ActualidadActualidad Nacional

Lucha de poder entre bandas armadas mantienen en vilo barrios de Caracas

Aunque la pandemia del covid-19 ha disminuido la criminalidad en América Latina, en Venezuela persiste enfrentamientos entre bandas y ejecuciones extrajudiciales

Caracas se ha convertido en una zona de guerra entre bandas de delincuentes que gozan de poder en los barrios. Tanto en el este como en el oeste de la ciudad cuentan con un arsenal de armas.

La Asamblea Nacional acusó a la administración de Nicolás Maduro por permitir que los delincuentes porten armas de fuego de bajo y alto calibre, municiones y explosivos.

En este sentido, Nicolás Maduro se pronunció por primera vez luego de 6 días de enfrentamientos entre bandas de Petare, mostrando un video de José Socorro, alias «Pepero», quien afirmó que fue contactado por la DEA para que hablara con narcotraficantes bajo amenaza y así colaborar en el proceso. Por esto Pepero contactó a Richard Cammarano, supuesto amigo de Wilexis (quien maneja las bandas en Petare), para que realizara enfrentamientos sin ninguna baja, desviando la atención de los funcionarios y lograr la incursión de militares en La Guaira.

Minutos después, Wilexis, en una exclusiva con NTN24, aseguró que no tienen contacto con la DEA, ni están contra Maduro.

Aunque la pandemia del covid-19 ha disminuido la criminalidad en América Latina, en Venezuela durante las últimas semanas han ocurrido enfrentamientos entre bandas de Petare por disputa del territorio, además de ejecuciones extrajudiciales realizadas por las fuerzas de seguridad gubernamentales, según denunció el Observatorio Venezolano de Violencia.

«Solo el Estado puede poseer y usar armas de guerra»

Según el artículo 324 de la Constitución de Venezuela, solo el Estado puede poseer y usar armas de guerra, además la Fuerza Armada Nacional será la institución competente para reglamentar y controlar todo lo relacionado al porte de armas en el país.

Aquí nace la pregunta de cómo estas bandas están tan armadas en Venezuela. Según la diputada Delsa Solórzano, existe complicidad de la administración de Maduro para que los delincuentes puedan acceder a las armas.

“Indudablemente para que estos delincuentes puedan acceder a las armas, es necesario que haya complicidad del régimen, lo cual demuestra que perdió el control de la seguridad nacional, ya que no tiene un plan para proteger a la ciudadanía y neutralizar a estos grupos que azotan a la población”.

Zonas de paz a zonas de guerra

Las Zonas de Paz era un proyecto impulsado por el Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, que coordinaba el viceministro José Vicente Rangel Ávalos en 2013.

Dicho proyecto tenía como finalidad lograr la pacificación de bandas en los barrios, y para lograr esto hubo un presunto acuerdo donde los funcionarios policiales no podrían ingresar a la localidad para realizar operativos a cambio de que los delincuentes de la zona no cometieran crímenes.

Esto generó el incremento de bandas delictivas para tener el poder de las localidades, como ocurre en el oeste de Caracas, donde Carlos Luis Revette, alias el Coqui, es uno de los líderes que se ha adjudicado diversos enfrentamientos con funcionarios del Estado y mantiene el control de tres barriadas: El Valle, El Cementerio y la Cota 905.

Aunque Petare no pertenece a las zonas de paz, se ha evidenciado en estos últimos días el control armado que tienen las bandas en las diversas zonas como en José Félix Ribas, mientras que los funcionarios policiales no controlan la situación.

“No pueden neutralizarlos debido a que tienen una capacidad de fuego mayor a la que poseen los funcionarios policiales”.

Diputada Yajaira Forero.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba