ActualidadActualidad Nacional

La represión aumentó las protestas de oposición en todo el país

Kimberly Valecillo/Jesús Abreu 

A las nueve de la mañana de este 19 de abril del 2017, con un clima a su favor, las personas salieron desde los distintos puntos de concentración convocados por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), distribuidos en el este y el oeste de Caracas.

La cantidad de personas que asistió a la convocatoria de la oposición superó las expectativas, a pesar de que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) han reprimido todas las marchas que se han realizado en lo que va del mes de abril. Los ciudadanos aseguraron «somos más y seguiremos adelante».

A las 10:00 am en la Plaza Francia de Altamira se encontraba repleta de ciudadanos; unos escuchaban los discursos de los dirigentes opositores y otros se encontraban en la carretera con un muñeco del presidente Nicolás Maduro con la bandera de Cuba y un cartel, pegados al cuerpo artificial, en el que se leía «no lo queremos», al mismo tiempo un vocero daba lectura a un documento a través del cual se declaravan en rebelión y «no saldrían de las calles hasta que Nicolás Maduro dejara la presidencia».

Sin embargo, una vez más su objetivo fue frustrado, en todos los accesos hacía el municipio Libertador se encontraban piquetes y paredes metálicas de los cuerpos de seguridad, a excepción de la avenida Solano frente al banco Mercantil, donde la PNB abrió paso para que la movilización oficialista continuara su camino.

Mientras tanto en Plaza Venezuela, a la altura de la UCV, la PNB intentaba convencer a una de las marchas opositoras para que se dirigieran al este de la ciudad en lugar de seguir su camino a la Defensoría del Pueblo. Le prometían escoltarlos y que la GNB no los iba a reprimir, pero al darse cuenta «de que lo que querían era desviar su ruta» hicieron caso omiso y se devolvieron al oeste de Caracas.

La represión no se hizo esperar

Aproximadamente a las 11 de la mañana, la GNB inició su represión en Bello Monte contra los manifestantes de la oposición. A diferencia de las marchas anteriores, las bombas eran lazadas una tras otra.

Así estuvo el ambiente en la autopista Francisco Fajardo, donde las personas describieron la situación como «horrible». Al sentirse ahogados y desesperarse, muchos pasaron por un puente que comunicaba con Bello Monte y otros no esperaron y se lanzaron al Guaire para huir de los gases lacrimógenos.

Los motorizados enfrentaron la represión

En la calle principal de Bello Monte, los motorizados decidieron tomar el mando y juntos hicieron frente a la represión por parte de los cuerpos de seguridad. Mientras la PNB los perseguía en motos y al mismo tiempo les lanzaba bombas, los manifestantes se alejaban para respirar y luego se devolvían; «vamos todos juntos», gritaban, y continuaban enfrentándolos.

En la autopista Francisco Fajardo, a la altura del CCCT, otro grupo de motorizados resistía y perseguían a funcionarios de la PNB que los reprimía con bombas lacrimógenas. En un momento, al tratar de retirarse para respirar, los funcionarios de la PNB agarraron a uno de los manifestantes y le quemaron la moto, para luego retirarse de la escena.

En Las Mercedes, desde el Centro Comercial Tolón y el Paseo Las Mercedes, una cantidad de manifestantes gritaban «autopista» en compañía del diputado José Brito, y aseguraron permanecer en las calles.

La retirada

En el distribuidor de Altamira, aproximadamente a las tres y media de la tarde, cuando ya una gran parte de los manifestantes que fueron reprimidos en la Francisco Fajardo regresaban en dirección hacia Los Ruices, tuvieron que acelerar el paso, pues un contingente de la GNB extremó el repliegue de manifestantes que corrieron hacia las avenidas Luis Roche y San Juan Bosco, en Altamira, para resguardarse de los gases lacrimógenos.

Un helicóptero, que de algún modo servía de guía desde el cielo para los distintos contingentes de las fuerzas de orden público, ubicaba una panorámica de la escena en el asfalto de la autopista.

Pasadas las seis de la tarde, a la altura de los Palos Grandes, manifestantes que protestaban en Altamira y Chacao, que fueron reprimidos en la autopista y replegados hacia diversas avenidas del municipio, fueron emboscados en la parte trasera del centro comercial Centro Plaza, una acción que dejó un saldo de al menos dos heridos por impactos de perdigones.

Hasta ahora, el saldo fatal de víctimas tras la movilización convocada por la MUD a escala nacional este miércoles 19 de abril es de dos personas fallecidas.

Distribuidor Altamira

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba