucho más austeras, o por lo menos más sencillas que las de otros años en cada uno de los hogares de los venezolanos.

Panettone/foto: @rocafranc

Según el Centro de documentación y análisis social CENDAS, «El precio de la Canasta Básica Familiar de octubre de 2018 es de 82.415,82 bolívares soberanos, por lo que aumentó a 38.336,80 Bs.S, el equivalente a 21.3 salarios mínimos (87,0%), con respecto al mes de septiembre de 2018. Se necesitan 2.747,19 bolívares soberanos diarios para cubrir su costo, 1.5 salarios mínimos diarios, 45.8 salarios mínimos mensuales.

Para CENDAS, el resultado de la variación anualizada para el período octubre 2018 y octubre 2017 es de 147.229,0%.» Conclusión: todos los rubros en el sector de los alimentos subieron de precio en un 128%.

¿Qué podemos esperar para estas navidades?

María Carolina Uzcátegui, presidenta de Consecomercio,  asegura que los niveles de inventario que tienen los establecimientos comerciales con respecto a la temporada decembrina son bastante elevados, y en vista de la situación, para Uzcátegui lo importante es recuperar el poder adquisitivo del bolívar con la implementación de nuevas políticas económicas de importación y exportación. De allí que lo recomendable es que se lleve a cabo «(…) un verdadero diálogo entre el Gobierno y los sectores productivos del país para recuperar la economía, (…) es una triada que debe funcionar perfectamente para que las cosas fluyan y avancen”.

Sin embargo, el pasado 8 de noviembre, el presidente de Fedecámaras-Vargas, Eduardo Quintana, calculó una caída de 90% en las importaciones navideñas entre los últimos cuatro a cinco años y destacó un panorama menos optimista ya que para el presidente de este gremio empresarial, “(…) esas tradiciones se perdieron porque son considerados «artículos suntuarios», que no entran en el proceso económico de la «dolarización que controla el alto Gobierno». Para Quintana esta situación,»continuará hasta que exista un cambio».

Según CENDAS, los alimentos de la canasta básica subieron un 128,2 % de septiembre a octubre de 2018. De 29.394,51 bolívares soberanos pasaron a 52.322,32 bolívares soberanos.

Pedro Palma, Alejandro Oliveros y Alejandro Grisanti, economistas de ECOANALÍTICA, también dieron su opinión «(…) la caída en el ingreso de divisas ha obligado a una fuerte reducción de las importaciones y las empresas producen a media máquina porque no tienen suficiente materia prima e insumos. En este contexto  ECOANALÍTICA proyecta que el PIB sufrirá una caída de 23,5% al cierre de 2018 «.

¿Hallacas con carne de soya?

Luego del estallido de la fiebre aftosa, el cierre de las fronteras con Colombia y el control de la comercialización de la carne por parte del gobierno nacional, muchos de los productores aseguran que deben dar un porcentaje de la producción «a quienes comienzan a manejar el negocio» de la carne en Venezuela.

De allí que este valiosa proteína, que en años anteriores sirviera como ingrediente vital de las hallacas, ahora escasee y tenga además precios inalcanzables para el bolsillo del venezolano, ubicándose en 1780,00 Bs.S por kilo en noviembre. Según estimaciones de los productores, ésta pasará a más de 2.500,00 Bs.S en diciembre.

Así, la hiperinflación y el mal manejo de la producción de alimentos en el país, amenaza con desvirtuar las tradiciones. Sin embargo, los venezolanos siempre en aras de celebrar la navidad y comerse sus platillos navideños, experimentan y buscan otras alternativas que suplan la carestía de ingredientes. En el caso de la escasez y los elevados precios de la carne, muchos consumidores en el Estado Zulia, han apelado a cocinar el guiso de las hallacas con carne de soya para poder suplir la proteína y no dejar atrás este suculento tradicional plato navideño.

Según reseñan varios medios zulianos, el problema de la carne será solucionado con alternativas menos costosas. “Hay que hacer malabares para ver dónde se consiguen los ingredientes para el guiso y buscar lo más económico posible, pero la situación hará que tengamos que resolverlo a nuestra manera, ya sea de lentejas o de carne de soya que las hagamos para no pasar estas navidades en blanco”, aseguró Lidia Reinoso, quien acostumbraba a comprar carne para las hallacas en el Mercado Las Pulgas de Maracaibo todos los diciembres.

Los altos costos de algunos ingredientes han puesto a más de uno a pensar como suplirlos. Según varias fuentes de medios digitales «El 80% de los venezolanos manifestó que no harán este plato porque su salario es insuficiente. Algunos seguidores aseveraron que sí cocinarán hallacas pese a la crisis económica, pero no con todos los ingredientes. Un 7% de la audiencia, manifestó que le colocarán aceitunas y pasas, mientras que un 6% sostuvo que la rellenarán con cochino o gallina».

https://twitter.com/cheomb/status/1065778316475535361

Pan de jamón sin jamón

Para muchas panaderías, el costo de la harina de trigo se ha triplicado y seguirá en aumento para diciembre de 2018. En la ciudad de Maracay, los panaderos se quejan de lo difícil que se ha hecho comprar el jamón y la harina de trigo, que son los ingredientes básicos para elaborar el pan de jamón. “(…) estamos comprando material, pero poco a poco, para intentar ofrecer pan de jamón en diciembre”. El panadero aseguró que algunos establecimientos, están optando por hacerlos por encargo.

Lourdes Mejías de López, emprendedora en la ciudad de Barquisimeto, publicó a través de una cuenta de Instagram, sobre el aumento de precios prácticamente semanal de los ingredientes. A causa de ello, debe aumentar regularmente los precios del pan de jamón que vende. “(…) comencé a vender en octubre, de este año comprando el jamón en 420 Bs.S el kilo, ahora cuesta 3.000 Bs.S y tengo que vender en 1900,00 Bs.S sin ganarle mucho”.

Pan de jamón/foto: @rocafranc

Otros han optado por cambiar el jamón por mortadela, bologña y hasta diablito. En Ciudad Bolívar, Carmen Meléndez, asegura que desde el año 2017, elabora su pan de jamón casero y lo rellena con mortadela, pasas y unas pocas aceitunas. «En la creatividad está el gusto, cuando no tengo nada que echarle, hasta le pongo diablitos».

https://twitter.com/AdonayAlondra/status/1065787343360180224

Ponche crema casero y no el que comprábamos antes

El elevado costo del Ponche de Crema es apenas en el mes de noviembre de más de 4.200 Bs.S, por lo que muchos venezolanos han optado por prepararlo en casa comprando los ingredientes y colocándole el «toque especial de la casa» que más les guste. En lugar del ron, algunos optan por colocarle otro tipo de bebida más económica para darle el sabor del licor. Fermín Parra, asegura que él es quien prepara el Ponche crema en diciembre desde hace unos 5 años. Parra asegura que le coloca en lugar de leche condensada, flan de paquete, y en lugar del ron, usa otro tipo de licor mucho más económico que suple perfectamente la bebida tradicional decembrina.

 

Ponche crema/foto: @rocafranc

¿Estrenos o chivas?

Quienes se criaron en épocas de cierta bonanza en Venezuela como la que tuvimos en los 80´s y hasta la entrada del año 2000, recuerdan muy bien que estrenar ropa y calzado en diciembre era vital para poder celebrar la noche del 24 de diciembre y el fin de año el 31. Pero ya desde hace unos años, esta tradición navideña ha mermado en las costumbres de la población venezolana que ahora según numerosas encuestadoras, apenas trabaja y gana un sueldo para poder alimentarse y cancelar los servicios básicos que cada mes acusan recibo.

«Un blue jean en Venezuela puede costar un millón de bolívares: ciudadanos optan por reparar la ropa»/foto: El venezolano

Para estas navidades mucho venezolanos optarán por comprar calzado y prendas de vestir usadas o prestadas para poder celebrar las fiestas sin la sensación de que «algo nos falta». Romina y Marta Díaz de Caracas, aseguran que para este año van a vender muchas de sus prendas usadas en bazares que ahora se conocen como ventas de ropa «Vintage».

Mercado de ropa en Centro de Caracas/foto:eldiario.net

Las hermanas Díaz también venden sus prendas en Caracas, «(…) existen muchos sitios en donde algunos van en búsqueda de prendas bastante bien conservadas a precios accesibles «para estrenar» en estas navidades que prometen ser bastante cariñosas». Una de las hermanas nos comenta «(…) El 24 de diciembre nos vamos con una buena cantidad de ropa usada que está en perfectas condiciones y nos establecemos en varios mercados de ropa, allí vendemos todo lo que llevamos en tan sólo horas antes de mediodía del 24 de diciembre y el 31. Traemos sandalias, jeans, blusas, vestidos, carteras y otras prendas que la gente se lleva volando», asegura Romina.

 

 

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba