ActualidadActualidad Nacional

Las noches que El Valle y Coche recibieron lacrimógenas

Era viernes 21, dos días atrás, las noches en dos áreas del sureste de la capital no fueron las mismas. Barricadas, humo, fuego, calles cerradas, cacerolas que retumban y gases lacrimógenos, acabaron con la sospechosa tranquilidad nocturna que impuso la inseguridad en los sectores populares.

El segundo día de protestas en las parroquias El Valle y Coche, enclaves populares que hasta hace cuatro años eran bastiones del chavismo, lucen como la confirmación irrefutable de lo que estudios de opinión pública y análisis de especialistas políticos develan: el oficialismo es una fuerza política cada vez más disminuida, así como la popularidad del presidente de la República Nicolás Maduro.

Las parroquias El Valle y Coche fueron por años bastiones de la Revolución Bolivariana/Foto: EFE
Las parroquias El Valle y Coche fueron por años bastiones de la Revolución Bolivariana/Foto: EFE

Entre gases y recuerdos

La mañana del 21 de abril de 2017, la voz del expresidente Hugo Chávez, ampliada por el uso de cornetas y megáfonos en un camión, se podía escuchar —y se confundía con un fuerte cacerolazo— en la avenida Guzmán Blanco, la entrada del barrio El Estanque, en la parroquia Coche.

Era, sin duda alguna, una medida quizá desesperada por parte del oficialismo que, al ver que en una zona un tanto neutral pero con más inclinación hacia el chavismo, se levantaba poco a poco en protestas y cada vez con más fuerza desde el miércoles 19 de abril.

“La verdad es que ha sido horrible todo el olor de los gases, es como una asfixia”, dijo Carmen Villafania, una habitante de la urbanización Carlos Delgado Chalbaud, una de las más afectadas en la parroquia por los gases que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB)  ha lanzado sin discriminación alguna hacia las áreas comunes de los edificios a lo largo de toda la avenida Intercomunal de Coche.

Lo que inició como una protesta que al principio no tenía similitudes con las de otros sectores del oeste de Caracas, como El Paraíso y Montalbán, en dos noches mutó a una manifestación organizada en vista de la actuación de la GNB,  que con gases y perdigones ha reprimido a los manifestantes para que dejen de crear barricadas en la avenida.

“Está bien que sea así y no tiene por qué pararse. Esto tiene que ser todos los días. ¿Por qué no aceptan hacer una elección y que se acabe todo esto?. Aquí todos sabemos que no ganarán”, dijo Juan Martínez, un treintañero que lucía exasperado, tras dos noches de ataques con gases lacrimógenos.

La reproducción de un discurso incendiario de Chávez el viernes 21 de abril, en el recorrido del camión que estuvo rondando las calles de Coche por aproximadamente una hora, generaba extrañez en muchos de los transeúntes, incluso rechazo.

El pasado 19 de abril, la movilización de la oposición demostró, para sorpresa de muchos tanto en el Valle como en Coche, que el oficialismo no mantiene el control del que se ufana en sectores populares.

Los hechos recientes en las parroquias Coche y El Valle parecen reafirmar la estrategia de punto de no retorno, planteada por la oposición desde que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) anulara las funciones del Parlamento mediante dos sentencias y se produjera una escalada en las protestas.

“Por menos de esto ocurrió El Caracazo”

En El Valle habían sido tímidas las expresiones contra el Gobierno de Maduro, pero la noche del 20 de abril algo cambió: desde el Centro Comercial El Valle hasta el puente de Coche, varias calles fueron trancadas con barricadas de basura prendidas con fuego.

Esto derivó en la presencia de los organismos de orden público que hasta ahora solo habían reprimido en El Paraíso, La Vega, La Candelaria y algunas otras parroquias capitalinas. San Andrés, Cajigal y la calle 14 fueron los puntos más álgidos en El Valle.

En los dos primeros puntos -ya es oficial- se produjeron 11 muertes, ocho de ellos electrocutados y los tres restantes por armas de fuego. Esta fue la consecuencia del saqueo a una panadería en Cajigal.

En la calle 14 y en casi toda la Intercomunal de El Valle, los enfrentamientos se extendieron hasta las 3:00 de la madrugada. “Yo subí a las 5 de la mañana. Ahí los que estábamos era gente de todas estas calles; los saqueos no fueron pagados por nadie, fue la gente que tiene hambre”, relató un jovencito que confesó ser menor de edad. Según su testimonio, la mayoría de los manifestantes lo eran.

A las 8:00 de la noche del jueves 20 de abril, una barricada fue puesta en ese punto y para dispersarla, tal como ha ocurrido en Chacao o Altamira, llegaron dos tanques lanzando gases. La gente corrió hacia arriba, esperó a que el gas se disipara y volvió a bajar. Así se mantuvieron hasta la madrugada.

Momento en que es desalojado el Materno Infantil Hugo Chávez de El Valle/Foto: Twitter
Momento en que es desalojado el Materno Infantil Hugo Chávez de El Valle/Foto: Twitter

Cuando los tanques retrocedían, de los edificios lanzaban lo que parecían ser bombas molotov caseras a los vehículos militares. La escena era vista desde la calle 18 por vecinos que no lograban conciliar el sueño; algunos cacerolarearon, otros criticaban que lanzaran gases, mientras tanto las noticias llegaban como el humo lacrimógeno.

“Están desalojando el Materno Infantil”, comentó Ana Silva. La noticia le llegaba de un familiar en la zona que aseguraba que los efectos de las lacrimógenas habían afectado a los niños del Hospital, que lleva por nombre Hugo Chávez. También se supo de saqueos, “pero habrá que esperar hasta mañana para saber todo”, comentaban los vecinos de Silva. Luego se conoció que 53 pequeños fueron trasladados de ese centro de salud a otros de la ciudad.

Cerca de las 12 de la noche, vecinos de la 18 decidieron bajar y unirse a los saqueos. Abrieron una licorería ubicada en una antigua bomba en la entrada de la Carretera Panamericana, también otros locales, y finalmente saquearon la cauchera de una estación de servicio en el kilómetro 1 de la vía que conecta a Caracas con los Altos Mirandinos.

“Esto es nada comparado con El Caracazo, pero es que esta gente estafó al pueblo. Por menos de esto bajó el cerro el 27 y 28 de febrero. Hoy la gente tiene hambre. Con lo que tú te ganas en un día de trabajo no puedes comprar una bolsa de papas fritas, menos un cartón de huevos”, dijo Carmen González, una vecina del lugar.

Desagravio y represalia

Luego de las duras noches que han vivido las parroquias El Valle y Coche, y en “desagravio” al Gobierno nacional, Jorge Rodríguez, alcalde de Caracas, y el segundo vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, convocaron a sus simpatizantes a la plaza Alí Primera de El Valle la tarde del 21 de abril.

A las 2:00 de la tarde se concentraron en el lugar, en medio de un cacerolazo que en ambas parroquias les propinaron los vecinos. Allí lanzaron discursos en la misma onda retórica de todos estos días, desde que el 2 de abril la oposición, reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), y otros sectores decidieran declararse en “resistencia contra el régimen”.

Mientras esto ocurría, un despliegue de funcionarios de la Brigada Antiextorsión y Secuestro (BAE) del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), tomaron por asalto una casa de la calle 18 donde, presumían, se encontraba la mercancía saqueada la noche anterior.

La acción se inició a las 11:00 de la mañana y durante siete horas los funcionarios “con capuchas y armas largas, sin orden de allanamiento y tumbando puertas” se mantuvieron en el lugar, relató un vecino que pidió no ser identificado. “Eran unos 40 funcionarios”, agregó.

Al cierre de este texto se desconocía si se produjeron detenciones por esta acción policial. Tampoco se sabía si fue recuperada la mercancía.

“Aquí hubo vandalismo y eso no puede ser, pero tampoco es para que vengan a meterse en las casas como si todos fuéramos delincuentes”, reclamó el joven.

El video del tweet abajo muestra tanques lanza bombas y otros vehículos de la GNB usados la noche del 21 de abril para reprimir protestas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba