ActualidadActualidad NacionalLa Salud

Médicos afirman que Venezuela necesita con urgencia vacunas de calidad para tratar el covid-19

El seminario contó con la participación de los los médicos infectólogos Julio Castro y Manuel Guzmán Blanco, en compañía del doctor Enrique López Loyo, presidente de la Academia Nacional de Medicina, y el médico virólogo José Esparza

En las últimas semanas, en Venezuela los casos positivos y los decesos por coronavirus han presentado un importante aumento, situación que ha sido catalogada por los profesionales de la salud como una segunda ola de contagios, principal consecuencia de la flexibilización de las medidas por parte de la administración de Nicolás Maduro durante las fiestas decembrinas y el asueto de Carnaval. 

La nueva ola de contagios, de mayor impacto que la anterior, en un país que atraviesa una crisis política, social y económica complica el panorama y dificulta un posible plan de vacunación para la población. 

Por tal motivo, los médicos infectólogos Julio Castro y Manuel Guzmán Blanco, en compañía del doctor Enrique López Loyo, presidente de la Academia Nacional de Medicina, y el médico virólogo José Esparza, participaron en el seminario virtual de Analítica: “La urgencia de la vacunación en Venezuela”, donde compartieron sus opiniones profesionales sobre la actual disyuntiva.

La realidad de las cifras de coronavirus en Venezuela 

El médico infectólogo Manuel Guzmán Blanco explicó que en las últimas semanas del mes de marzo se registró un pico de asistencia a las emergencias del país por infección respiratoria, pacientes que según destacó, no pudieron realizarse una prueba de diagnóstico de covid-19. 

En este sentido, señaló que Venezuela ha superado la cifra de fallecidos semanales, en comparación a lo reportado entre agosto y septiembre de 2020, cuando el país enfrentaba la primera ola de contagios. 

Detalló que actualmente la Nación se enfrenta a un mal momento de casos positivos y fallecidos por infección respiratoria aguda, “en un momento donde el virus circulante es coronavirus, y no influenza”. 

Durante su intervención, Guzmán Blanco expuso el verdadero panorama dentro del Hospital Centro Médico de Caracas, donde solo en el mes de marzo ingresaron 134 personas, una cifra que superó lo registrado en febrero y enero de 2021 y agosto de 2020. 

Destacó que la mayoría de los pacientes ingresan al hospital al séptimo u octavo día de haber presentado los síntomas. Aseguró que el promedio de edad es de 61 años, sin embargo, indicó que el número de personas jóvenes ha ido en aumento.  

“Esto, habla de un comportamiento distinto del virus, el cual afecta a una población más amplia”.

Asimismo, sostuvo que 87% de los pacientes ingresados al centro de salud han logrado superar el virus. Solo 10% han fallecido a causa del coronavirus.

A su vez, afirmó que 16% de los pacientes necesitaron atención de terapia intensiva hasta el mes de marzo. 

Denunció que uno de los sectores más afectados por la pandemia en Venezuela ha sido el gremio de la salud. 

De acuerdo a información recopilada por la ONG Médicos Unidos por Venezuela hasta el pasado 5 de abril de 2021, 442 miembros del personal de salud habían perdido la vida por el coronavirus. 

Señaló que al comparar dicho número con los datos aportados por el Ministerio de Salud hasta el 6 de abril de 2021, “más de la cuarta parte de fallecidos en el país han sido miembros del personal de salud”. No obstante, advirtió que considera que la cifra total de fallecidos es mayor. 

Referente a las vacunas contra el coronavirus, Guzmán Blanco enfatizó que las mismas están destinadas a proteger y disminuir la tasa de mortalidad por coronavirus. 

Sobre Venezuela, dijo desconocer cuándo podría iniciarse un plan de vacunación masivo dirigido a la población para detener la propagación del virus, a pesar de que el país cuenta con aproximadamente 750.000 vacunas. 

En este sentido, aseveró que cualquier retraso por parte de la administración de Nicolás Maduro significa un riesgo para la vida de los venezolanos, por lo que subrayó que Venezuela necesita “urgentemente” una vacuna de calidad para controlar el virus. 

Venezuela y el mecanismo Covax 

Por su parte, el médico infectólogo Julio Castro indicó que la capacidad de atención del paciente en los centros de salud se ha visto “severamente comprometida” por la llegada del coronavirus. 

Advirtió que el mes de abril será crítico, puesto que los datos preliminares arrojan que la capacidad de ventiladores ocupados en territorio nacional estará por encima del 50% como consecuencia de la magnitud de la nueva ola de contagios que enfrenta Venezuela. 

A juicio del doctor Castro, la afluencia en la primera onda pandémica “fue mucho más lenta y paulatina” ya que nunca se llegó al punto base. 

El médico infectólogo señaló que a través de la mesa técnica nacional, conformada por varios actores políticos, cuyo objetivo es permitir el acceso de Venezuela al mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estableció un acuerdo con el Ministerio de Salud “para descongelar bienes, con el propósito de mejorar los equipos de protección y traer insumos para los hospitales centinelas”. 

Detalló que, dicha negociación habría sido por 25 millones de dólares, de los cuales $20 millones estaban destinados para equipos e insumos. Por su parte, los $5 millones restantes buscaban mejorar la plataforma diagnóstica de Venezuela con equipos de antígenos a través de un programa de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). 

“Se trajeron al país 28 equipos de diagnóstico por antígenos, es decir, pruebas rápidas, las cuales deberían de dar un rendimiento promedio de unas 8.500 pruebas al día”, aseguró. 

De igual manera, dijo que, según la propuesta realizada por la administración de Maduro en su momento, los equipos iban a estar destinados a los hospitales centinelas del país. 

Sin embargo, estos “deciden enviarlos a unidades de salud pública y sanitarias que no están preparadas para la atención de pacientes con coronavirus”. 

Expresó que según el informe compartido por la OPS, Venezuela ha realizado 21 mil pruebas de diagnóstico, cuyos datos desconoce si han sido incorporados al reporte diario del coronavirus. 

“Nunca se han dicho cuántos casos son positivos o negativos (…) Después de un año, no tenemos esa información”,explicó. 

Informó que según cifras no directas, en el país se estarían realizando entre 2.500 a 3.000 pruebas PCR al día, en comparación a países como Colombia y Chile, que hacen entre 40.000 y 60.000 pruebas diarias, respectivamente. 

Al mismo tiempo, Castró aseguró que el equipo humanitario ha estado trabajando para permitir la entrada de Venezuela al mecanismo Covax, donde el país tiene reservado casi 12 millones de vacunas, destinadas para inmunizar a 5.2 millones de venezolanos. 

Sumado a esto, destacó el acuerdo firmado por la administración de Nicolás Maduro con el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Rusia. En este sentido, aseguró que el país contaría con un total de 22 millones de vacunas para inmunizar a 11 millones de personas. 

“Con esto se debería vacunar al 100% de la población vulnerable y personal de salud”

Asimismo, dijo desconocer la estrategia implementada por el chavismo para el uso de la vacuna china Sinopharm. En cuanto a la vacuna rusa Sputnik V, indicó que una pequeña cantidad ha sido aplicada a personas que no pertenecen al personal de salud. 

Finalmente, explicó que el proceso para la compra de vacunas suele tardar entre cinco y seis semanas. Por lo que, estimó que para el mes de mayo debería de arribar a Venezuela el primer cargamento de vacunas del Covax, siempre y cuando no existan inconvenientes. 

“Los venezolanos no son conejillos de indias” 

Durante su ponencia, el médico virólogo José Esparza reiteró que las vacunas contra el coronavirus tienen altos índices de eficacia. 

No obstante, también dijo desconocer el número de personas que han sido vacunadas en Venezuela y cuáles aspectos se han tomado en cuenta para su selección. 

Acotó que, según información no oficial, solo 200.000 venezolanos han sido inmunizados, lo que representa 1,3% de la población. 

Sobre este aspecto, señaló que la administración de Nicolás Maduro ha priorizado a los políticos en los planes de vacunas, a pesar de las recomendaciones realizadas por los organismos de salud internacionales. 

Además, aseguró que en Venezuela se ha desarrollado un mercado negro de vacunas, por lo que pidió a las personas tener cuidado “nada garantiza que el fármaco sea real”, dijo.  

Indicó que la Soberana 2 y Abdala son realmente candidatos a vacunas cuyos datos científicos son desconocidos. En este sentido, reprochó que la administración de Maduro pretenda inmunizar a la población con estas vacunas “sin saber de qué se trata”. 

“Los venezolanos no podemos ser conejillos de indias para la prueba de vacunas (…) Ya existe un clamor popular para exigir al gobierno que cumpla con su responsabilidad; proteger la salud pública de los venezolanos y traer vacunas con la rapidez posible”, subrayó Esparza.  

Sobre la compra de las 10 millones de vacunas rusas, el médico virólogo aseguró que el Ejecutivo Nacional no ha cancelado el dinero, a pesar de los anuncios realizados por los voceros de Maduro, situación que ha impedido la llegada de las dosis al país. 

Finalmente, acotó que, aunque 70% de la población adulta sea vacuna, “todavía no vamos a alcanzar la inmunidad del rebaño (…) Las personas menores de 16 años que no sean vacunadas sirven como reservorio al virus”. 

Denuncian subregistro de las cifras de coronavirus 

El presidente de la Academia Nacional de Medicina, Enrique López Loyo, afirmó que la institución ha logrado determinar que, en la actualidad, existe un subregistro de casos y muertes por coronavirus en Venezuela. 

Aseveró que el país se encuentra en medio de una fase de infección activa. “Las cifras oficiales solo evidencian un subregistro. Lo correcto es que todo lo que se oiga sobre cifras oficiales se múltiplen por diez”. 

A su vez, aseguró que Nicolás Maduro ha decidido ignorar las directrices realizadas por las Academias del país en junio de 2020, donde exponían la implementación de medidas de prevención justas y adecuadas a la realidad del país. 

Además, resaltó que parte de lo que sucede se debe a la “normalización no decretada” en diciembre de 2020 cuando se realizaron las elecciones parlamentarias. “Esto no era ponerse del lado del pueblo, sino de un interés ideológico que hemos criticado”, aseveró. 

Enfatizó que, ante el panorama crítico que enfrenta el país, la Academia Nacional de Medicina ha buscado establecer una orientación institucional al estado y a la comunidad, a través de una comisión ad hoc, para instaurar un plan de vacunación equitativo. 

“El plan debe de tener un carácter nacional, progresivo y simultáneo, además debe respetar las prioridades de los grupos poblacionales y el principio de equidad”, dijo durante su intervención. 

Según estableció, Venezuela necesita 30 millones de vacunas para inmunizar a 15 millones de personas y garantizar la protección colectiva. 

Pero dijo que a pesar de lograr una “nominal” en la mesa técnica, esta no se ha reunido.  

“Se deciden cosas que no han sido discutidas (…) En el último mes no ha aparecido ninguna reunión formativa e informativa sobre la estructuración de un plan único de vacunación”, denunció. 

En este sentido, criticó que el plan de vacunación establecido por Maduro no responda a los criterios de prioridad. 

Sobre lo que ocurre con el sistema Covax, López Loyo subrayó que el mismo no debe convertirse en un “pulso entre tendencias” ya que la única víctima será el venezolano. 

“El hecho sanitario no puede ser secuestrado por la conveniencia política. No es posible que en los informes estén políticos hablando del problema sanitario y al lado no haya ningún médico”, alertó.

De igual manera, pidió que a pesar del coronavirus no se dejara de lado la presencia de otro tipo de infecciones en las poblaciones del país. 

“Todo el mundo se olvidó de eso (…) Hay que abonar un camino donde el Estado no tenga la capacidad de mantener un olvido sistemático de responder a los requerimientos del país”. 

Al mismo tiempo, aseguró que el plan nacional de vacunaciones se encuentra en el olvido. “No es solo hablar de covid-19”, subrayó.

El médico lamentó que Venezuela se encuentre entre los peores países para enfrentar la pandemia. “Necesitamos trabajar adecuadamente y sin elementos de corrupción que intermedien los  recursos del país a la población”, dijo. 

“La situación de emergencia humanitaria completa y el debacle económico siguen siendo factores que deben de ser enfrentados de forma rápida para revertir los efectos de la pandemia”, subrayó, a la vez que reiteraba que Venezuela necesita vacunas de calidad. 

Finalmente, concluyó que la Academia Nacional de Medicina hará lo que esté a su alcance para que la situación que ocurre en la actualidad sea conocida por las generaciones siguientes. 

“Mientras tanto, esperamos seguir contribuyendo a que las políticas sanitarias generen un plan de vacunación robusto y efectivo para todos los venezolanos”. 

Si deseas disfrutar el resto del foro “La urgencia de la vacunación en Venezuela” de Analítica, puedes hacer clic en el siguiente enlace:

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba