Actualidad Nacional

Maduro reforma su gabinete y sustituye a Jorge Areaza como canciller

Como parte de la reforma de su gabinete, nombró ministro del Interior, Justicia y Paz al almirante en retiro Remigio Ceballos, quien hasta julio fue jefe del Ceofanb

 Nicolás Maduro, anunció este jueves una reforma de su administración que incluye la sustitución de Jorge Arreaza como ministro de Relaciones Exteriores, cargo que ocupará el actual embajador en China, Félix Plasencia.

El anuncio lo hizo Maduro por sorpresa y a través de Twitter, donde informó que Arreaza, canciller desde 2017 y considerado como una persona muy próxima al mandatario, pasará a ocupar el Ministerio de Industrias y Producción Nacional.

«Con su capacidad de trabajo, inteligencia y compromiso, avanzaremos con mayor fuerza en la dinamización de las fuerzas productivas de la patria. Producir todo en Venezuela», escribió el gobernante en Twitter.

El impulso de la economía venezolana y la producción industrial es uno de los asuntos a los que más se ha referido Maduro desde hace meses y, este mismo miércoles, aseguró que «la prioridad» de las negociaciones iniciadas con la oposición en México «es el crecimiento económico».

Tras conocerse su nuevo cargo, Arreaza se mostró «honrado de haber servido» al «pueblo valiente en momentos tan difíciles».

«Años complejos de agresiones constantes en todos los frentes. Superamos cada ataque del imperialismo con profundo patriotismo, firmeza y la sabia guía del presidente Maduro», aseveró.

Arreaza sustituirá en el Ministerio de Industrias a Tareck El Aissami, quien se mantiene como ministro del Petróleo y vicepresidente Sectorial de Economía.

No obstante, la ministra de Economía es la actual vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, a quien un día antes pidió un impulso que le permita al país llegar a un modelo «postrentista petrolero».

Acerca de su cargo, el nuevo ministro de Industrias explicó que tiene «un desafío inmenso», el de «aportar a la recuperación productiva del país, a pesar del bloqueo y las dificultades».

Mantenimiento de la «diplomacia por la paz»

Poco después de conocerse el nombramiento, Plasencia aseguró en Twitter que lo recibe «con gran compromiso y orgullo», ante lo que Arreaza auguró que logrará el éxito de «la diplomacia bolivariana de paz».

«Cuenta incondicionalmente con nuestra experiencia acumulada en la lucha para garantizar el éxito definitivo de la diplomacia bolivariana de paz», replicó Arreaza a Plasencia en esa misma red social.

Como parte de la reforma de su gabinete, Maduro nombró ministro del Interior, Justicia y Paz al almirante en retiro Remigio Ceballos, quien hasta julio se desempeñó como jefe del Estado Mayor del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb).

El Comando Estratégico Operacional de la FANB es «el máximo órgano de planificación y control estratégico operacional, específico, conjunto y combinado» de las Fuerzas Armadas, con lo que su jefe ocupa el tercer escalafón en la línea de mando tras el mandatario y el ministro de Defensa.

Ceballos será también vicepresidente de la gestión de Maduro para la Seguridad Ciudadana, según detalló Maduro, quien exaltó «su experiencia en la FANB y gran capacidad ética, moral y lealtad a la patria».

Sustituye en ambos cargos a la también almirante Carmen Meléndez, elegida en las primarias del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) como candidata a la alcaldía de Caracas en las elecciones del próximo 21 de noviembre.

El líder del chavismo también nombró a Yelitze Santaella como ministra de Educación en sustitución de Eduardo Piñate, quien aspirará a ser gobernador del estado Apure, el próximo 21 de noviembre.

Un nuevo vicepresidente

Por otra parte, el jefe de Estado venezolano designó al ministro de Deportes, Mervin Maldonado, como vicepresidente para el Socialismo Social y Territorial.

Su tarea, que hasta el momento desarrollaba Piñate, será la de «cumplir con la misión de lograr la máxima felicidad y el bienestar del pueblo venezolano» y estar «siempre junto al pueblo».

Al frente del Ministerio para la Mujer y la Igualdad designó a Margaud Godoy, gobernadora del céntrico estado Cojedes, que sustituirá a Carolys Pérez.

«Somos una revolución, eminentemente, feminista», subrayó el presidente venezolano acerca de su movimiento político.

Finalmente, nombró a otro militar, el almirante William Serantes Pinto, quien fue comandante general de la Armada hasta julio pasado, como ministro de Desarrollo Minero Ecológico, en sustitución de Magaly Henríquez.

«Con su profesionalismo, capacidad, compromiso y lealtad a la Patria, continuará diversificando la economía en este importante sector, siempre protegiendo el ecosistema», concluyó Maduro. 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Siguen con los mismos rojos chacales lamebota de los cubanos de siempre.
    Ahora el yerno inùtil va a seguir siendo inùtil en otro cargo.
    Mientras el tìtere de los castro en Caracas habla de «impulso a la economìa venezolana» deja que los uniformados sigan extorsionando los chofères en las gasolineras, donde a diario el sector transporte no solo PIERDE dòlares, que se roba la corrupciòn revolucionaria en uniforme, sino tambièn millones de horas de trabajo CADA DÌA! De la 09:00 p.m. del martes hasta las 05:30 p.m. del mièrcoles, o sea 20 horas y media, a la espera de echar gasoil…Y NADA! con el bus casi a seco.
    No es que faltan gasolina y gasoil: todo es una estrategia para que los militares sigan cobrando, y se queden asì satisfechos.
    Pero no es asì que se «impulsa la economìa», solo se empobrece aùn màs quienes solo piden de trabajar. Y se pone aùn màs en crisis el transporte.
    Lo ùnico que funciona en Venezuela es la corrupciòn. Pero eso es contrario al progreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba