Actualidad Nacional

Madres adolescentes cohabitan con la ignorancia, el machismo e incapacidad económica

La ignorancia, la desinformación, el machismo y la incapacidad económica son las cuatro características principales que dio el psicólogo social y especialista de programa de jóvenes adolescentes de la Asociación Civil de Planificación Familiar  (PLAFAM) , Leonardo Pérez, al indicar que estas aristas son las que imperan en la sociedad venezolana, tras ser posicionada, para el 2018, como el tercer país con la tasa de embarazos precoces más altas de Latinoamérica y el Caribe.

Según el informe publicado recientemente por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), Venezuela se ubica en la posición número 95, después de Ecuador y Honduras de embarazo adolescente.

América Latina y el Caribe es la única región del mundo con una preocupante tendencia ascendente de embarazos en jovencitas menores de 15 años, según este estudio. Se estima que, cada año, 15% de todos los embarazos de la región son de menores de 20 años y 2.000.000 de niños nacen de madres con edades entre los 15 y los 19 años. Aunque en los últimos 30 años la tasa de fecundidad total disminuyó en la región, las cifras entre adolescentes solo se redujeron ligeramente.

“El embarazo no planificado en adolescentes no es un problema reciente ni en el país ni en la región. Se comienza a conceptualizar como problema desde el siglo pasado, porque digo que se comienza a conceptualizar porque antes no era un problema. Recordemos que nuestras abuelas se casaban a los 15 años y a los 16 ya tenían a su primer hijo, esto era visto normal, algo ya esperado por la sociedad”, dijo el especialista al referirse que la concepción temprana en Venezuela se ha venido notando desde los años 80.

En ese mismo orden, el doctor destacó que a pesar de la información brindada en los sectores más vulnerables mediante talleres de formación sexual muchas jovencitas tienen la creencia que para ser mujer deben ser madres.

“Esta idea que existe ahora, que la reproducción es para personas mayores de edad o para una pareja estable, choca con la creencia (en sectores populares) que se es mujeres cuando se es madres, entonces ya está sería una de las causas psicosociales del porque la tasa de embarazos no planificado es alta en el país”, explicó.

Reportan tiroteo en barrio José Félix Ribas

En una entrevista para Analítica.com, Pérez indicó que en las comunidades más pobres del país, específicamente en las barriadas, la maternidad se ha vuelto un proyecto de vida para muchas jovencitas por una cuestión de supervivencia.

Existen circunstancias de ámbito social y familiar que dan pie a los embarazos precoces en la sociedad: «La mayoría de las jovencitas se involucran con hombres que son 10, 15 hasta 20 años mayor que ellas. Estos hombres se aprovechan de la vulnerabilidad de estas niñas, mientras estas tienen la creencia que al embarazarse tienen amarrado al hombre, como se dice coloquialmente», sostiene el especialista.

En las comunidades más vulnerables del país – prosiguió Pérez, – como los barrios, las mujeres toman cierto reconocimiento cuando son madres. Esto se ha convertido como uno de los impactos sociales que refuerzan a la adolescente para tener más hijos

Ademas, indicó que existen otros factores referenciales como la cultura criminal o el machismo en estas zonas populares como “el malandro” o “el pran” que son las personas que tienen más poder dentro de estos entornos de violencias en las sociedades. «Es por ello que muchas veces estas jóvenes optan por darle un hijo a un hombre que tiene mucho poder en su comunidad», dijo.

Antes estos escenarios, el doctor asegura que muchas veces es difícil reprocharle a un adolescente que elige la maternidad a muy corta edad. Entendido que también son víctimas de violencias, desinformación y carencias económicas.

Plafam promueve actividades para ejercer a sexualidad correctamente

La institución, Plafam no solamente ofrece métodos anticonceptivos a costos accesibles, en sus cuatro clínicas ubicadas en la gran Caracas, sino que también proponen como una de las soluciones, una educación con un esquema atractivo para los jóvenes. «La siembra de valores a través de talleres, obras de teatro, foros entre otras actividades muestran como de manera educativa y preventiva se de ejercer la sexualidad correctamente» afirma el especialista.

Precios de anticonceptivos en Plafam:

Condón: Bs S 2,5 la unidad hasta 10 al día por persona y 60 al mes.

Dispositivo intrauterino (T de cobre) y sistema intrauterino hormonal: Bs S 855.000. El precio incluye prueba de embarazo, cita ginecólogica, dispositivo e inserción.

-Implante subdermico (cuando esta disponible, actualmente agotado): Bs S 1.655,00 igual que el diu, precio incluye todo.

-Anticonceptivas inyectable por 3 meses: Bs S 250 cada una.

Pastillas anticonceptivas (disponible varias marcas): Bs S 50 el blister 1 mes.

Menores de 21 años pagan un precio preferencial (entre 10 y 20% menos dependiendo de método y servicio).

Para mas información puede ingresar:  www.plafam.org.ve

 

Sin embargo, a pesar de la desinformación, la falta de interés en la población y los problemas económicos que enfrenta el país ha sido un detonante para el bolsillo de estas niñas, puesto que muchas de ellas no tienen una autonomía económica para adquirir los anticonceptivos correspondientes y así evitar un embarazo o enfermedades de transmisión sexual.

 

Precios de anticonceptivos en farmacias

Condones: El precio varia entre Bs. S 150,00 y Bs. S 380,00

Pastillas anticonceptivas:

Etinor en Bs. S 1.800,00 la caja de 3 blister

Trienor en Bs. S 1.500,00 la caja de 3 blister

Estracip en Bs. S 3.100,00 la caja de 3 blister

-Inyección Depo-provera: Bs.S 2.000,00 de 3 meses de duración

Implante sub-dermico Jadelle: Bs. S 17.000,00

Hablan las  madres adolescentes

Alexandra González de 23 años: «Me enteré que estaba embarazada a los 17 años (…) Nunca nos referimos a mi embarazo como un error, estábamos dispuestos a luchar y seguir adelante. Aunque no niego que antes de que todo el mundo lo supieran pensé más de una vez en abortar. Al principio mis padres no me apoyaron, luego que nació la niña y su actitud cambio. Sin embargo, me hubiese planteado un proyecto de vida, terminar mis estudios y tener una independencia económica estable».

Mónica Corona de 24 años: «Tuve a mi niño a los 17, no me cuidaba, no usaba ningún tipo de método anticonceptivo porque nunca veía la regla. Me confiaba, tenías relaciones sexuales con el papá de mi hijo hasta que un día descubrí que tenía cuatro meses de embarazo. Estaba llena de miedos y de dudas, quería abortarlo, pero no fui capaz. Mis padres me apoyaron en todo lo que necesitaba. A pesar de todo el respaldo que tuve por la llegada del bebé, debí estar atenta y disfrutar mi juventud antes de tener un embarazo sin haberlo planificado».

Michell Bonadiess de 22 años:  «Nunca tuve información sobre prevención, ni anticonceptivos. Me enamoré y salí embarazada dos veces, me engañaron, me trataron mal, incluso me violaron (…)  Me falto información sobre planificación familiar y  prevención (…) Ahora entiendo lo importante de tener proyecto de vida y tener metas a los 16 años, pero  la realidad es que tengo dos hijos por quein  luchar y seguir adelante. Seguiré trabajando y esforzándome para que a ellos no les pase lo mismo que a mi».

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba