ActualidadActualidad Nacional

La lluvia no pudo con el Plantón Nacional en la av. Victoria

El dicho «llueve, truene o relampaguee», se hizo verbo este 15 de abril en Caracas. Las personas salieron de sus casas para asistir al Plantón Nacional convocado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a pesar de que el día amaneció frío y nublado. Junto a los dirigentes, diputados y activistas partieron desde los distintos puntos de la Capital hacía la avenida Victoria y el distribuidor Altamira.

A las 10:00 de la mañana ya se encontraban los manifestantes de oposición reunidos en la avenida Victoria cuando de repente cuatro carros y aproximadamente seis motos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) comenzaron a rondar a los manifestantes. Con los vidrios abajo, los efectivos -algunos con la cara tapada por un trapo hasta la nariz, otros con lentes o con la cara destapada- pasaron observando a todos los presentes. Esta acción que fue descrito por los manifestantes como «una represión silenciosa e intimidación», no surtió efecto en los presentes a pesar de que muchos se preguntaban «¿A quién van a meter preso?», todos continuaron en sus actividades y a medida que pasaba el tiempo, ya no huían del Sebin sino que les gritaban y le tomaban fotos.

La situación duro casi dos horas hasta que comenzó a llover y todos los efectivos se fueron, hasta la alcabala que se encontraba a una cuadra de donde estaban los manifestante, quedando solamente unos pocos policías quienes sentados cerca de un árbol observaban como las personas jugaban voleibol, fútbol y hasta pelotica de goma.

«Resistencia, resistencia»

La lluvia iba y venía, fuerte o llovizna pero esto no fue un motivo para que las personas se marcharan del lugar. «¡Resistencia! ¡El que se cansa pierde!», fueron las consignas que los jóvenes gritaban mientras seguían jugando voleibol para animar a todos los presentes.

Unos se resguardaban en los toldos de las panaderías -únicos locales que abrieron en la avenida Victoria- y otros se mantenían en la carretera, sentados, parados, acostados y jugando, pero «manteniéndose para hacer presión».

Muchos se desmotivaron cuando la lluvia se transformó en un «palo de agua», pero unas jóvenes al percatarse de la situación decidieron tomar la iniciativa y solas se sentaron en la vía a trancar el paso, esta acción hizo que los demás las aplaudieran y se animaran.

Aunque se escucharon la diversidad de ideas, unos más radicales que otros, untos aseguraron que no se moverían y que «la resistencia es ahora».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba