Actualidad NacionalEspecial País

Jardín Botánico lucha por sobrevivir ante fallas de servicios públicos

La crisis de los servicios públicos han afectado directamente a las 70 hectáreas del Jardín Botánico, donde no reciben agua desde hace ocho meses, y sus trabajadores han tenido la difícil labor de levantar este Patrimonio Cultural de la Humanidad luego de una ola de saqueos que sufrieron en el año 2017.

Las instalaciones de este jardín no tienen entrada de agua directa, por lo que dependen de un tanque de aproximadamente tres millones y medio de litros de volumen. Sin embargo, este líquido ingresa por los alrededores de Medicina Tropical en la Universidad Central de Venezuela (UCV), que funciona en estos momentos dándole prioridad al Hospital Universitario de Caracas, explicó el director del Instituto Experimental Jardín Botánico, Mauricio Krivoy, en una entrevista a Analítica.com.

En este sentido, Krivoy indicó que para suministrarse de recursos, han solicitado donaciones a organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, voluntarios y al Estado venezolano.

Asimismo, recordó que con los severos problemas de energía eléctrica en Venezuela, el bombeo de agua en la ciudad estuvo fuertemente afectado, especialmente durante el mes de marzo, y fue difícil para el Jardín Botánico conseguir cisternas con las que se pudiera abastecer el lugar, pues habían situaciones más grave que atender en las casas de los venezolanos.

La sequía también provocó la pérdida de diferentes especies, palmas y plantas acuáticas que necesitan al menos 700 mil litros de agua para poder mantenerse vivas.

Estamos empezando desde cero. Necesitamos agua, luz y seguridad.

Aunado a esto, en 2017 le fue retirado al Jardín Botánico la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que custodiaba las instalaciones,  por lo que a partir de ese momento, todo ese año estuvo lleno de saqueos. Los asaltantes lograron llevarse más de 300 metros de cableado externo, 64 equipos de aire acondicionado, más de 60 cámaras de seguridad, sistemas de computación y todos los materiales eléctricos del Instituto de Investigación, obra de Carlos Raúl Villanueva donde se alberga 450 mil muestras botánicas archivadas que pudieron recuperar luego de los actos vandálicos.

Actualmente, el director de Jardín Botánico apuntó que gracias a los esfuerzos que han hecho por darle vida a este sitio tan importante para la ciudad, consiguieron reincorporar a los efectivos de la Guardia Nacional. No obstante, resultó responsabilidad de la institución ubicar a este personal en aulas para alojarse, así como conseguir donaciones para cumplir con las tres comidas al día que requieren para su alimentación.

 Nuestra labor es mantener el enlace para poder mantenerlos. Tuvimos que conseguir una planta eléctrica para que tuvieran luz. Ellos anteriormente tenían un cuartel para 40 soldados que también fue desmantelado y se llevaron hasta el techo.

Se encuentra de pie el compromiso de los trabajadores que apuestan por este lugar, quienes poco a poco han podido recuperar instalaciones, como lo es el caso de la Biblioteca Henri Pittier, con el objetivo de rescatar el material histórico que poseen.  Igualmente, esperan que las condiciones puedan darse para salvar el Auditorio Mauricio Ramia y otras aulas del Instituto.

Biblioteca Henri Pittier ubicada en el Jardín Botánico / Foto: Analítica.com

 

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar